Posted by : vdallos 2021-09-15



El trial es aquel deporte en donde un motociclista busca atravesar los obstáculos más increíbles, saltar sobre troncos con su rueda trasera o posarse sobre un muro haciendo equilibrismo.

En esta reseña hablaremos de un juego independiente que trae piruetas locas sobre dos ruedas en Urban Trial Underground.

CONTACTO INICIAL


En mis años mozos jugaba mucho al Excitebike. Me entusiasmaba jugar con el recalentamiento de la moto y lograr los saltos más precisos. Luego, en Wii, descubrí un juego que se llamaba MotoHeroz, que resultó ser de la compañía Red Linx, la que hace uno de los juegos sobre Trial más famosos.


En estos juegos Trials debemos controlar un carrito o moto para hacer piruetas en pistas 2D evitando dar vuelta o chocarnos. Con esa memoria decidí comprar este título a muy buen precio en promociones de la eshop y lo quise traer.

HISTORIA


No hay una historia como tal, sólo la motivación de nuestro protagonista, que es ganar puntos y ser el mejor competidor de la escena Underground de la soleada California.


No tenemos mucho más que decir en este apartado, sólo vale la pena mencionar que este Urban Trials Underground es la apuesta de Tate interactive por poner un juego del estilo en Nintendo Switch, antes que cualquier competidor. Previamente habían llevado los Urban Trials FreeStyle 1 y 2 a 3DS con moderado éxito.

JUGABILIDAD


Los juegos de Trials en el mercado se han presentado como plataformas 2.5D, este no es excepción. Nos permite movernos normalmente de izquierda a derecha acelerando sobre nuestra moto.

Tenemos muy buen control sobre ruedas, con un botón para acelerar, y otros para frenar adelante o atrás. Además con la palanca podremos balancear la moto para hacer caballitos (wheelies), agacharnos para pasar bajo obstáculos o ajustar nuestra caída al saltar por las rampas. Combinando estas acciones podremos hacer peripecias sobre la moto aunque resulta bastante benévola la dificultad pues a diferencia de otros juegos del género la moto no se mueve mucho o nos avisa con mucha anticipación.

Una vez elijamos nuestro protagonista, nos enfrentaremos a la pista, con sus rampas y obstáculos, en modo campaña. Este modo no es más que una seguidilla de pistas a superar. Los objetivos de cada pista van rotando entre lograr el mejor tiempo contrarreloj o hace muchos saltos y piruetas consecutivas en cada rampa.


Al final de cada pista tendrás estrellas de puntuación si cumples con las misiones que te ponen en cada una. Con esas estrellas podrás ir desbloqueando las siguientes pistas hasta terminar en aproximadamente cuatro horas de juego. Si nos caemos de la moto o nos chocamos, nos devolverán a un punto de salvado de cada pista, pero perderemos puntos o nos penalizarán con segundos, que al final afectarán nuestro premio.

Aparte de las estrellas, también ganaremos dinero en las pistas y este servirá para personalizar nuestro avatar y moto. Las modificaciones de la moto podrán tres estadísticas, poder, habilidad (balance) y frenos. Todo se ajusta en menús sencillos.

Tus mejores registros se subirán a la red para que los compares con el resto del mundo. Además tendremos un modo local a dos jugadores con pantalla dividida, lo que alargará el juego.


Desafortunadamente no hay otros modos de juego y la obligación de hacer las pistas de velocidad y de acrobacias de manera secuencial se siente como una obligación pues puede ser que prefieras un tipo de objetivo sobre el otro, pero los puntos no serán suficientes para continuar jugando si no cumples con lo que te van dando.

GRÁFICOS


Desde el inicio tendremos los paisajes soleados de California como protagonistas, con colores muy vivos tanto en las motos como en los atuendos de nuestro protagonista. Las pistas también son coloridas, llenas de palmeras, playas o casa de suburbios de descanso. Además nos sorprende con frecuencia usando detalles interesantes como fuegos artificiales o explosiones al chocar. Tate Interactive usó Unreal Engine 4 con buenos resultados en cuanto a rendimiento y presentación.


La personalización del nuestro avatar, que puede ser hombre o mujer, es variada y no muy compleja de lograr, pues con dinero del juego podremos cambiar su atuendo desde la cabeza hasta el calzado. Eso sí, la mayoría de prendas serán llamativas, muy propias de una escena escondida de un sitio con playa y fiestas.

La moto también podrá personalizarse afectando su rendimiento y aspecto. Con la posibilidad de cambiar colores y poner pegatinas en todas partes. El menú es claro y sencillo, lo cual se agradece pues en estos géneros de juegos tienden a idearse cosas llamativas y poco prácticas.

SONIDO


La música es olvidable, acompañando la escena, pero no es memorable. Con ritmos de música urbana genérica. El motor de la moto y sonido ambiente tampoco resaltan.

Nuestro personaje no tiene voz aunque se mueve y contorsiona cuando recibe un golpe o gana una carrera. Hay algunos sonidos de un comentarista, pero o pasa de algunos gritos o líneas básicas.

COMENTARIOS FINALES


Con mecánicas sólidas y aspectos técnicos apenas adecuados, Urban Trials Underground ofrece una buena alternativa en el mundo de los juegos de motos haciendo piruetas. Además acompañado por un precio de lanzamiento muy adecuado será atractivo para el catálogo.

Ser lanzado en la Nintendo Switch mucho antes que sus competidores más famosos, le valió reconocimiento y algunas ventas. Desafortunadamente también se siente como un paquete algo corto en contenido y la obligatoriedad de jugar las pistas de velocidad y trucos de manera alternada no gustará a todo público.





El juez Goomba dice... ¡Alquilable!


Tate Interactive lanzó Urban Trials Underground en 2018, como exclusiva para Nintendo Switch y PC como parte de su serie Urban Trials que goza de varias entregas con un poco más suerte que esta.

Alquilable 6/10 Motonetos con actitud

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -