Posted by : vdallos 2022-08-03


Una era turbulenta, al final de la época del Japón feudal, nos trae la ambientación perfecta para un juego de peleas con armas. Además, The Last Blade trae muchos estereotipos del animé de samuráis a un gran juego de peleas.

CONTACTO INICIAL


Cuando empecé a elegir lo que veía en la TV me encontré con la serie de animé sobre un vagabundo que vivía en Japón durante una época con muchas revueltas, con un pie en la modernidad y otro en el pasado de shogunes, ninjas y samuráis. Esa serie me gustó mucho y cuando veía juegos que me la recordaban no dudaba en probarlos. Samurai Shodown fue un juego de peleas que se acercaba mucho al periodo histórico de Rurouni Kenshin, pero mezclando guerreros sobrenaturales y mucha sangre.


De la misma mano del desarrollador de Samurai Shodown llegó Last Blade que se sentía como su sucesor natural, ubicado justo en la época que recordaba de la serie de animé, pero que desafortunadamente nos llegó cuando los Arcades empezaban a decaer y no recibió el reconocimiento que mereció. Yo pude probarlo inicialmente en PS, en perfecto japonés, posteriormente en PC y luego en ports para consolas, que es la forma más fácil de encontrarlo hoy en día y con el extra de que es fiel a su lanzamiento original.

HISTORIA


Antes de la humanidad existían varios mundos interconectados. Para proteger a la nueva raza los dioses pusieron cuatro sellos en las puertas a esos mundos. Pero los tiempos han cambiado y los sellos han empezado a romperse. Guerreros y asesinos perciben que algo está cambiando y empiezan a seguir los signos.


Esta historia se muestra durante la introducción del juego con textos y recuadros, clásicos de los títulos de pelea en donde nos presentan a los peleadores. En la versión de PS tenemos una animación de muy alta factura que profundiza en la historia de tres de los personajes más importantes del juego, tres hermanos por adopción que tienen un conflicto interno pues el hermano mayor es acusado de haber asesinado a su maestro y padre adoptivo, con lo cual debemos tratar de armar el misterio de este asesinato.

JUGABILIDAD


Sin duda que SNK tenía mucha experiencia en juegos de pelea para el lanzamiento de Last Blade. Tomando un poco de la movilidad de Samurai Shodown IV esta nueva franquicia nos pone ante un juego de combate en 2D usando armas.

Tenemos cuatro botones de acción. Uno para golpes débiles y rápidos, otro para golpes fuertes, un tercer botón para patadas y el último dedicado exclusivamente a hacer un contra-ataque en caso de que se presione en el momento oportuno. Aparte, podremos elegir entre dos estilos de juego para cada peleador. El "estilo de Velocidad" está enfocado en lograr combos, entrelazando movimientos simples y especiales. El "estilo de Poder" se concentra en asestar golpes devastadores.


Tendremos doce personajes a elegir en una parrilla muy variada, Moriya es el típico samurái elegante y rápido, Kaede tiene un look más moderno y pelea con una postura alta y confiada, tendremos un viejo pescador con una cesta llena de triquiñuelas, un galán de pueblo muy atrevido, un gigante que golpea con un garrote y varios asesinos con diferentes estilos de combate. Incluso veremos a alguno de los peleadores con el atuendo de los Shinzen Gumi, que me recordaban mucho a otro personajes de la serie Rurouni Kenshin. También hay dos jefes que no serán seleccionables, pero nos pondrán un reto mayor.

Cada personaje tiene dos supermovimientos que se activan sacrificando una barra que se carga al ejecutar movimientos especiales. Los supermovimeintos se puede combinar en combos, con resultados muy llamativos y poderosos. A diferencia de Samurai Shodown en donde los golpes contundentes podían terminar un combate, en Last Blade tendremos más opciones defensivas y mayor facilidad para marcar combos.

GRÁFICOS


Uno de los puntos más llamativos del juego es su estilo animé muy sobrio y detallado, tomando algo de la escuela de The Kings of Fighters. Con paisajes variados nos pone en lugares típicos de las películas japonesas de samuráis, como bosques de niebla, entradas a templos, calles y puentes atestados de caminantes; todas llenas de gran colorido y detalles animados.


Los personajes también están muy bien logrados, si bien pueden estar en una línea más sobria, eso no les resta belleza en su diseño y animación. Los supermovimientos aportan vistosidad adicional con destellos o llamaradas en la pantalla completa u oscureciendo el escenario para generar mayor impacto en los combos.

SONIDO


La banda sonora se compone de tonadas lentas, melancólicas, y marciales, complementadas con el barullo de las calles, la lluvia en los tejados o el silencio del campo. La gran mayoría de las melodias nos ubican muy bien en el paraje en el que luchamos, aunque se puede acusar que varias de las canciones son lentas y no se parecen a lo que estamos acostumbrados en los juegos de peleas.


Los efectos de sonido pueden desentonar pues son mas planos y simples, con repeticiones de gritos o golpetazos planos y sencillos.

COMENTARIOS FINALES


Last Blade es una gran propuesta que pasó desapercibida en su momento por la enorme cantidad de juegos de pelea de su época y por el declive del género que empezaba a finales de los años noventa.

Es reconocido por los aficionados de hoy en día como una de esas joyas ocultas y si bien no es perfecto, pues sus modos de juego pueden resultar escazos para sensibilidades actuales, sin duda que vale la pena probarlo si te interesan los juegos de pelea. Parece no estar olvidado pues de ve en vez vemos algún guiño en otra franquicia, pero no sabemos nada de una nueva secuela.



El Juez Goomba dice… ¡Comprable!


Originalmente publicado en 1997 y desarrollado por SNK. tuvo ports para PS y se lanzó en varias compilaciones después de esa generación de consolas. Actualmente se encuentra a muy bajo precio en plataformas digitales.

Valorado en 8/10 gemas protectoras de las puestas del infierno.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -