Posted by : Víctor Dallos 27/4/13


Buenas noches.

Con motivo de la promoción de WiiU, que me hizo recordar mis años mozos de Super Nintendo, quiero hablar sobre una serie de juegos que siempre me han quitado horitas…los F-Zero. Un juego de carreras futuristas en donde vehículos flotan sobre pistas a velocidades superiores a los 300km/h inicialmente...ya luego se les corrió la teja y llegamos a más de mil.

 Intro de un juego de carreras

Voy a enfocarme principalmente en los juegos de consolas de sobremesa, aunque también están los juegos de GBA que posiblemente menciones en otro análisis…posiblemente.




PRIMEROS CONTACTOS.

 

En mi época de Colegio tenía un flamante Super y como uno de los primeros juegos me llegó de regalo F-zero, recuerdo que era de segunda y no tenía ni caja ni nada…pero cuando lo puse en la consola no pude dejar de jugarlo hasta que terminé todas las pistas, aunque lo hice en la dificultad NOVICE. Luego me di cuenta que podía cambiarla y que se hacía mejor el  juego.
No puedo olvidar el sentimiento de urgencia cuando mi barra de energía de la nave estaba en rojo y no lograba recargarla y terminaba todo en un gran “boom” con mi navecita, otrora rauda, convertida en una pila de pixeles humeantes. A mi hermana no le gustaba tanto por que no tenía modo a dos jugadores…pero como el super era mio…pues le tocaba mirar. Recuerdo que me pasé tarareando la música de las primeras pistas hasta que me tenían que decir que me callara.

 Capitán Falcon desde 1990

Luego, ya mayorcito, tan pronto vi en vitrina el F-zero X de N64 lo compré…debo decir que visualmente me pareció horrible, con naves poco definidas y colores más oscuros que el de SNES, pero se compensaba con creces con la velocidad y el buen control,  pues podía ver 30 naves (todas rectas y con formas poco imaginativas) pero corriendo juntas a velocidades increíbles y además me daba la posibilidad de empujar a mis contrincantes fuera de la pista y chocarlas con movimientos que mi stick transmitía de forma muy adecuada. Pocas veces logré jugar con amigos pues no les gustó tanto el juego cuando lo comparaban con el rey del multiplayer, Mario kart 64.

El juego de Gamecube se demoró en caer. Pues me salté por completo esa generación (la de gamecube) y descubrí los juegos del cube con mi Wii. Decir que cuando lo puse por primera vez en Wii, conectado por cable de componentes a un televisor de 46”HD, me quedé boquiabierto y aún hoy estoy confundido, al ver que este juego, de generación Gamecube, se ve mucho mejor que muchísimos juegos de Wii. Luego me rendí a su música (varios remixes del original de SNES). Debo confesar que no lo logré terminar en la dificultad máxima…pero lo haré.

HISTORIA.


Pues a medida que pasan las generaciones se le da mayor importancia a la historia. En el SNES es nula., se ponen las cuatro naves disponibles y ¡a correr!. En el de N64, cada personaje muestra su motivación y si logra terminar la liga se mostrará una frase de victoria acorde con cada corredor. En gamecube hay mucha historia, hay videos, entrevistas a los corredores…muchos guiños a una historia rara y algo sobreactuada. No será lo que más recuerden del juego, pero se agradece algo para distraerse entre carreras.

Cada personaje tiene su nave...y sus razones para la carrera.

En general el juego transcurre en el siglo XXIV. Se da a entender que las carreras F-zero fueron ideadas por multimillonarios aburridos de las emociones cotidianas y poniendo su dinero, impulsan a los corredores a buscar el límite de la velocidad. Al final terminan inmiscuyéndose personas de dudosa reputación buscando ganar dinero a como de lugar, esto ocasionó un gran accidente y se prohibieron las carreras. Después del gran accidente las carreras se empezaron a correr de forma clandestina, pero dada la popularidad se hicieron un nuevo set de reglas y medidas de seguridad, lo que dio lugar a la liga F-zero GX. En donde 30 pilotos se disputan el título de campeón de la liga F-zero y un montón de dinero.

GRAFICOS.


Los juegos de SNES y Gamecube son sin dudas demostraciones de la capacidad técnica de sus respectivas consolas en cuestión de gráficos. Los gráficos de SNES son brillantes, vibrantes y muy fluidos. Los de NGC también cumplen con las premisas de los de SNES y además incluyen muchísimos detalles en las pistas y en las naves. Cada nave muestra detalles y algunas hasta permiten ver a su piloto conduciendo.

Gráficos en cada generación.

