[POD] CG207 Cris Tales

[ARC] Fantasy Zone

 
Los juegos de naves eran muy populares en las Arcade y cada empresa tenía su propuesta, aunque algunas no eran muy originales siempre se esforzaban por agregar algo para ser diferentes a las de la competencia.

CONTACTO INICIAL


Mi historia con la franquicia de Fantasy Zone es corta y bastante reciente, el primer título que probé fue la versión para Genesis que añade el prefijo Super y salió en 1992, pero que yo jugué en el 2020 ya que hace parte del catálogo de la Sega Genesis Mini, la réplica miniatura que produjo la compañía japonesa y que ha gustado mucho en el equipo.


Como me pareció entretenido el juego decidí investigar un poco más sobre sus orígenes, además de aprender un montón sobre las muchas ediciones que se sacaron para diferentes plataformas, también escuché un podcast sobre esa primera entrega y decidí conseguirlo para probarlo Arcade, así que estas son mis conclusiones.

HISTORIA


La primera sorpresa con este juego es que a pesar del año en que fue lanzado y su género, el equipo de desarrollo se dio a la tarea de crear una trama sencilla que se puede seguir sin necesidad de leer manuales, simplemente se nos presenta como texto en la pantalla al momento de iniciar la partida o cuando completamos el juego.


A pesar de que parece que controlamos una nave, realmente somos una criatura llamada Opa-opa que está tratando de liberar a la Zona de Fantasía de sus enemigos, una horda de invasores de procedencia externa; como dato curioso el final incluso tiene un giro de los que poco se veía en el momento y menos para un título de disparos con tantos colores pastel.

JUGABILIDAD


Desde el inicio se nota la inspiración de otros juegos como Defender, pues muchas de sus mecánicas son compartidas. Nos desplazamos a voluntad por mundos que ocupan varias pantallas horizontales y son cíclicos, nuestro objetivo es destruir todas las bases desde donde se pueden generar nuevos enemigos, para luego enfrentarnos al jefe del nivel.


Morimos con solo disparo, así que es importante aprender los patrones de ataque de los enemigos y buscar las mejores rutas para atacar y esquivar, especialmente a la hora de luchar contra los jefes que aguantan mucho y son bastante agresivos. La dificultad es elevada, algo común para los Arcades, pero en un giro extraño, no podemos usar monedas para continuar, debemos terminarlo con un solo crédito.

En total debemos completar 8 mundos, los 7 primeros con las mecánicas ya descritas de eliminar bases y enfrentar al jefe, el último es solo repetir los jefes de los mundos anteriores uno tras otro hasta llegar al enemigo final, una verdadera prueba a nuestra resistencia, pero si sabemos lo que hacemos el juego se puede completar en menos de 20 minutos.


Para eliminar a nuestros oponentes nos podemos mover con libertad por la pantalla y tenemos 2 armas, disparos ilimitados y bombas, uno de los aspectos más llamativos es que recogiendo el dinero que dejan los enemigos derrotados podremos comprar mejoras para nuestra nave, hay varias armas que se pierden si morimos, mejoras a la velocidad del protagonista, que son permanentes o incluso podemos comprar vidas.

Para acceder a la tienda solo debemos tocar un globo que aparece en la pantalla flotando al inicio de cada nivel o en intervalos, es recomendable tener claro que deseamos comprar porque solo tendremos 30 segundos para tomar nuestra decisión, si compramos diferentes armas estas se pueden cambiar al salir de la tienda o tocando otro globo rojo con la palabra Select.

GRÁFICOS


El aspecto visual es muy llamativo y uno de los grandes diferenciadores de este juego. Mientras la mayoría de títulos de disparos y naves usaban ambientaciones espaciales y diseños agresivos, Fantasy Zone está lleno de tonos pastel, un personaje muy bonito y enemigos que parecen hasta amigables, de hecho, la aparición de Twinbee y este juego se considera el nacimiento de los Cute ’em up, títulos de disparos que usan diseños lindos.



Este título fue también uno de los primeros en usar una nueva placa de Sega, así que todo se mueve muy fluido y sin problemas, aunque haya muchas cosas en pantalla, también veremos un montón de colores, que fue uno de los mayores sacrificios de las conversiones a consolas de la época. Hay pequeños detalles importantes como que Opa-opa saca piernas cuando toca el suelo o que las bases destruidas permanecen en el escenario.

SONIDO


La música es uno de los puntos fuertes del título, cada nivel tiene su propia tonada y varias son realmente llamativas con un aire relajado y festivo, con toque que se podrían llamar latino y que le pega muy bien al estilo visual que usaron, aunque contrasta con el nivel de dificultad elevado al que nos enfrentamos.


Los efectos sonoros se podrían llamar competentes, muy similares a los que usaban otros títulos del momento, pero no hay nada que resaltar, ni narraciones, ni explosiones llamativas, ni nada por el estilo.

COMENTARIOS FINALES


Fantasy Zone capturó la imaginación del publico japonés consolidando la franquicia y permitiendo crear múltiples secuelas, y es que tiene muchos elementos positivos para resaltar, como sus llamativos gráficos, controles que responden a la perfección, un interesante sistema de economía que se puede usar de forma estratégica y música muy pegajosa, aunque la dificultad pueda alejar a algunos siempre es divertido darse una partida y ver hasta donde se puede avanzar.
 

El juez goomba dice… ¡Comprable!


En su momento Fantasy Zone nunca salió de Japón, pero fue llevado a muchas plataformas, aunque en casi todas, los colores dejan que desear; actualmente la forma más sencilla de disfrutarlo es con un emulador o como parte de los Arcades que están disponibles dentro de algunos títulos de la franquicia de Yakuza, pues los re-lanzamientos del título usualmente son ediciones ajustadas que funcionan bien, pero presentan cambios considerables.

Valorado 8/10 invasores adorables
 

Comentarios