[ARC] Super Buster Bros.

[ARC] Cabal

 
Entre el mar de títulos basados en conflictos bélicos, TAD Corporation logró hacer uno que se diferencia de los demás haciendo un cambio pequeño a sus mecánicas de juego.

CONTACTO INICIAL


A diferencia de otros juegos de los que reseñamos por escrito, mi primer contacto con Cabal no se remonta a los años noventa, decidí probarlo fue mientras hacía una investigación para otra publicación precisamente por los comentarios positivos que encontraba cada vez que era mencionado en las distintas publicaciones que estaba leyendo de la época.


Al ver las primeras imágenes el juego me recordó otros más recientes como Wild Guns, un título popular de SNES, así que entré en un agujero de conejo buscando los orígenes de este estilo de combate y me encontré con que Shootout ambientado en los años 30 fue desarrollado por el mismo equipo que se separó de Taito y por eso terminamos con este juego.

HISTORIA


La trama como es de esperarse por la época y el estilo de juego es muy ligera, nuestros protagonistas, sin nombre, deben destruir todo a su paso para detener la amenaza de un ejército terrorista también anónimo y sin un aparente lugar de origen. No hay descripciones o ningún tipo de animación que nos dé más detalles, y al final solo recibiremos unas felicitaciones bajo una imagen por haber cumplido la misión.


Si vamos a mirar otras versiones del juego, que fue lanzado en varias plataformas, los manuales nos proporcionan mucha más información, aunque no necesariamente aplica para Arcade, en la edición de NES por ejemplo, la organización terrorista se llama DART, recibimos nuestras órdenes del mayor I. M. Havok y seguimos sin nombre.

JUGABILIDAD


Podemos observar nuestro personaje en pantalla todo el tiempo, por lo que debemos moverlo para evitar los disparos de los enemigos, y también debemos apuntar a los enemigos que aparecen, para mezclar este estilo que se puede sentir como una mezcla entre un título de correr y disparar como Super C o Metal Slug 3, con uno de disparos con arma de luz, tipo Operation Wolf, Lethal Enforcers; se usó un interesante sistema de control, donde si presionamos el botón de disparo movemos solo la mira.


Cada misión consiste solo de 1 pantalla en la debemos eliminar la mayor cantidad de enemigos posible mientras esquivamos su lluvia de balas, así vamos llenando una barra inferior que nos indica nuestro progreso, una vez completada, todos los edificios de la base enemiga son destruidos y pasamos al siguiente escenario, en total son 20 misiones divididas en 5 áreas.

Los enemigos son usualmente soldados que salen a diferentes profundidades de la pantalla, pero a medida que progresamos nos enfrentaremos también a tanques, helicópteros y aviones, literalmente un ejército de contrincantes, al final de cada área nos enfrentaremos con un jefe que resiste muchos más disparos que los demás y usualmente tiene también un arsenal más letal.


Para atacar contamos con un arma de balas infinitas y granadas que hacen más daño y tienen un área de efecto pequeña, pero de las que contamos solo con 10 inicialmente, podemos cambiar de arma de forma temporal disparando a las que aparecen en pantalla y de la misma forma aumentar nuestro arsenal de granadas.

Por supuesto nuestro personaje muere con cualquier disparo que nos alcance, y cada crédito nos da 3 vidas para completar nuestra misión, podemos ganar vidas adicionales si conseguimos muchos puntos, los cuales ganamos no solo eliminando a los enemigos, sino también destruyendo sus estructuras.


La versión original de la máquina usaba una track ball y dos botones para controlar a los personajes, posteriormente esta sería reemplazada por una palanca tradicional con resultados igual satisfactorios. El juego soportaba 2 jugadores de manera simultánea lo cual es un punto bastante positivo.

GRÁFICOS


Tal vez uno de los aspectos más débiles del juego, sin que se puedan considerar como un punto negativo, los modelos de los enemigos y sobretodo la limitada paleta de colores que aparecen en pantalla cumplen con su objetivo, pero están por debajo de los mejores trabajos disponibles en ese momento.


Por otro lado, el juego tiene un gran manejo de la profundidad, con un claro punto de fuga y enemigos dimensionados correctamente para representar un efecto convincente. Además, la existencia de estructuras destruibles no era algo común para ese año, y el efecto está bien trabajado, dando pistas del deterioro de los edificios.

SONIDO


La música definitivamente es uno de los puntos negativos del juego, a pesar de tener muchas misiones la canción de fondo es siempre la misma y solo cambia cuando nos enfrentamos a los jefes de área, adicionalmente es una tonada lenta comparada con la acción en pantalla, y cuando completamos cualquier misión suena una canción muy ridícula que desentona con todo el resto de la ambientación que busca el título.


Los efectos sonoros son competentes, con claras pistas auditivas que nos indican cuando hemos obtenido bonificaciones de puntos para mejorar nuestro puntajes, más granadas para nuestro arsenal o nuevas armas, lo que si me hubiera gustado es que estas últimas sonaran diferentes cuando son usadas, mi cerebro entra en conflicto cuando la escopeta suena igual que nuestro rifle estándar.

COMENTARIOS FINALES


A pesar de algunos temas técnicos por debajo del promedio Cabal es un título muy entretenido que incorporó muchos elementos que lo hacen muy divertido y novedoso, tiene un excelente manejo de la profundidad, sus controles responden de manera efectiva, y el nivel de dificultad está bien balanceado, recomendado especialmente si tienen alguien más con quien jugarlo.


El juez goomba dice… ¡Comprable!


Como mencioné previamente el juego fue llevado a varias plataformas con resultados mixtos, entre las que vale la pena destacar están las ediciones de NES y para la Amiga que tiene modo para 2 jugadores, gráficas decentes y controles que responden adecuadamente, las demás pueden ser ignoradas. La mejor forma de jugar la edición original es a través de emulación.

Valorado 8/10 bases que caen a pedazos
 

Comentarios