[POD] CG207 Cris Tales

[PS3] Army of Two: The Devil’s Cartel


La tercera entrega de la franquicia recibió muchos cambios, incluyendo un nuevo motor gráfico, pero no necesariamente mejoró la experiencia.

CONTACTO INICIAL


Tuve mi primer contacto con un juego de Army of Two en la casa de un amigo que tenía un Xbox 360 con un montón de juegos conseguidos de forma poco legal, pero la verdad solo lo probé un instante, y la sesión de juego se la íbamos a dedicar a otro título. Luego supe que iba a salir una segunda parte, pero en ese momento mi única consola era una Wii, así que tampoco jugué esa entrega.


Cuando anunciaron la tercera entrega la cosa era prometedora, el estudio a cargo había trabajado en Dead Space y el motor gráfico era Frostbite que lograba cosas impresionantes en las consolas, decidí comprarlo con un amigo que vivía fuera del país para jugarlo de forma cooperativa como corresponde, pero la calidad dejaba mucho que desear y mi compañero de juego lo abandonó rápidamente, yo por otro lado le saqué hasta el platino.

HISTORIA


El juego comienza presentándonos a Alpha y Bravo, dos nuevos operadores de T.W.O. (Tactical Worldwide Operations), una organización de mercenarios fundada por Rios y Salem, los protagonistas de los títulos anteriores, quienes de inmediato nos mandan a una misión donde ellos mismos van a participar, el rescate de unos rehenes de un campamento de un cartel dirigido por Esteban Bautista, quien huye apenas llegamos al lugar.


En medio de la operación nos encontramos con una única rehén sobreviviente, una chica llamada Fiona, Rios y nuestros protagonistas quieren rescatarla, mientras que Salem no quiere arriesgar su pellejo y decide irse antes, durante su escape el vehículo en que va es destruido y mientras tratamos de rescatarlo Rios es herido, al final escapamos con la chica y Rios.

La trama salta 5 años, en la actualidad somos veteranos en la organización y tenemos una misión de protección, el alcalde Cordova quien busca su re-elección esta siendo amenazado por el cartel de la Guadaña dirigido por Bautista, así que T.W.O. es contratado para mantenerlo a salvo, por supuesto el convoy donde vamos es atacado y empieza una guerra sin cuartel.


A pesar de que la premisa puede sonar interesante y que la historia tiene un par de giros que la verdad no son muy sorprendentes, los nuevos protagonistas son demasiado genéricos y carecen del carisma de Rios y Salem, en términos generales se toman la trama demasiado en serio, ignorando todos los aspectos ridículos de la franquicia, que le daban un toque diferente.

JUGABILIDAD


Este es un título de disparos en tercera persona diseñado con dos jugadores en mente, pues la idea es que usen rutas alternas para aproximarse a los objetivos, flanqueen a los enemigos y se ayuden en caso de recibir mucho daño. La mayor parte del tiempo estaremos en cobertura, atacando cuando veamos una oportunidad y buscando la siguiente pared para cubrirnos.


A nuestra disposición tenemos una buena variedad de armas que podemos obtener mientras progresamos y obtenemos dinero en las misiones, si bien se parecen mucho entre si y no son particularmente novedosas, al menos cumplen su función y tenemos una extensa y muchas veces inútil capacidad de personalizarlas.

Algunas mecánicas que estaban presentes en juegos anteriores desaparecieron en este, porque los desarrolladores querían hacer la acción más frenética, entonces los personajes no pueden atraer la atención de los enemigos con el medidor de agresividad, ni se pueden usar técnicas avanzadas como simular que nos rendimos, es una lastima porque se perdió mucha de la estrategia que había antes.


La única mecánica que se incorporó es el Overkill, a medida que hacemos daño a los enemigos vamos llenando una barra que nos permite entrar en un modo de furia donde recibimos balas extra para nuestras armas y el daño se vuelve explosivo por lo que podemos eliminar fácilmente a nuestros enemigos, nada particularmente novedoso o llamativo, pero que efectivamente hace más frenético al juego.

Aunque el título está diseñado para dos jugadores, ya sea de forma local o conectados en línea, se puede disfrutar bastante bien cuando tenemos solo a un compañero controlado por la computadora, en parte porque simplificaron las mecánicas y en parte porque los enemigos son todo menos inteligentes, salen a cada rato de cobertura, no atacan en equipo y su táctica más efectiva es resistir muchos disparos.


En esta entrega también se eliminaron los modos versus de juego en línea, que si bien no eran muy llamativo, si le daban algo de extensión a la experiencia, pues la campaña se puede terminar fácilmente en unas 7 a 8 horas.

GRÁFICOS


Uno de los aspectos que más se resaltó en la publicidad previa a su lanzamiento era que este juego iba a usar el motor Frostbite 2 que había deslumbrado en Battlefield 3, con algunos ajustes para soportar la destrucción ambiental. Ciertamente los aspectos técnicos son sobresalientes, pero el arte es poco inspirado, con muchas áreas repetidas, y paisajes muy similares, haciendas, calles mexicanas y nada más.


Los diseños de los personajes tampoco llaman la atención; eliminaremos miembros de los carteles a diestra y siniestra, con muy pocos cambios visuales o variedad. Un problema adicional es que el modo de juego local usó una división de pantalla poco convencional que quita mucho campo de visión y al que nunca me pude acostumbrar.

SONIDO


Si bien la franquicia nunca se destacó por sus ingeniosos o emotivos diálogos, Salem y Rios tenían cierto carisma que hacía que sus chistes un poco simplones conectaran con el jugador, al ser reemplazados por los genéricos Alpha y Beta se perdió todo el encanto de los personajes, a pesar de que usaron actores con experiencia parece que entre el guion flojo y una falta de interés el resultado fue terrible.

 
El resto de los efectos sonoros son de buena calidad, tal vez de la mano de las librerías de sonido que tiene a la mano una compañía que ha lanzado varios títulos de acción. Sobre la música, compuesta por Brian Tyler, no tengo quejas, aunque no hay mucha variedad acompaña bien los eventos que van sucediendo y se siente enérgica.

COMENTARIOS FINALES


Army of Two nunca fue una joya de la acción, pero si tenía elementos interesantes para hacernos pasar un buen rato con un amigo, ya sea por sus ridículas mecánicas cooperativas, o su sólido combate de disparos en tercera persona. Esta entrega perdió mucho de su identidad, convirtiéndose en un título de disparos de cobertura del montón, ofreciendo poco a cambio de sacrificar los elementos que hacían de la franquicia algo diferente.


El juez goomba dice… ¡Solo regalado!


El título fue lanzado solo para Xbox 360 y PS3, llegando a vender algo más de 250 mil unidades en todo el mundo y siendo considerado un fracaso comercial por parte de Eletronic Arts, igual se puede conseguir usado a precios muy razonables.

Valorado 5/10 villanos estereotipados

Comentarios