Posted by : flagstaad 2021-02-24

 
Cuando se menciona el nombre Sierra On-Line la mayoría piensa en aventuras gráficas, pero la compañía también lanzó algunos proyectos de otros géneros como el título que les presentamos a continuación.

CONTACTO INICIAL


Mis padres me compraron mi primer computador en el 95 cuando se dieron cuenta que definitivamente lo iba a necesitar para hacer las tareas del colegio, era un equipo funcional, aunque relativamente poderoso para la época por lo que correr juegos no era muy difícil mientras las gráficas no usaran polígonos, conseguir títulos por otro lado no era tan sencillo.


Comprarlos en las tiendas era muy costoso, conseguir unidades que quemaran CD tampoco era común y descargarlos de la insipiente internet del momento estaba fuera de discusión, la mayoría de cosas que probábamos eran demos que venían con algunas revistas o títulos más antiguos que otros compañeros tenían y cabían en un par de disquetes y así fue que conseguí Jones in the Fast Lane.

HISTORIA


Este título es prácticamente un juego de mesa, así que pedirle que tenga una trama sería el equivalente de exigirle a monopolio o escaleras y serpientes algo similar, si acaso tenemos un objetivo que es derrotar a los otros oponentes en las metas que se definan al inicio del juego.


Más interesante es porque Sierra On-Line, una empresa conocida por sus aventuras gráficas terminó desarrollando y publicando este juego, Sierra no solía comprar diseños fuera de sus estudios. Cuando los ejecutivos de la compañía vieron una versión EGA del juego, se emocionaron con su potencial y decidieron adquirir los derechos, entregarlo a su equipo interno y convertirlo en su primer juego VGA.

JUGABILIDAD


Para todos los efectos prácticos este título se parece un juego de mesa, donde controlamos un personaje y lo movemos en un tablero para cumplir con algunas funciones básicas como alimentarnos, conseguir dinero trabajando, estudiar para mejorar nuestras opciones laborales, etc. Un turno representa una semana de vida y hay que sacarle el máximo provecho posible.


Al inicio de la partida podemos seleccionar las condiciones de victoria, elegimos el nivel de dinero, felicidad, educación y éxito laboral que debemos alcanzar antes que los demás jugadores para declararnos vencedores. No hay forma de perder, pero si tomamos malas decisiones tardaremos mucho en lograr las metas y seremos derrotados.

A primera vista los resultados parecen el resultado directo de nuestras elecciones, así que muchos podrían considerar que estamos ante un juego de estrategia, pero hay varios elementos que agregan aleatoriedad a la partida lo que hace que cada una se siente diferente, un trabajo puede no estar disponible, la inflación se puede disparar, puede ocurrir una crisis económica y despidos masivos, o un ladrón puede vaciarnos la billetera.


El objetivo es lograr un buen balance, pues si no cumplimos con algunas funciones básicas seremos penalizados en nuestro siguiente turno, si no comemos la siguiente semana iniciamos con 30% menos de tiempo, si no pagamos renta nuestro arrendador se quedará con una parte de nuestro sueldo, y sin una buena educación no podremos conseguir los mejores empleos.

El título se puede jugar hasta con otras 3 personas tomando turnos, pero las posibilidades de afectar la partida de los demás son mínimas, los trabajos que sean tomados no pueden ser recibidos por otros jugadores, pero nada más. Para los solitarios se puede competir contra la computadora, y seleccionar entre 3 niveles de dificultad, ninguno imposible, pero todos competitivos.

GRÁFICOS


Este fue uno de los primeros juegos en formato VGA producidos por la compañía (aunque la versión EGA venía incluida igual en el paquete), pero la verdad no tiene muchos elementos visuales para destacar y el estilo artístico es una mezcla bastante extraña, todos los personajes y encargados de los negocios son actores digitalizados, pero el tablero y nuestro oponente cuando jugamos solos, llamado Jones, son animados.


Las animaciones son bastantes limitadas, un ciclo de movimiento cuando nos desplazamos por el tablero, sincronización de labios cuando nos hablan los empleados de los negocios y nada más. Algunos de los electrodomésticos que compramos aparecen en nuestra vivienda, pero nada sorprendente para la fecha de salida del juego.

SONIDO


La versión original, que fue la que probé, estaba bastante limitada en el tema auditivo, pues no sería sino hasta la edición para CD que fue lanzada en el 92 que se agregaron voces para todos los personajes secundarios del juego, que igual tampoco gastaron un gran presupuesto y muchos de los chistes se sienten planos, un apartado bastante mixto.


La música por otro lado estuvo a cargo de Ken Allen, un compositor de Sierra On-line que ya había trabajo en varios proyectos, y el resultado es bastante satisfactorio, pues a pesar de que no hay una gran variedad de tonadas no se siente molesta incluso en las partidas más largas que pueden superar los 30 minutos.

COMENTARIOS FINALES


Las primeras partidas que se jueguen serán prueba y error tratando de encontrar las formas más eficientes de completar los objetivos a la vez que desciframos la lógica interna del título.

Es una forma divertida de gastar 10 a 30 minutos del día y es bastante más entretenido con otras personas. Fue algo novedoso en su momento, pero su precio era algo elevado para justificar su compra.


El juez Goomba dice... ¡Alquilable!


Como ya se mencionó el juego recibió un relanzamiento en CD en el año 1992 que incluye voces para todos los personajes secundarios, pero nunca fue relanzado en ninguna plataforma, curiosamente el título original está disponible para jugar de manera gratuita en https://jonesinthefastlane.com/ para que lo prueben.

Valorado en 7/10 papas fritas de 60 dólares
 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -