[ARC] Super Buster Bros.

[ARC] Smash TV

 
Muchos años después el creador de un popular juego de Arcade se inspiró en su propio juego para sacar esta “secuela espiritual”.

CONTACTO INICIAL


La primera vez que me encontré con esta franquicia fue con la edición de SNES de este juego, un título bastante difícil para mi edad y que alquilé solo una vez. Luego la franquicia desapareció de mi mente y solo la vine a recordar cuando empecé a escribir el guion para nuestro podcast sobre Midway Games quien fue comprada por Williams, los creadores de este juego.


Cuando me estaba leyendo un libro sobre NBA Jam, de la serie de Boss Fight Books, el juego era mencionado de forma constante en los primeros capítulos, así que decidí usar medios modernos y una cantidad infinita de créditos para terminarlo, analizarlo y traerles esta reseña.

HISTORIA


La trama fue inspirada por la película The Running Man de 1987, protagonizada por Arnold Schwarzenegger, que a su vez fue una adaptación de un libro escrito por Stephen King del mismo nombre y que es mucho más oscuro. La idea es que en un futuro cercano el programa de televisión más popular del mundo es una competencia sangrienta donde un par de competidores tratan de eliminar enemigos y reclamar premios económicos.


Los detalles varían un poco entre las diferentes versiones del juego, pero la historia realmente no tiene relevancia, es una excusa para recorrer habitaciones matando enemigos. Un dato curioso es que el lanzamiento original tenía unas llaves y al final del juego mencionaban que debían jugar mejor para acceder a los “domos de placer”, pero en realidad estos no existían, y la empresa tuvo a lanzar una versión actualizada para no tener problemas legales.

JUGABILIDAD


Eugene Jarvis fue el diseñador del juego, este es un veterano de la industria y sacó la inspiración de las mecánicas de otro de sus trabajos previos, el legendario Robotron 2084 que fue lanzado en 1982 y nunca tuvo una secuela debido al descalabro de la industria a mediados de esa década. Así que acá controlamos a los personajes con 2 palancas, una para movernos y otra para apuntar.

 
Cada arena es un cuarto de una sola pantalla donde aparecen tandas de enemigos bastante agresivas, que nos matan de 1 solo golpe, en estas encontraremos mejoras que se activan por algunos segundos como misiles, bombas o escudos y también hay premios que aumentan nuestro puntaje.

Al limpiar un área se abren las puertas y podremos elegir la siguiente arena, la idea es buscar una ruta hacía el jefe del mundo que nos de la mayor cantidad de puntos o bonificaciones posible, así que vale la pena mirar el mapa antes de tomar una decisión y tratar de acceder a esas habitaciones de premios especiales.


Al final nos enfrentaremos a un jefe mucho más grande, agresivo y resistente que el resto de los enemigos que se morían de un solo disparo, así que tendremos que ser muy hábiles esquivando sus ataques y buscando oportunidades para hacerle daño, y si lo eliminamos accederemos al siguiente mundo.

Las mecánicas son sencillas y adictivas pues el control responde muy bien; el nivel de dificultad es elevado, pero no completamente imposible solo hay que estar atento al ambiente para recoger ítems, evitar minas, y no dejarse abrumar por la gran cantidad de enemigos que aparecen en pantalla, con un poco de practica se puede terminar con un par de créditos.

GRÁFICOS


Visualmente el título es llamativo, pero se nota que los esfuerzos estuvieron enfocados en mantener todo fluyendo de manera estable sin importar cuantos enemigos u objetos había en pantalla y en este aspecto el juego cumple con creces, es de verdad impresionante ver cuantas cosas están sucediendo al tiempo.


Las arenas empiezan con un aspecto futurista, pero cambian en el nivel final por algo más parecido a un templo antiguo. Hay bastante violencia con explosiones y pedazos de cuerpos volando, pero es caricaturesca así que estaba dentro de los estándares del momento. Los jefes son pocos, de gran tamaño y van cambiando a medida que les hacemos daño.

SONIDO


Los efectos sonoros son los que le dan mucha de su personalidad al juego, pues tratan de evocar ese aspecto de show de televisión, con un presentador que grita un par de frases llamativas, una de estas inspirada en Robocop, y mucho otros ruidos que hacían de la máquina algo diferente que lograra destacar en los salones recreativos donde se conseguía.


La música trata de ayudar a la ambientación de programa de concurso, pero la verdad es muy difícil de percibir en medio de la cacofonía de sonidos que generan los efectos, entre disparos, gritos y explosiones es casi imperceptible, igual son tonadas cortas que se repiten en un ciclo infinito y que ojalá fueran algo más largas o variadas.

COMENTARIOS FINALES


Smash TV es un gran título pensado en el mundo de las Arcade, con acción frenética y constante, buenos valores de producción, movimiento muy fluido en todo momento y una dificultad elevada para sacarnos monedas, pero no demasiado injusta como pasa con otros títulos de esta plataforma, sin la presión económica es muy recomendable para probar la coordinación mano ojo por un buen rato.


El juez goomba dice… ¡Comprable!


Dado el éxito del producto original se lanzaron bastantes versiones para las consolas y ordenadores de la época, de estas vale la pena destacar la de SNES que bajó un poco el tono de la violencia, pero se controla bastante parecido al original. El juego también ha sido reeditado un par de veces en colecciones así que hay varias formas de probarlo.

Valorado 8/10 anunciadores millonarios

Comentarios