Posted by : flagstaad 24/4/19


La franquicia se aleja por primera vez de la segunda guerra mundial y se vuelve masiva gracias a un adictivo modo para múltiples jugadores.


CONTACTO INICIAL


Mi contacto con los juegos de primera persona fue bastante limitado antes de esta generación, un par de títulos en PC, otro par en la N64 gracias a los modos de pantalla dividida y creo que solo jugué Timesplitters la siguiente generación, pero con la llegada de la PS3 y Xbox 360 el género se hizo mucho más popular y presente en mi colección, incluyendo esta franquicia.


La primera vez que probé el título fue en la casa de un amigo que tenía un Xbox 360 y pagaba el servicio de Live, jugué un par de partidas en línea y morí muchas veces pero igual me divertí bastante, leí sobre el fenómeno en que se había convertido esta entrega de la franquicia, lo diferente que se sentía su modo campaña y decidí agregarlo a mi colección.

HISTORIA


Los eventos se desenvuelven en más de una ubicación y llegamos a controlar varios personajes pero la mayor parte del tiempo encarnamos al sargento John “Soap” Mactavish un nuevo miembro del regimiento 22 de las Special Air Service (SAS) británicas. Nuestra primera misión es infiltrarnos en un barco carguero y tratar de recuperar algo, de manera posterior somos enviados a rescatar a uno de nuestros informantes que puede estar en peligro.


Todo esto ocurre mientras hay 2 conflictos activos en el mundo, una guerra en Rusia entre un grupo ultra-nacionalista y el gobierno; en medio oriente una pequeña nación muy rica en petróleo está viviendo un golpe de estado a cargo de un grupo separatista liderado por Khaled Al-Asad. A simple vista son eventos aislados pero a medida que avanzamos nos damos cuenta que están más relacionados de lo que parece.

La trama se cuenta de manera muy atinada como una serie de reportes de misión, nos describen brevemente la situación mientras nos dan información de los objetivos en tierra, cuando estamos ya con nuestro escuadrón estos harán comentarios sobre la situación. El juego nos da importancia y no nos sentimos como un soldado más en medio del conflicto.

JUGABILIDAD


Esta es la cuarta entrega de esta franquicia de disparos en primera persona, así que varias de sus convenciones establecidas previamente se mantienen, se puede apuntar desde la cadera o la mira del arma, hay que buscar puntos de cobertura y aprovechar la salida en falso de algunos enemigos, y solo se puede llevar un número limitado de armas de manera simultánea. 


Otro elemento que regresa de la franquicia es la posibilidad de recuperar vida de manera automática tan solo esperando un tiempo sin entrar en combate, así que estratégicamente es una buena opción buscar un punto de cobertura y eliminar los enemigos poco a poco hasta que nos aparezca el inevitable símbolo de una granada que nos haga salir a buscar otro lugar a cubierto.

Con respecto a los cambios, el más significativo es la sensación durante el combate, mientras que en juegos anteriores estábamos sumergidos en las batallas campales más representativas de la segunda guerra mundial, en esta ocasión la acción se siente más enfocada a misiones, con un componente táctico y de operaciones especiales, usualmente vamos acompañados de un pequeño equipo que nos guía y apoya en ciertos momentos.


El resultado de estos cambios es que nos volvemos como depredadores buscando una presa más que simple carne de cañón en medio de la batalla, igual hay algunos problemas con este acercamiento y es que debemos ir al ritmo de nuestro equipo pues son ellos los que controlan nuestro avance. Hay momentos en que debemos eliminar todos los enemigos en un área o avanzar más allá de un punto invisible de control porque de otra forma seguirán saliendo combatientes de manera ilimitada.

Atrás quedaron las armas rudimentarias del conflicto más importante de la humanidad y en su lugar nos veremos con un impresionante arsenal de rifles de asalto y armas cortas bastante actuales y fieles a las usadas por los diferentes equipos tácticos a los que pertenecemos, también llegan otros aditamentos modernos como granadas aturdidoras y bengalas, así como la posibilidad de utilizar visión nocturna para ser más efectivos durante la noche. 


Para sacarnos de la monotonía también se incluyeron algunas misiones en las que no estamos controlando a un personaje en particular sino algún tipo de arma especial para dar cobertura al equipo desplegado en la misión, por ejemplo dispararemos un poderoso cañón para eliminar enemigos que vemos a través de una imagen de satélite, muy similar a las que habremos observado en las noticias en alguna oportunidad.

Un punto que elevó esta entrega por encima de otros juegos del género en su momento y lo convirtió en el rival a derrotar por muchos años fue un entretenido y adictivo modo para múltiples jugadores en línea. El concepto no era nuevo pero en esta entrega fue refinado para hacer que la acción fuera frenética. A pesar de que la mayoría de modalidades como eliminación o combate por equipos no fueran novedades funcionan muy bien.


El éxito se debió en parte al ritmo acelerado de las partidas, generado por mapas pequeños que garantizan que nos encontremos con enemigos en todo momento, y dada la efectividad de las armas modernas hacen que hasta los mejores jugadores puedan morir, lo que tampoco es muy problemático porque los personajes reaparecen bastante rápido. Lo que mantenía a la gente jugando era la progresión pues de manera constante estábamos desbloqueando mejoras para las armas y habilidades para los personajes que de paso permitían ajustar el estilo de juego.

GRÁFICOS


A pesar de que el juego anterior de la franquicia alcanzó a ser un título intergeneracional, este es realmente el primero que fue lanzado en exclusiva para consolas de alta definición y se nota, especialmente si tenemos en cuenta que el equipo de desarrollo actualizó de manera significativa el motor gráfico para soportar efectos como iluminación dinámica o profundidad de visión. La meta era obtener movimiento fluido a 60 cuadros por segundo y lo lograron casi todo el tiempo, lo que le da fluidez a la acción.


El mismo cuidado y nivel de detalle que habíamos visto previamente al replicar las armas de la 2da guerra mundial lo vemos nuevamente pero aplicado a las modernas, las texturas y modelado de personajes también están muy cuidados; realmente se siente el salto generacional y eso apoya el cambio de estilo y de época que dieron con este título. También durante la acción en línea se mantiene el alto nivel que observamos durante la campaña.

SONIDO


El apartado sonoro tiene ese grado extra de cuidado que lo hace memorable, las armas suenan exactamente como deberían, lo mismo sucede con todos los demás efectos ambientales, las actuaciones de voz son impecables y creíbles aunque el guion no siempre sea el mejor. Con respecto a la música, la mayoría son piezas muy cortas que suenan en momentos claves de las misiones y luego desaparecen para que pongamos atención a la acción, así que vamos a decir que es funcional para el jugador.


COMENTARIOS FINALES


El equipo de desarrollo hizo muchas cosas bien en este juego, una campaña corta y algo superficial pero con suficientes cosas como para mantenernos enganchados, un muy sólido modo de juego en línea frenético y amigable con los novatos pero con mucho contenido como para seguir jugando por mucho tiempo. Este juego fue uno de los mejores de la franquicia y un parte aguas en la industria.


El juez goomba dice… ¡Comprable!


Aún es fácil conseguir el juego original aunque los servidores dedicados ya fueron apagados, igual si lo juegan en PC es fácil encontrar partidas, Activision también lanzó una versión remasterizada del juego que igual vale la pena probar aunque sea solo por su modo de campaña.

Valorado 9/10 armas modernas


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -