[POD] CG222 Afterimage

[ARC] Gun.Smoke

 
Un popular juego de Arcade que también tuvo versiones para consolas caseras, con una temática bastante conservadora y dificultad bastante elevada.

CONTACTO INICIAL


Normalmente tengo recuerdos claros de como conocí un título en particular, no siempre es una historia interesante, pero igual lo recuerdo bien, ese no es el caso de este juego. Se que fue en mi ciudad natal, en un sitio de Arcade que solo visité en una oportunidad y que tenía pocas máquinas disponibles, nada más. No recuerdo la ubicación, porque fui, cuanto tiempo estuve o porque nunca volví, pero así conocí Gun.Smoke.


Un par de años después tuve la oportunidad de jugar la edición de NES, era bastante entretenido, pero fue un préstamo de un amigo del colegio en uno de esos cartuchos multi-juegos así que tampoco le dediqué mucho tiempo, hasta que hace poco cuando investigaba para la reseña de Commando empecé a encontrar muchas menciones de este título y decidí terminarlo.

HISTORIA


Trama no tiene, por ningún lado, el juego solo nos muestra los carteles de "Se Busca" de los 10 villanos del juego y que vamos a tratar de capturar, vivos o muertos. Creo que hasta el lanzamiento de la versión de NES el protagonista no tenía ni nombre, así que voy a comentarles una anécdota sobre el desarrollo que estuvo a cargo de Yoshiki Okamoto y el resto de su equipo.

 
Okamoto trabajó en varios proyectos para Capcom, como 1942, así que inspirado por varias películas de pistoleros decidió crear este juego, sin embargo, sus ambiciosos planes sufrieron un tropiezo, pues tuvo un accidente que le impidió trabajar con una de sus manos, atrasando bastante el proyecto, por lo que algo del contenido planeado tuvo que ser cortado y aún así el lanzamiento fue posterior al de Commando que se llevó muchos jugadores.

JUGABILIDAD


Este es un clásico exponente del género que conocemos como "correr y disparar", aunque se notan claramente las influencias de los juegos de naves con movimiento vertical en algunos de sus elementos, como que la pantalla avance de forma automática y no al ritmo que deseamos.


Para controlar a nuestro personaje además de la palanca contamos con 3 botones de ataque, que al presionarlos lanzan nuestros disparos en direcciones diferentes, para explicarlo mejor voy a usar indicaciones como si vieran un reloj de manecillas, cada botón dispara en dirección a las 10, 12 o 2 y también se pueden combinar para conseguir otros ángulos.

Nuestro personaje es ágil, pero también delicado, cada crédito nos da 3 vidas, pero cualquier disparo enemigo nos hace perder una. En los niveles, oculto en los barriles que debemos destruir, hay algunos poderes que nos permiten movernos más rápido, disparar más lejos o más rápido, y en los niveles finales también hay unos cráneos de vacas que nos quitan una vida, así que se debe ser muy cuidadoso.


Para ayudarnos a progresar también nos podemos encontrar un caballo, nuestro leal compañero nos hace un objetivo un poco más grande para las balas de los enemigos, pero nos da 3 golpes antes de ser eliminados, una ventaja enorme para poder progresar.

Este juego es bien complicado, definitivamente pensado para los jugadores experimentados con títulos de naves o con reflejos muy buenos, aunque podremos avanzar un par de niveles hay un punto en que la cosa se complica demasiado, tanto que se empieza a sentir injusto.

GRÁFICOS


Visualmente el juego no es muy llamativo, aunque hay una buena variedad de enemigos y el título es capaz de mostrar bastantes en pantalla sin sufrir ningún tipo de ralentización, el nivel de detalles de los mundos bueno para los estándares de la época, pero no hay casi variedad, visitaron una gran cantidad de desiertos, acantilados y pueblos del oeste, una y otra vez.


No hay muchos aspectos para destacar, excepto la fluidez del movimiento y los retratos de los jefes al inicio de cada área.

SONIDO


Para la longitud del juego y la época, la banda sonora tiene bastantes pistas, las cuales fueron compuestas por Ayako Mori. Las canciones no son particularmente memorables, pero definitivamente acompañan de forma adecuada la acción constante que experimentamos en pantalla.

 
Los efectos sonoros por otro lado no son tan consistentes, los disparos suenan como extraídos de un juego de naves y cuando se estrellan contra los barriles de madera parece que estos fueran metálicos. Otros detalles para resaltar son el trote cuando conseguimos nuestro caballo o las muertes de los enemigos que nos ayudan a identificar cada evento.

COMENTARIOS FINALES


Vale la pena darle una oportunidad a este título, al menos hasta que nos estrellemos con el muro de dificultad que aparece en el sexto nivel. Sus mecánicas son sencillas y entretenidas, con valores de producción sobre la media, una buena cantidad de enemigos, niveles y jefes que enfrentar.


El juez goomba dice… ¡Alquilable!


La edición de Arcade es un poco difícil de encontrar, pues no ha sido reeditada tantas veces como uno se podría imaginar. Se produjeron versiones para varios dispositivos de la época, pero tal vez la que más se podría recomendar es la de NES publicada en 1988 que si bien le falta contenido, se compensa con cambios pensados para la consola.

Valorado 7/10 pistoleros y caza-recompensas

Comentarios