Posted by : Víctor Dallos 11/10/18


Cinco guerreros unen sus fuerzas para enfrentar al mal. Magia, flechas y espadas se cruzan en un juego de golpes con tintes RPG.

CONTACTO INICIAL


En la reseña de The Knights of the Round les comenté que adquirí este juego en una de esas cacerías de cambios y comprar de juegos por los locales de alquileres de películas de los 90, esos ya no existen en la actualidad. Podía elegir entre King of Dragon y el juego de caballeros del Rey Arturo, pero elegí este por la carátula (Tenía un dragón…no tengo que explicar nada más), mi amigo se llevó el otro.

Al llegar a casa pusimos primero el juego de mi amigo por que debía irse temprano a casa y se llevaría el Knights of the Round con él. Pasamos gran parte de su juego y probamos luego el mío. Mi primera impresión fue que cometí un error, pues los juegos eran muy parecidos y con el agravante de que el mío a primera vista era menos atractivo, tenía más personajes a elegir, epro eran más pequeños y menos detallados.

Cuando me quedé solo pude probarlo con más detenimiento y me alegré mucho pues vi las diferencias importantes y me gustó más a largo plazo.

HISTORIA


No se nos explica nada al principio. Sencillamente nos dan a elegir entre cinco personajes ataviados con ropajes muy diferentes e incluso dos eran de razas fantásticas, un elfo y un enano. Al avanzar durante los primeros niveles vemos que hay una invasión de guerreros verdes y rescatamos a un aldeanos quien nos dice que el terrible Dragón Rojo a despertado y que sus secuaces están atacando. Nos disponemos entonces a cruzar el reino para enfrentar al gran mal y a los malvados ayudantes que lo apoyan.

La historia se cuenta en textos cortos que nos refieren algunos personajes que rescatamos o enemigos que nos amenazan antes de enfrentarlos. Si bien no es revolucionaria está bien dirigida y cuando lo jugué por primera vez me gustó mucho pues acababa de conocer los libros de Tolkien y me encantó jugar algo que yo ubiqué en ese mundo.

JUGABILIDAD


Estamos ante un clásico Beat’em Up, pero con suficientes toques propios como para hacerlo resaltar de entre el montón. Para empezar tendremos a cinco personajes seleccionables y con alcance, velocidad, vida y fuerza diferentes. El elfo es muy frágil, pero su arco y flechas le permite atacar a la distancia y moverse para evitar el daño, el mago también puede atacar de lejos, pero su rango y movimiento es más limitado, lo compensa con mayor contundencia en sus hechizos. 

Por otro lado tenemos al clérigo quien resiste más golpes al usar un escudo, pero debe acercarse para golpear, el guerrero y el enano también deben acercarse, pero uno da golpes más fuertes y el otro se puede mover más rápido entre los enemigos. Todos cuentan con un ataque mágico secundario que les resta algo de vida, al principio el riesgo de usarlo es mucho, pero a medida que avanzamos en el juego se hace menos significativo y su uso se torna estratégico.


Al golpear cofres o derrotar enemigos estos nos darán pociones o alimento para nuestra salud, gemas flotantes que podremos romper a espadazos para liberar un hechizo de ataque o también oro que nos permitirá ganar experiencia. Esta última parte le da progresión a nuestro personaje, pues irá subiendo de nivel, mejorando la salud y el daño que puede hacer nuestro guerrero. También encontraremos mejores armas o accesorios que se equiparán automáticamente cambiando el alcance y poder de nuestros golpes.

La mecánica del juego es bastante simple, solo daremos golpes y saltaremos, no tendremos combos, ni agarres, ni súper poderes como en otros juegos del género, pero la opción de lanzar nuestro ataque secundario y la progresión de nivel hacen entretenido.


El juego cuenta con más de una docena de niveles que son cortos pero muy variados, además los jefes de cada escena atacan de maneras diferentes y estéticamente son variados. Se repiten los esbirros menores con variaciones de colores, pero hay suficiente variedad en sus ataques como para no sentirlos repetitivos.

Al morir podremos continuar justo en donde nos quedemos, esto facilita el juego y los hace divertido. Además contamos con modo a dos jugadores que aunado con los diferentes tipos de personajes le da alta rejugabilidad al título.

GRÁFICOS


A primera vista pueden parecer inferiores a varios juegos del género en la consola. Los sprites nos son tan grandes y detallados como en Final Fight o Knights of the Round y los protagonistas, si bien se ven bien, no son tan detallados como en esos otros juegos y varían mucho en sus atuendos. Las armas y accesorios que vamos encontrando cambian un poco, pero no varían mucho la presentación del personaje. 

Los ataques de los personajes van mostrando algunos cambios, el mago, por ejemplo, empieza lanzando una bola de fuego y termina expeliendo rayos de sus manos. Otro cambio que no es muy impactante pero que se agradece.


En donde el aspecto gráfico tiene mayor cuidado es los escenarios y en los enemigos finales. Empezamos recorriendo un bosque para meternos en unas cavernas, escalar un castillo, recorrer ruinas y catacumbas. La ventaja de los niveles cortos está en que cada uno es diferente, dando mucha variedad y vistosidad a los mismos.

Los enemigos menores también son variados, tendremos orcos, esqueletos y momias entre otros; y si bien se repiten con variaciones de colores, son suficientes como para no aburrirnos o sentirlos repetitivos. Los jefes finales también son muchos, diferentes y de muy buen tamaño.

SONIDO


La música del juego no es memorable. Tendremos muy buenas composiciones pero tiene un ciclo corto y son muy parecidas entre si. Afortunadamente la longitud reducida de los niveles nos permite escucharla sin detectar esta repetición. Los efectos de sonido tampoco se salen de los ruidos y gritos que Capcom nos mostró en los 16bits, con un grito gracioso al subir de nivel y que ya hemos escuchado en varios juegos.


COMENTARIOS FINALES


Junto a las Tortugas Ninja y Captain Commando, estamos probablemente ante uno de los mejores juegos del género en SNES. El port estuvo muy bien logrado aunque la versión de Arcade es notablemente superior, con más personajes en pantalla, sprites de mayor tamaño, mejores interfaces gráficas y modo a tres jugadores.

Lamentablemente en la época solía cambiar los juegos para procurarme otros, este se ha hecho difícil de encontrar en su cartucho original. Aprovechando la compilación de Beat'em Ups por parte de Capcom de 2018 podremos revivir muchos de estos juegos de un género que tuvo joyas en sus años dorados. Este es uno de los más divertidos.





El juez goomba dice… ¡Comprable!

Los precios del cartucho de SNES son prohibitivos, se consigue a un mejor precio en compilaciones de PSP, PS2, PS4, Xbox One, PC y Switch. Estas compilaciones además tiene al ventaja de ser conversiones del juego original del arcade que es superior al port de SNES.
Valorado en: 8/10 báculos de Wiz lvl 8 lanza rayos.
Separator

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -