[POD] CG137 13 Sentinels: Aegis Rim

[Wii] Little King's Story


Abran paso al rey, espanten los ratones, preparen el cambuchito real y den paja a la vaca montura. Esto es Little King's Story.

CONTACTO INICIAL


Siempre me han gustado los juegos de estrategia, bien sean por turnos, en tiempo real, en cuadrícula, de texto, en muchas plataformas. Es uno de mis géneros de confort. Cuando vi su publicidad no pude dejar de probar este juego en Wii, pero desafortunadamente no fue fácil de conseguir, al parecer los vendedores no tenían mucho interés en traerlo.


Después de mucho buscar, y dejar pasar el tiempo, lo conseguí en la caja de juegos rebajados de una tienda ya extinta. Pasé a pagar con gusto y con un aire de superioridad sobre los pobres que no sabían lo que estaban regalando.

HISTORIA


El reyecito es un pequeño niño que abandona su cama, en plena noche, siguiendo un ratoncito. Por obra de la magia termina en un campo descuidado y un castillo en ruinas, ha llegado al reino de Alpoko. Algunos de los cortesanos lo reconocen como el futuro rey y no pasa la noche sin que le pongan la corona y le pidan que se haga cargo del reino.

El consejero real le muestra el camino a seguir en su camino de nuevo soberano, deberá derrotar a los reyes de los reinos vecinos para "salvar" a sus reinas y expandir la fama de Alpoko. Empieza así una carrera armamentística, de genocidios, magnicidios, raptos de reinas…pero todo de la forma más adorable y tierna de un cuento de hadas.


La historia se va revelando en nuestras conversaciones con los consejeros reales, las batallas contra los reyes enemigos y las conversaciones con las reinas. Además, un narrador nos hará los cierres de los hitos más importantes que vayamos logrando, bien sea al remodelar el castillo, liberar una zona o rescatar a algún personaje importante.

JUGABILIDAD


Little King's Story es comparado frecuentemente con Pikmin, y no sin razón. Nuestro rey cuenta con un báculo que le permite reclutar personitas del campo, al principio no serán más que ciudadanos despreocupados, es decir vagos harapientos, pero luego de recoger algunos recursos y construir algunas instalaciones podremos entrenarlos como granjeros, cazadores, soldados, carpinteros o algún otro de los útiles oficios del reino.

Todo esto lo lograremos usando de forma magistral los controles de movimiento, bien sea apuntando a la pantalla para determinar si queremos que nuestros súbditos hagan un hoyo en un punto específico, ataquen a un enemigo o construyan alguna estructura. Con un botón agruparemos a nuestros seguidores en la formación que queramos y al seleccionar una casa nos asomará un menú que nos dirá lo que podemos hacer allí, bien sea dar un trabajo a un personaje, cambiar el actual, cobrar impuestos u otras acciones.

Gran parte del juego lo pasaremos administrando nuestros recursos, pues para construir barracas o entrenar ciudadanos, requerimos dinero. Para eso el rey debe ir saqueando los reinos enemigos en combate o destruyendo lo que requiera, bien sea minas, bosques o monstruos. Nuestros consejeros serán meticulosos en darnos reportes diarios.


Los consejeros nos pedirán favores o los aldeanos nos dejarán recados en el buzón real. Allí nos pedirán ayuda con sus cultivos, con algún monstruo o cosas más mundanas como un baile. Al cumplir estas misiones ganaremos recompensas para hacer crecer el reino y algunas mejoras en el estado de animo de los trabajadores. Desafortunadamente después de algunas horas podrán sentirse repetitivas algunas de estas misiones, pues se repiten mucho las de eliminar monstruos o buscar algún elemento.

Y es que no podemos abusar de estos monigotes, debemos llevarlos a descansar en piscinas o en sus casas, de lo contrario bajarán su nivel o hasta tendrán la osadía de morirse. Pero si somos ordenados podremos hacer que mejoren poco a poco y se hagan expertos en sus profesiones. Que dicho sea de paso, se especializan en diferentes tareas. Los soldados son buenos en el combate, los granjeros cavando, los carpinteros construyendo estructuras y así con las demás artes… los únicos que no sirven para nada son los ciudadanos despreocupados, que sólo sirven para pedir casas y alimentos.

Nuestro reyecito también tendrá acciones durante el combate y si no es bien protegido por sus súbditos, que siempre será culpa de los monigotes cualquier desventura, puede llegar a morir el pequeño rey, haciendo que se pierda el juego y se deba iniciar desde el último guardado.

La progresión del juego está muy bien lograda. Durante sus aproximadas 30 horas de duración iremos viendo avances, al principio sólo podremos llevar unos cuantos ayudantes y poco a poco podremos aumentar su cantidad, darles órdenes en combate, emparejar a unos con otros para que tengan más hijos, cobrarles impuestos, obligarlos a llevar un oficio que probablemente no quería, ni para ellos ni para sus vástagos, masacrando reyes y súbditos enemigos, raptando princesas despreocupadas y construyendo salones para el ocio. Todo lo que un reyecito debe hacer, como manda la ley.

GRAFICOS


El juego se muestra en vista isométrica ajustable. Los modelos tridimensionales son simples pero cargados de carisma. El estilo artístico se asemeja a un cuento para niños, con dibujos coloridos y personajes tiernos y regordetes. El reyecito y demás súbditos son representados como muñequitos cabezones de patas corticas.

Las escenas de historia fueron grabadas previamente y usan la misma inspiración de cuento infantil y pintura al oleo, combinada con algo de animación de personajes y animales redondos como vacas o ratones.


Los objetivos son fácilmente identificables pues, aparte de marcarse en un mapa, se ven en el campo claramente, como grietas en suelo en donde podemos excavar o plantaciones demarcadas en donde podemos recoger alimentos.

Además tendremos muchos paisajes diferentes y cambios entre día y noche que dan mayor variedad a las locaciones afectando también la dificultad de las regiones. Sumando que hay cambios en la fauna entre el día y la noche. Esto afecta los colores y la dificultad del juego.

SONIDO


La música en Little King's Story es de otro nivel. Toma piezas de música clásica de Verdi, Beethoven o Paganini y las adapta para diferentes momentos, bien sea en el menú de inicio o en los combates con los jefes. Tiene tonadas originales, pero todo con el mismo ánimo de música de orquesta, ambientando una comedia o cuento de hadas en el teatro.


Durante la introducción y el inicio de cada capítulo tendremos a escenas que nos contarán los sucesos del juego con un lenguaje propio del juego. Los otros personajes harán ruiditos para indicar sus emociones y los diferentes sonidos especiales como rugidos de monstruos, chocar de espadas o muerte de nuestros anónimos héroes están bien ajustados.

COMENTARIOS FINALES


Little King's Story es un juego de estrategia con un gran apartado artístico y mucha perosnalidad. Jugablemente se compara con Pikmin pero con más mecánicas y opciones de personalización. La historia está llena de humor y vueltas de tuerca interesantes.

Puede ser un poco repetitivo en algunas misiones, pero su duración de unas treinta horas te dejarán muy buen sabor de boca. no es muy rejugable, pero la experiencia es muy redonda.


El juez Goomba dice...¡Comprable!


Little King Story fue desarrollado para Wii por Cing y Marvelous Entertainment. Se lanzó en 2009 originalmente y tuvo un port para PC con algunos problemas técnicos y una versión ajustada para PSVita que desafortunadamente no tiene buenas calificaciones por agregados que afectan el desarrollo del juego y desiciones artísticas que no terminaron de convencer al público.

Valorado en 9/10 Vaquitas de guerra.

Comentarios