De los gráficos del juego de N64 ya había comentado algo, debo decir que me parecen muy rectos y las texturas algo pobres, comparándolo con otros juegos de la época, pero el juego cumple sin problemas y si bien no es tan atractivo a la vista como su contraparte de NGC es perfectamente agradable.

MUSICA.


En todos los juegos es sencillamente pegajosa, muy movida, sobre todo acorde a al escenario en el que estemos corriendo y a la velocidad de la pista.
En SNES es retro-beat duro y puro. En NGC hay mayor variación, pero no se pierde un ápice del aire retro. Incluso cuando corres en la pista del casino se puede sentir que estás en un casino pero corriendo a 500Km/h con alguien tocando en un sintetizador.
Esta no es una banda sonora para escucharla como pieza orquestada e interpretada por una sinfónica, pero con el juego es como salsa de tomate en un hotdog…deben ir juntas. (Esta referencia se me vino a la cabeza por el análisis de los Motorratones…).

JUGABILIDAD


El objetivo del juego es llegar entre los tres primeros para continuar. La nave se maneja muy fácil e intuitivamente. Con la posibilidad de acelerar, frenar, girar y derrapar para sacar el mejor tiempo en cada curva. Las naves cuentan con una barra que muestra su resistencia y si esta se agota la nave explotará. Hay tramos en donde esta resistencia se recarga.
En todas las consolas los controles son muy parecidos., pero en F-Zero X se agregaron variables en las naves como el peso, la resistencia del vehículo a los golpes, la eficiencia del turbo y la relación entre aceleración y velocidad final.
El juego de SNES es muy bien balanceado, pero al final se tienen pocas naves y no hay mucha variación. En este juego dan un turbo por vuelta, lo que permite obtener una mayor velocidad por un periodo corto de tiempo. 

 Diferentes máquinas..aumentan con cada generación

En el N64 el juego empieza a escalar en variaciones y esto hace el juego excelente y adictivo, pues puedes enfocar tu estrategia en cada pista e incluso existe un modo de juego en el cual se busca destruir naves enemigas en la pista, por lo cual podemos cambiar un poco de velocidad por resistencia. Nuestra nave, además, puede hacer barridas y hasta girar para golpear a nuestros contrincantes. Después de dar la primera vuelta las naves pueden usar un turbo a expensas de sacrificar algo de la vitalidad de la resistencia de al nave, esto aporta aún más estrategia, pues si abusas del turbo puedes quedar listo para una explosión si un enemigo te golpea…y en las dificultades altas lo harán. Este juego lo terminé en todas las dificultades posibles y con varios pilotos.

 Contrincantes en cada carrera. entre más...mejor.

Ya en NGC se toman todos los conceptos de N64 y se explotan muchísimo. Podemos tomar naves de pilotos, personalizarlas, cambiar piezas, crear naves originales y que se ajusten a nuestra forma de conducir. Son muchas opciones que afectan nuestra forma de manejar los vehículos y que afectan al experiencia.
El juego de SNES no tiene modalidad multijugador, los de N64 y gamecube te permite jugar hasta con 3 contrincantes, pero se pierde la emoción de la multitud de naves.
Debo decir que en este punto el juego que más disfruté fue el de N64. Es mucho más completo que el de SNES y menos intimidante que el de NGC, en donde aparte de las múltiples opciones me pareció que la dificultad era irregular y hasta ridícula.

COMENTARIOS FINALES.


Para los amantes de los juegos de velocidad los F-zero son obligatorios. Todos se consiguen de forma relativamente fácil en sus consolas originales. Aparte se encuentran en formatos digitales de Nintendo.  El F-zero de SNES está en promoción en WiiU hasta finales de Marzo de 2013 y también está en la consola virtual de wii. El F-ZeroX de N64 está en la tienda virtual de Wii. Espero que Nintendo se anime a hacer un remake HD de F-Zero GX de Gamecube.

Los juegos pueden ser disfrutados en jornadas cortas, pero se les saca mayor gusto terminando ligas completas y mejorando los records.
Sin duda, este ya hace parte de la constelación de juegos estrella de Nintendo, con guiños como en otros juegos como poner al Capitán Falcon, con su Falcon Puch, en Smash Bros o el minijuego de nintendoland.
Me despido tarareando el tema de Big Blue (tan…tan-tan, tan…tan-tan…).

 Ya veremos más del Capitán




vdallos


El juez Goomba dice... Coleccionable!!!

En cada consola es referente del género e incluso jugar el original de SNES en WiiU sigue siendo un reto.

Valorado en 8/10 pods... de carreras.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -