Posted by : flagstaad 14/7/21


Titus Interactive fue una compañía francesa que inició su vida publicando títulos para computadoras en Europa, este fue uno de los primeros títulos que logró algo de reconocimiento internacional a pesar de su baja calidad.

CONTACTO INICIAL


A finales de los ochentas era muy raro tener un computador en casa, los únicos que se podían dar ese lujo eran aquellos para los cuales esta representaba una herramienta laboral fundamental. Este no era mi caso, pero si el del papá de uno de mis amigos del colegio, por supuesto no estábamos ante una máquina demasiado poderosa, pero con un poco de ingenio logramos usarlo para jugar.


Aunque la pantalla soportaba unos flamantes 16 colores, la mayoría de títulos que teníamos a la mano funcionaban con el modesto estándar CGA de solo 4 tonos. Entre los títulos que jugamos recuerdo Crazy Cars, uno de los primeros títulos de carreras que probé; no entendíamos su sistema de progresión, pero que nos permitía rápidamente alternar al jugador porque las partidas eran muy cortas.

HISTORIA


No tengo literalmente nada que ofrecerles en este apartado. No encontré una anécdota interesante para compartir y el juego no dice nada de nada, ni dentro del mismo, ni siquiera en su manual de uso; solo les puedo mencionar que estamos participando en una competencia que se llama American Cross Country Prestige Cars Race y ni idea porque los carros son “locos”, pues los modelos que usaron eran bastante conocidos y populares.

JUGABILIDAD


Crazy Cars es un juego de carreras donde controlamos un vehículo de alta gama y conducimos a través de 3 pistas en los Estados Unidos, el objetivo es llegar al final de cada carrera sin que se nos acabe el tiempo y vamos obteniendo puntos por cada kilómetro recorrido, lo que al final nos permite colocar nuestro nombre en una tabla de posiciones que arranca con puntajes muy bajitos.


Cada vez que completamos un circuito completo de 3 pistas cambiamos de vehículo por uno más poderoso y se reduce un par de segundos el tiempo que tenemos para completar cada carrera, iniciamos en un Mercedes 560, luego pasamos a un Porshe 911, un Lamborgini Countach y finalmente un Ferrari GTO. Al finalizar todas las carreras con todos los carros recibiremos un mensaje de felicitaciones y volveremos a empezar.

Los controles son muy sencillos pues solo usamos las teclas direccionales para manejar, sin embargo, el juego no es fácil porque si hay algo que merezca el calificativo de loco sus físicas; en la pista nos encontraremos con baches que si llevamos suficiente velocidad nos harán saltar, y cuando nos estrellamos con otros vehículos pasa lo mismo.


Como el objetivo no es llegar en cierta posición la cantidad de carros que aparecen para hacer estorbo en nuestro camino no está limitada y debido a las extrañas físicas hay que esquivarlos a como dé lugar, pues un error puede desencadenar un efecto domino en que vehículos que estaban detrás nuestro nos alcancen y nos hagan saltar de nuevo por los aires haciéndonos perder aún más tiempo.

GRÁFICOS


El titulo utiliza el estándar gráfico CGA que permitía usar 4 colores en pantalla y usaba una resolución de 320x200 pixeles, el movimiento era relativamente fluido con una sensación de velocidad razonable, pero se nota que usaron muy pocos cuadros de animación para cada vehículo y en la edición de DOS es prácticamente imposible diferenciar las pistas.


Se nota que la versión de PC no recibió mucho cariño que digamos, no hay pantallas que nos digan el nombre de la pista a recorrer, ni algún tipo de transición entre el final de una carrera y el inicio de la siguiente. Si la comparamos con otras ediciones, especialmente la de Amiga, podemos observar que le falta trabajo, y visualmente es muy básica.

SONIDO


El sonido es bastante rudimentario pues solo usa el Speaker incorporado. Cuando estamos arrancando luego de perder velocidad escucharemos un chirrido bastante molesto, los choques tampoco suenan del todo convincentes, pero les voy a dar puntos por la canción que agregaron al inicio que a pesar de las limitaciones técnicas suena bien.


COMENTARIOS FINALES


La conducción de estos carros de alta gama puede llegar a ser entretenida, pero las físicas implementadas, su presentación tan básica y el molesto truco de poner carros infinitos en la vía hacen de la experiencia algo demasiado simple o frustrante para ser recomendado. Sus partidas rápidas tenían algo de encanto cuando éramos niños que tenían que rotar el teclado, pero hay muchos mejores títulos del género en esta misma época, solo que no los conocíamos.


El juez goomba dice… ¡Solo regalado!


El juego salió en múltiples plataformas, y casi que todas las versiones son superiores a la de PC, supongo que por eso en parte salieron varias secuelas de la franquicia que mejoraron progresivamente. Si quieren probar el título les recomiendo la edición de Amiga, que parece ser la que recibió más trabajo, o salten directamente a las secuelas.

Valorado 4/10 saltos reductores de velocidad
 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -