[POD] CG207 Cris Tales

[N64] Super Mario 64

 
Mario en su primera aventura totalmente poligonal. Una nueva perspectiva que hizo sus mundos más amplios y les dio una nueva dimensión con Super Mario 64

CONTACTO INICIAL


En Crónicas Goomba somos como esos amigos que descubrieron una película rara o un restaurante desconocido y que quieren llevar sus nuevas experiencias a sus compañeros. Para nuestro equipo es algo complicado escribir sobre juegos icónicos y que resultan muy conocidos para el público en general.


Como comenté cuando hablamos de Mario Kart 64, este juego venía cuando me regalaron la consola, era obligado tenerlo. Con motivo de la película de Super Mario Bros (2023) revisamos nuestro poco cubrimiento de los juegos de plataformas del plomero de Nintendo. Por eso decidí darle algo de uso a la compilación en Super Mario 3D All Stars y desempolvar mi N64. Veamos si recuerdo el juego con lentes rosa o estaba bien desde el principio.

HISTORIA


Mario recibe una carta de Peach, la princesa del reino champiñón, y decide ir a visitarla. Saliendo de una tubería llega a las afueras del castillo y corre, salta, grita y se choca contra cosas mientras se dirige hacia la puerta principal y le dicen que lo acompañará Lakitu con una cámara porque parece que ahora están en un reality show.


Al entrar al salón principal del castillo se encuentra con que un Toad está aterrorizado ya que Bowser tomó el control del palacio. Encerró en las pinturas de los muros a todos los habitantes del reino, incluida la princesa, y sólo podrán salir si Mario entra en los portales de los cuadros y recolecta unas estrellas mágicas que le permitirán abrir puertas cerradas en el castillo para enfrentarse al King Koopa.

La historia no es novedosa, pero nos pone en la ruta de acción muy rápidamente. Incluso Bowser nos va hablando en algunos momentos, como si tuviera parlantes en las habitaciones, retándonos o buscando intimidarnos.

JUGABILIDAD


Según los Record Guinness, Super Mario 64 no fue el primer juego de plataformas en verdadero 3D, pero es reconocido por muchos jugadores como el primer gran paso del género y una gran traducción de los plataformas en dos dimensiones agregando ahora polígonos y espacios abiertos.

El control del N64, con su único stick, permitía que Mario se moviera sin mucho inconveniente por ambientes tridimensionales. La cámara se podía mover alrededor del protagonista con los cuatro botones amarillos. La combinación entre la sensibilidad del stick y la velocidad de rotación de la cámara permitieron hacer fluida la jugabilidad.


Aparte teníamos algunos trucos para facilitar la jugabilidad como el uso de sombra del personaje, que siempre marcaba el sitio de caída correcto, aunque la luz no fuera realista, o mezclaba escenarios abiertos con secciones más angostas en donde la cámara se volvía a ubicar de manera fija.

Mario tenía múltiples tipos de saltos que dependían de su velocidad o si se combinaban botones, así podíamos hacer: el triple salto que aumentaba la distancia y altura en cada rebote, el salto con carrera y ganar distancia, aunque con poca altura, el salto en los muros que permitía escalar rebotando entre muros cercanos, la voltereta hacia atrás para ganar altura, aunque poco desplazamiento o la caída pesada para romper obstáculos.


Encontramos los power up típicos de la serie como monedas, estrellitas u honguitos, pero en esta ocasión hay bloques de colores con gorras especiales. Una de las gorras tiene alas y podemos elevarnos por el aire; debemos tomar impulso y hace movimientos con el control para ganar momento mientras bajamos y poder elevarnos un poco para llegar más lejos, muy parecido a lo que hacíamos en Super Mario World con la capa; otra gorra es una metálica que hace que Mario sea muy pesado para caminar bajo el agua y ser prácticamente invulnerable, por último, tenemos una gorra para hacer a Mario invisible y fantasmal, con esa podemos atravesar algunos obstáculos pasando a través de ellos.

El castillo funciona como un hub central, tendremos cuartos con puertas cerradas a menos de que tengamos el número de estrellas necesarias. Al entrar a cada cuarto nos encontraremos con pinturas que funcionarán como portales y que nos dejará elegir diferentes estrellas a recolectar en cada ocasión que entremos. Estos portales nos llevan a un nuevo escenario, muy amplio para su época; cada uno tiene temáticas y retos variados como: recolectar ítems, eliminar enemigos, derrotar jefes, competir contra reloj, cumplir alguna tarea especial como llevar algún ítem a otro sitio o lograr un reto de plataformeo.


Mario tiene ocho puntos de vida y cada enemigo le puede hacer diferente daño, para recuperarse debe tomar monedas. Aparte podemos dar puñetazos y hasta un combo con patadas que funciona contra los enemigos más débiles. Los jefes deben ser derrotados de maneras más inventivas como lanzándolos contra bombas del escenario. Debemos encontrar 70 estrellas para enfrentar al jefe final, pero en total tendremos 120 repartidas por los cuadros o escondidas en el castillo. Esto hace que el juego pueda pasarse en una decena de horas o doblar su duración. Aparte los retos de varios niveles invitan a romper records de tiempo.

GRÁFICOS


El Nintendo 64 estaba totalmente enfocado en lograr gráficos poligonales aunque sus texturas son simples pero con diseño muy resultón. La pantalla de inicio nos dejaba desformar la cara de Mario al estirar los polígonos y este efecto se aprecia en muchos momentos durante nuestro juego. Los enemigos se hinchan o comprimen para dar muy buenos efectos de aceleración y hacen lucir muy fluido el juego.


Los escenarios tienen muchas temáticas diferentes. Entre praderas, montañas nevadas, lagos, barcos inundados, calabozos lúgubres, casas embrujadas y plataformas flotantes, tendremos muchos tipos de escenarios que harán agradable la exploración.

Los efectos de luces, brillos y trucos gráficos se ven muy cuidados incluso años después de su lanzamiento. No deja de sentirse como un juego que pasa las bodas de plata, pero el brillo en las esferas, los efectos de tormentas de arena o las aterradoras anguilas escondidas logran su cometido.

SONIDO


De la mano del compositor de la serie principal de Mario, Koji Kondo, la banda sonora se hizo memorable desde el lanzamiento. Las melodías tienen diferentes instrumentos y ritmos según el tipo de escenario. Nos reciben con una fanfarria y violines, en cavernas encontraremos bajos y percusión, en los escenarios abiertos tendremos cancioncillas animadas con pianos, en las profundidades del mar se escuchan arreglos etéreos de sintetizador y en las carreras sonarán silbatos y otros tipos de instrumentos alegres.


Los efectos de sonido están en su punto para apoyar la jugabilidad. Desde el ruido al mover la cámara o los sonidos eléctricos en algunos escenarios, los peligros se apoyan con los efectos. Las voces de Mario son también memorables si bien no van más allá de gritos diferentes al dar saltos o recibir daño.

COMENTARIOS FINALES


Super Mario 64 fue un parte-aguas para los juegos de plataformas de Nintendo, antes de él todos los juegos eran de saltos en 2D y después de él, durante mucho tiempo sólo eran poligonales y en 3D. El manejo de cámara fue revolucionario para su época y más de 25 años después sigue funcionando muy bien. Los aspectos técnicos eran de lo mejor que podía lograr su consola y con las versiones para otras consolas se han retocado para que mantengan su estética, pero se ajusten a las nuevas consolas.

Es una aventura divertida y testigo de su época de lanzamiento. Actualmente hay versiones de fácil acceso que mejoran un poco las gráficas y adaptan los controles. Vale la pena que los fanáticos de los videojuegos lo prueben por sus valores e ideas que ahora parecen obvias, pero que en muchos casos fueron implementadas por primera vez aquí. 


El juez goomba dice... ¡Indispensable!


Se lanzó originalmente en Nintendo 64 en 1996. Tuvo revisiones para un lanzamiento de Nintendo DS que no tenía sticks. Tuvo versiones oficiales en las consolas virtuales de Wii y WiiU. Se puede jugar el servicio online de Nintendo Switch, en categoría más costosa o en la recopilación Super Mario 3D All-Stars también para Nintendo Switch en formato físico o digital.

Calificado con: 9/10 pingüinos al abismo.

Comentarios