[ARC] Super Buster Bros.

[GB] Teenage Mutant Ninja Turtles: Fall of the Foot Clan


 
Konami logró un gran éxito al quedarse desde temprano con la licencia de los juegos de estos reptiles, y la supo aprovechar lanzando juego para un montón de dispositivos bajo su sello de Ultra Games.

CONTACTO INICIAL


Mi primer contacto con la franquicia, como en el caso de muchos, fue con la serie de televisión de los noventa, a inicios de esa década estaban en pleno furor y si bien no eran mis personajes favoritos, recuerdo haber visto muchos capítulos. Por supuesto poco tiempo después probé sus juegos, específicamente los de NES que tenía un vecino del conjunto.
 

A lo largo de la década probé varios títulos, pero nunca compré ninguno, hasta que Konami buscando revivir de entre las cenizas decidió contactar con Nickelodeon (los dueños de la licencia) para volver a re-editar todos los títulos de los personajes que todos recordamos y algunos que no tanto. Así me hice con la Cowabunga Collection, terminé el primer juego de GameBoy y acá les traigo su reseña.

HISTORIA


Como la mayoría de los títulos de su momento la trama de esta entrega es bien sencilla, los villanos han secuestrado a Abril O’neil, una reportera amiga de nuestros protagonistas, así que nuestra misión es clara, perseguir a los culpables y derrotarlos para rescatar a nuestra damisela en peligro.


La trama se cuenta a través de cuadros estáticos al final de cada nivel que nos muestran planos inspirados en la caricatura y que nos indican a donde debemos ir después, es muy básica y no aporta nada al título, ni siquiera explica porque llamaron al juego la caída del clan del pie, porque tampoco lo mencionan y no sabemos que es a menos que conozcamos previamente el comic o la serie animada.

JUGABILIDAD


Este es un título de acción de vista lateral donde controlamos a una de las 4 tortugas ninja, nos desplazamos siempre a la derecha, tenemos acceso a un ataque sencillo que usualmente elimina a todos los enemigos de un solo golpe, una barra de vida que disminuye cuando nos tocan y se recupera cuando encontramos pedazos de pizza, la comida favorita de estos personajes.


A través de la aventura visitamos 5 escenarios diferentes que incluyen la ciudad, una autopista y el tecnódromo, entre otros. Como elemento curioso podemos jugarlos en cualquier orden, pero solo podremos ver el final si empezamos desde el primero. Son sencillos de navegar, y los enemigos nos saltarán de todos lados, así que se convierte en un reto de reflejos y patrones.

También se incluyeron algunas áreas secretas que en realidad son mini-juegos con diferentes reglas sencillas y que al completarlos nos permiten recuperar algo de vida o simplemente ganar puntos adicionales, que realmente no sirven para nada,

 
Al final de cada nivel nos enfrentaremos a un jefe que será familiar para los seguidores de la franquicia como Bebop o Rocksteady (Rocoso en su traducción latina), son peleas realmente muy sencillas, porque por alguna razón mágica podemos rechazar los disparos de los enemigos si los golpeamos con nuestra arma, y los patrones de movimientos son muy básicos.

Una de las debilidades del título es que todas las tortugas funcionan igual, no importa si elegimos a Donatello con su enorme palo o a Rafael con sus diminutos Sai, todas tienen el mismo alcance y atacan a la misma velocidad, así que los diferentes personajes funcionan como vidas, pues si perdemos toda la energía somos capturados, pero igual no las podemos recuperar de ninguna forma.


La dificultad es bastante inconsistente, los tres primeros niveles son muy sencillos, con poca complejidad, pero los dos últimos se vuelven mucho más complejos, no hay una progresión suave, es literal un salto significativo; en general la audiencia del juego y la consola era infantil, así que con algo de practica se puede acabar, pero si se nota bastante la inconsistencia en la dificultad.

GRÁFICOS


El equipo a cargo del desarrollo de este título había trabajado previamente en un juego de naves para la misma consola con excelentes resultados, sin embargo, el tiempo de desarrollo que tuvieron disponible fue de tan solo 6 meses y se nota en el apartado visual, aunque los personajes y enemigos son de buen tamaño los movimientos son acartonados y las proporciones son extrañas.


Los fondos son simples, con pocos detalles, para mantener la acción en pantalla fluida lo que se consigue exceptuando contadas excepciones. La variedad de los enemigos es baja, y sus patrones de movimientos repetitivos, es difícil justificar sus diferencias visuales pues se comportan parecido y todos son igual de frágiles. El movimiento de salto es un problema porque es muy alto para la resolución vertical de la consola.

SONIDO


La música el juego estuvo a cargo de Michiru Yamane, quien luego sería reconocida como una de las mejores compositoras de la industria, este siendo uno de sus primeros trabajos y de una franquicia conocida, consistió en su mayoría de adaptaciones de canciones para que funcionaran con las limitadas capacidades de la consola y la verdad hizo un trabajo impresionante.


El resto de los efectos cumplen su objetivo, pero no hay nada que valga la pena destacar, la calidad de los mismos es la esperada durante los primeros años de la consola y la librería que estaba construyendo Konami empezaba a tomar forma de manera consistente.

COMENTARIOS FINALES


Fall of the Foot Clan es un producto que se nota tuvo un tiempo de desarrollo muy reducido, que hace lo mínimo que se espera de un juego de su género, pero que desaprovechó profundamente la franquicia al hacer a las tortugas idénticas en su control a pesar de usar armas diferentes, y con un único punto fuerte su música.


El juez goomba dice… ¡Alquilable!


Como casi todos los productos relacionados con esta licencia, el juego vendió muy bien para su consola original y no es tan caro conseguir un cartucho en buen estado, afortunadamente hace poco Konami lanzó The Cowabunga Collection que recopila muchos juegos de la franquicia incluido este para consolas modernas.

Valorado 6/10 tortugas clones

Comentarios