Posted by : vdallos 2021-02-10



Una apuesta independiente muy interesante y sencilla que puede llegar a contar más de lo que a primera vista pareciera. La historia de una joven que tiene una vida y por eso le pasan cosas.

CONTACTO FINAL


Florence no me era totalmente desconocido cuando me lo mencionó una amiga. Ella estaba muy emocionada, pues le había gustado mucho. Lamentablemente suelo ignorar los juegos de celular pues tengo varias consolas con su propio backlog. Por ese motivo no lo había contemplado aunque ganó varios premios en su lanzamiento por allá en 2018.


Lo que me decidió a comprarlo fue la emoción de mi amiga al presentármelo. Ella no es muy cercana a los videojuegos y que me estuviera hablando a mi de un juego me llamó mucho la atención. Cuando salió para Switch decidí comprarlo y se lo tuve que pasar a mi esposa al terminarlo, porque creí que también a ella le gustaría.

HISTORIA


Aquí llega un punto complicado de contarles pues poner en palabras esta corta experiencia podría arruinar su encanto. Detestaría no poder hacerle justicia. Sólo diré que es la historia sencilla y cercana de Florence, una joven de 25 años, que vive en Australia y está en aquella edad en donde ya no todo es tan familiar pero ya tiene una rutina.


Lo que realmente llama la atención de esta historia es la forma como se narra. No tenemos voces, ni discursos, ni textos explicativos. Vamos enterándonos de lo que pasa con imágenes sencillas y mecánicas muy básicas, pero efectivas, para dejarnos con una sensación de tristeza y esperanza.

JUGABILIDAD


El origen de celular se revela en Florence por sus múltiples mecánicas táctiles. En un momento estamos pasando el dedo para limpiar una imagen y luego pasamos a organizar un cuarto arrastrando cosas a un cesto. Cómo estas pequeñas tareas, tenemos otras tantas que nos ponen ante un libro interactivo con una historia corta pero que quedará en tu mente mucho después de terminarlo.

Al pasarse a Nintendo Switch se adaptaron las mecánicas al uso de los botones y sticks, afortunadamente no molesta su uso. Seguimos teniendo la opción de tocar la pantalla en modo portátil.


Quiero enfatizar que el gran logro que pude identificar en este corto juego, que no tomará más de una hora, es el balance entre narrar una historia usando la jugabilidad y arte. Ojalá, algunos AAA aprendieran de esto para evitar esos grandes discursos aleccionadores o las secuencias de película con las cuales no interactuamos.

GRÁFICOS


El arte es dibujado a mano y se presenta como si pasáramos páginas de un libro digital interactivo. Los colores y las formas están al servicio de contar la historia, con picos incómodos en los momentos de tensión, figuras redondeadas y perezosas en donde la historia se torna juguetona o cuadrados aburridos en las fases que quieren transmitir el tedio de Florence.


Este es uno de esos juegos que puedes poner a cualquier persona, sin importar su experiencia en el ámbito de los videojuegos y podrá reconocer o entender las mecánicas gracias a las graficas, sin necesidad de un tutorial. Además la perfecta integración con la historia y la jugabilidad hace que el arte tome mayor valor.

SONIDO


No tenemos voces, pero sí algunos sonidos clave en el momento necesario. Una alarma nos activa una mecánica de juego, un sonido rasposo nos alerta de que algo está pasando. Los efectos también juegan en la inmersión.

Por su lado la música, totalmente orquestada, es lenta pero lleva el ánimo de la narrativa, con piezas algo tristes o melancólicas y otras algo más esperanzadoras ejecutadas de manera que es obligatorio jugar en conjunto con la música.


COMENTARIOS FINALES


Florence es un gran juego independiente. En su corta duración logra amalgamar aspectos técnicos y jugabilidad para narrar una historia muy personal. Si bien no es muy rejugable su impacto perdura en el jugador. Probablemente te pase como a mí que me urgió compartirlo con otras personas pues despierta sensaciones en los jugadores.

Si alguien piensa que los videojuegos son arte, esta es una excelente muestra de cómo la jugabilidad y el arte pueden unirse para generar sensaciones. Para mi esto es un tipo de arte.



El Juez Goomba dice...¡Comprable!


Florence fue desarrollado por el estudio australiano Mountains. Se lanzó inicialmente en iOS y Android en 2018. El port para Switch y PC salió en 2020. Es muy accesible por su bajo precio.

Valorado en 9/10 conversaciones de rompecabezas

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -