Posted by : AndValen 2020-12-04



Esta adaptación casi desconocida del famoso manga y anime del grupo CLAMP, es un juego de rol que busca capturar el encanto de la serie.

CONTACTO INICIAL


Aunque me gustó la serie cuando la vi de niño, desconocía que hubiera videojuegos de ésta hasta que en el local de alquileres de mi barrio lo trajeron, pero nadie lo tocaba porque estaba en japonés.


Tuvieron que pasar varios años hasta que unos hackers lograron programar un ROM del juego con todo el texto en inglés. Así que no hubo de otra que probarlo con un emulador y por fin jugarlo para quitarme esa goma que tenía desde la infancia.

HISTORIA


Este juego lanzado para Super Famicon en el año de 1995, desarrollado por Pandora Box y distribuido por TOMY, sigue la misma trama de la serie. Tres chicas, Hikaru, Umi y Fuu (Lucy, Marina y Anaís para los que gusten más de la versión latina del anime), se encuentran en una excursión en la Torre de Tokio cada una con su respectivo grupo de escuela, cuando de repente una brillante luz cubre la torre.


Al despertar, ellas se encuentran en una extraña y mágica tierra llamada Céfiro, y un hechicero llamado Guru Clef les avisa que fueron invocadas por la cautiva Princesa Esmeralda para cumplir una misión de despertar a los místicos Mashin (Genios) y convertirse en las Guerreras Mágicas que derroten al mago Zagato. Dándose cuenta de que es la única forma de volver a su mundo, ellas se emprenden a cumplir dicha misión.

Y esta es la historia, hubiera sido más agradable si se hubiera incluido más contenido del manga o de la segunda temporada de la serie lo cual lo hubiera convertido en un título más completo, por lo menos en la parte argumental.

JUGABILIDAD


Los que hayan visto el anime habrán pensado que la trama era perfecta para volverlo un juego de rol, y efectivamente este título tiene una jugabilidad similar a otros como Breath of Fire o Final Fantasy. Controlas a las Guerreras Mágicas siguiendo casi que al pie de la letra los eventos de la primera temporada de la serie a través de una aventura bastante tradicional comparada con otros del mismo género.


Para empezar visitarás diferentes lugares del mundo de Céfiro desde una vista superior y donde debes derrotar a cada uno de los secuaces de Zagato, estos pueden unirse temporalmente a tu equipo, si así está definido por la historia, para superar escenarios posteriores. También debes encontrar a los tres Mashin, lo que permitirá evolucionar las habilidades, armas y magias de tu grupo.

Naturalmente como en muchos juegos de rol enfrentarás batallas aleatorias, donde la pantalla cambia a una vista isométrica donde podrás enfrentar a los enemigos con tus armas y hechizos mágicos, Hikaru controla el fuego, Umi el agua y Fuu el viento, y con el uso adecuado podrás derrotar a todos los monstruos que enfrentes. Estos encuentros son bastante frecuentes y sumado al poco reto que ofrecen, lo convierten en un producto caracterizado por su monotonía, el cual solo puede ser superado por el amor que le tengas al anime.


Siendo este título enfocado a jugadores principiantes y fanáticos de la obra de CLAMP, es relevante señalar que es un juego sencillo donde es más difícil quedarte sin recursos que agotarlos. Los enemigos dan mucho dinero, el cual solo puedes gastar en objetos curativos en los pueblos creados para el título, ya que haciendo memoria, ellas jamás visitaban villas en la serie. Es curioso como la experiencia que ganas después de cada combate solo se refleja en tu nivel de fuerza y magia, ya que tus hechizos y armas solo evolucionan después de encontrar a cada Mashin.

En conclusión, es un título que no ofrecerá algo nuevo o desafiante para adeptos del género y que perfectamente se puede terminar en diez horas o menos, pero para los fanáticos del anime, será una experiencia gratificante poder derrotar al malvado Zagato por su cuenta.

GRÁFICOS


Para ser un juego lanzado en la etapa final de vida de la Super Famicom, tiene un apartado gráfico básico para la consola pero que pudo ofrecer mucho más, especialmente si lo comparamos con otros títulos del momento como Seiken Densetsu 3 o Tales of Phantasia. Hay gráficos brillantes y coloridos que logran emular el espíritu del anime sobre todo en las locaciones y en los cuadros de diálogo.


Los hechizos tienen buenas animaciones, pero se vuelven repetitivos, y aunque los personajes principales manejan una estética Super Deformer tienen un buen tamaño y se notan claramente los cambios en sus trajes, armas y hechizos, aunque nunca logré acostumbrarme a que los jefes teniendo una estatura ligeramente similar en la serie a la de las chicas, aquí se vean del doble o triple de tamaño que ellas.

SONIDO


La música de fondo es muy al estilo de los juegos de rol de los años 90, que sin ser adaptada directamente de la serie excepto por dos pistas, se encarga de ponerte en ambiente o motivarte a jugar, y maneja apropiadamente la atmósfera de la situación o batalla que estés enfrentando.


Los efectos en realidad no son nada de otro mundo y aunque hay momentos donde tratan de sintetizar voces, se oyen muy extrañas.

COMENTARIOS FINALES


Seamos realistas, Magic Knight Rayearth no será un RPG épico y solo es una oportunidad para que los fans del anime puedan revivir la historia a través de una consola, posee fallas que evitan que pudiera atraer un público más general, como su corta duración, la gran cantidad de batallas aleatorias que vuelven muy tedioso el avance de la historia y lo increíblemente sencillo que es este juego.



El Juez Goomba dice...¡Alquilable!


Reitero que Magic Knight Rayearth solo se puede recomendar a los amantes del anime, y aunque no es un juego que catalogue como malo, es un producto inferior comparado con otros representantes del género, lo cual es una lástima para una obra que tiene potencial, y que solo sirva para matar unas horas de aburrimiento si ya probaste todo lo demás que existe por ahí.

Valorado en 6/10 Genios que parecen robots gigantes!!!
 

 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -