[POD] CG222 Afterimage

[ARC] Rastan

 
Conocido en Japón como Rastan Saga, estos juegos lograron un éxito que les permitió lanzar varias entregas, el día de hoy presentamos el título que dio origen a la franquicia.

CONTACTO INICIAL


A mediados de los ochentas lo videojuegos estaban siendo fuertemente influenciados por 2 elementos, las limitaciones tecnológicas que les permitían desarrollar cierto tipo de géneros de forma sencilla como los de disparos y la oferta de películas que lograban grandes éxitos en taquilla, por eso muchos disfrutamos de esos juegos que enfrentaban a un soldado contra un ejército como lo vimos en Ikari Warriors, Commando o P.O.W.


Otra cinta que influyó mucho en la industria fue Conan el bárbaro de 1982, y fue por la abundancia de juegos donde el protagonista era un guerrero que sin querer tropecé con Rastan, pues no era este el título que yo buscaba para emular cuando lo descubrí en mi época de universitario, pero ya entrado en gastos decidí darle una oportunidad y pasé un rato bastante más entretenido de lo que esperaba.

HISTORIA


Por alguna extraña razón la versión del juego que llegó a nuestro continente elimina buena parte de la trama, así que no tenemos ni idea de cuál es nuestro objetivo solo que estamos viviendo la retrospectiva de nuestro protagonista, un bárbaro que vivió grandes aventuras y ahora parece ser el rey de alguna región.


Si por otro lado probamos (o consultamos en la red) la versión japonesa de esta máquina se nos dan muchos más detalles en una mini-cinemática inicial y textos diferentes al pasar cada nivel, Rastan está tratando de encontrar y eliminar un dragón, en el camino nos enfrentamos a otros enemigos y villanos a los que parece les lavaron el cerebro para atacarnos. Sencilla, pero efectiva.

JUGABILIDAD


Rastan es un juego de acción y plataformas con vista lateral con controles sencillos, un botón para atacar y otro para saltar. Los enemigos aparecen de forma incesante, pero la gran mayoría se muere con tan solo un golpe y los mundos tienen un ligero nivel de exploración que nos permite encontrar algunas mejoras temporales para nuestro personaje.


Con una moneda recibimos 3 vidas y afortunadamente no morimos con solo un golpe, tenemos una barra de energía que se reduce alarmantemente rápido debido a la gran cantidad de enemigos; igual podemos morir de forma inmediata si caemos a un cuerpo de agua, un precipicio o somos aplastados por una trampa, el juego es bastante difícil, pero no lo calificaría como injusto.

Todos los seis mundos que exploramos tienen diferentes motivos, pero conservan la misma estructura. Una primera área donde estamos a campo abierto, ya sean unos acantilados o un bosque, entre otros, luego entramos a una fortaleza y el nivel final siempre es la batalla contra un jefe, que usualmente es fácil de derrotar si ponemos atención a la forma con el escenario nos ataca.


Por todos los mundos vamos a encontrar una serie de objetos que nos dan mejoras temporales, con excepción del anillo de poder cuyo efecto permanece hasta que perdamos esa vida; hay una serie de armas como el hacha, la espada de fuego que aumentan nuestro rango de ataque, capas, escudos y armaduras que reducen el daño que recibimos, anillos y collares que aumentan los puntos que recibimos, para conseguir vidas extra.

Para mantener nuestro nivel de vida encontraremos pociones que nos recuperan un pequeño porcentaje o unas muy escazas ovejas doradas que nos llenan toda nuestra barra, por otro lado, también hay venenos que se identifican claramente por su color rojo y que debemos evitar. Si conseguimos suficientes puntos seremos recompensados con una vida.

GRÁFICOS


El personaje principal usa un diseño grande y detallado para el momento, su animación está muy completa y se nota claramente en qué dirección estamos golpeando, los enemigos por otro lado tienen un buen nivel de variedad, pero dejan algo que desear en cuanto a sus proporciones, simplemente se sienten pequeños frente a Rastan, igual logran que todo se mueva de forma fluida.


Los escenarios son coloridos, y al menos la primera misión de cada mundo es llamativa y diferente visualmente pues visitamos riscos, bosques, cuevas, entre otros; una vez ingresemos a la fortaleza del mundo veremos siempre las mismas paredes de ladrillo gris que no tienen nada para destacar, la ventaja es que hay movimiento fluido de pantallas y un par de caminos para explorar. Los jefes son diversos, tienen buenos diseños y están bien animados.

SONIDO


La música fue compuesta por Naoto Yagishita y Masahiko Takaki, quienes seguirían trabajando en otros títulos de Taito con mucho éxito; las canciones son pocas, una para cada parte del nivel, pero las composiciones son muy interesantes, pues tratan de evocar la banda sonora de la película que inspiró a los diseñadores, sin llegar a copiarla, entonces se ajusta perfecto al juego.


Los demás efectos sonoros funcionan bien, nos informan apropiadamente de lo que está sucediendo en pantalla, pero solo vale la pena destacar los pequeños fragmentos de voz digitalizadas que se volverían comunes en años posteriores y que acá hacen al menos acto de presencia.

COMENTARIOS FINALES


La primera entrega de esta franquicia hizo muchas cosas bien, con gráficos llamativos y coloridos que atraen a los jugadores de recreativas, un nivel de dificultad elevado, pero no injusto, un diseño de niveles interesante con un par de rutas alternas, y mecánicas sólidas que permiten a los jugadores ser arriesgados para progresar todo el tiempo, todos estos elementos hacen destacar a Rastan por sobre otros contemporáneos y me permite recomendarlo sin problemas.



El juez goomba dice… ¡Comprable!


El título tuvo una versión para la Sega Master System que hizo varios cambios que benefician al juego final, pues no era posible simplemente llevarlo a la consola sin hacer algunos sacrificios, también hizo presencia en varios computadores personales de la época, pero es mejor ignorar todas esas ediciones pues tienen muchos problemas.

Valorado 8/10 barbaros que se vuelven reyes 
 

Comentarios