Posted by : Víctor Dallos 26/2/16



Marche llega a Ivalice, un extraño mundo medieval, ahora debe buscar su camino de regreso a casa convirtiéndose en mercenario, esta es la historia de Final Fantasy Tactics para Gameboy Advance. ¿Vemos como sigue lo demás?


CONTACTO INICIAL


A inicios del siglo estaba muy atareado con estudios y otras cosas aburridas. Una de mis mayores distracciones era una Gameboy Advance con pantalla sin iluminación en donde logré reunir una pequeña colección de juegos.

Final Fantasy Tactics lo recibí como regalo de cumpleaños y me emocionó tanto que recuerdo haber jugado durante más de cinco horas seguidas al estrenarlo, guardar la partida y levantarme pronto al día siguiente para continuar jugando. Para mi horror, el juego no mantuvo mi partida. Tuve que regresar al inicio y aborrecer las primeras imágenes, pues encontré que el juego simplemente no guardaba.

Cuando conté lo sucedido a mi benefactor (quien me regaló el juego) fuimos hasta el sitio en donde lo compró y resultó que el vendedor nos dijo con desfachatez que era pirata y no guardaba, y para completar el descaro nos ofreció recibir este juego a mitad de precio como parte de pago por otro juego original. Afortunadamente, una buena perorata y la vergüenza ajena de hacerle perder clientes durante casi cuatro horas, lo obligaron a que devolviera el dinero.

Al final me regalaron el dinerito con el cual me compré un Street Fighter Alpha 3, mientras logré conseguir el Final Fantasy Tactics Advance varios años después. Ya con el juego original acostumbraba a grabar varias veces seguidas por el puro temor.




HISTORIA


Final Fantasy acostumbra presentar historias nuevas en cada entrega, pero mantiene algunos detalles que unen un juego con los demás. En este caso nuestro protagonista, Marche, es un niño algo retraído y debilucho, quien tiene un hermano que está en silla de ruedas por alguna enfermedad. Los hermanos encuentran un libro que los transporta a otro mundo, Ivalice, un extraño mundo con razas muy variadas, magia y combates medievales.

Marche se encuentra solo y poco a poco va conociendo compañeros y contrincantes en un mundo lleno de aventura en el cual, este tímido muchacho se va convirtiendo en un guerrero respetado. La historia va aportando poco a poco las opciones de encontrar nuevos retos y debemos cumplir varios requisitos para desbloquear opciones adicionales, pues nuestro protagonista y sus amigos se convierten en mercenarios y debemos cumplir con algunas misiones o requisitos especiales para que nuestro ejército tenga nuevas clases o armas especiales.

La historia tiene algunos giros interesantes, pero no aporta suficientes variaciones o sorpresas como para ser la estrella del juego. Cumple, pero no se siente épica o memorable.





JUGABILIDAD


Este apartado es la estrella del juego, básicamente estamos ante un juego de estrategia por turnos en donde tenemos dos equipos enfrentándose en combate de espada y magia. Contamos con varias razas que tienen a su vez preferencia por algunos tipos de combate que son llamados “jobs” o clases.

Entre las razas tenemos a los Bangaa que son hombres-lagarto que prefieren los ataques con armas y podemos escoger jobs de templarios, gladiadores o defensores, entre otros trabajos “rudos” y de repartir golpazos o recibirlos sin doblarnos. Los Nu-Mou son el otro lado del espectro, los “perritos” tienen jobs como Ilusionista, Sabio o Mago del tiempo, en donde la magia es su fortaleza principal. Entre estos dos extremos están los humanosm que son balanceados, los Viera, que son niñas-conejito super-rápidas y los Moogle que se enfatizan en trabajos extraños de lanzar cuchillos, disparos o hasta bolas de playa para atacar.



Aparte de la clase hay que cuidar mucho las armas y armaduras que portas, ellas traen las habilidades embebidas y sólo las aprenderemos a fuerza de portarlas y usarlas en combate. Algunos personajes se nos unirán durante la historia y serán casi que obligatorios para avanzar en ella, pero también podrás reclutar más integrantes y con ellos cubrir toda la gama de especialidades.


Sin duda que el juego te invita a desbloquear nuevas razas, clases, ataques y para ello debes volver una y otra vez al bar con el fin de buscar aquella misión ideal para ganar experiencia y ganar ítems.



GRÁFICOS Y SONIDO


Todo en el juego se presenta en vista isométrica. Las escenas de historia son acompañadas por música animada y sonido ambiental que se ajusta perfectamente a cada paraje, desde un bar atestado hasta castillos tenebrosos.

Los combates, también en vista isométrica, tienen mucho mimo en cada animación. Las razas, clases y armas se distinguen claramente. Los ataques especiales, muestran explosiones y convocaciones muy llamativas para la pequeñita de Nintendo. La pequeña pantalla del GBA muestra de manera más que sobresaliente las animaciones, los personajes, los colores y ataques.

Los seguidores de Final Fantasy podrán reconocer parajes, nombres, sub-historias y por supuesto las acostumbradas animaciones, razas y deidades de la saga.




COMENTARIOS FINALES


Este juego fue mi primer acercamiento a los juegos tácticos de Final Fantasy, por ello le guardo mucho cariño, a eso hay que sumarle que se ve, se controla y se escucha muy bien la GBA. Si bien los fanáticos de este tipo de juegos prefieren las versiones de DS, PSP o PSX, esta es una gran versión si tienes una GBA o si quieres probarla en la consola virtual de WiiU en donde además nos muestra su manual escaneado, gana guardado en cualquier punto y se ve realmente bien en la pantalla del Gamepad. Decenas de horas de diversión aunque al historia se antoje algo infantil.




Mushroom
Juez


El juez Goomba dice... COMPRABLE!!!

Se consigue en la consola virtual de WiiU, de modo que se puede probar por unos pocos dólares y se ve perfecto en la pantalla del gamepad.

Nota: 8/10 aros hula-hula de moogle para atacar.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -