Posted by : AndValen 2021-08-04


La popular franquicia de juegos de pelea Mortal Kombat realiza un intento por ir más allá de los juegos de pelea a través de las aventuras del ninja Lin Kuei Sub-Zero.

CONTACTO INICIAL


En 1997, mantenía mi gusto por mi recién adquirida PlayStation y los juegos interesantes que iba encontrando, y al tener gusto por los juegos de pelea, me llamó la curiosidad saber de este juego de Mortal Kombat, que en realidad no era un juego de peleas como yo creía.

HISTORIA


La historia de MKM:SZ ocurre antes de los eventos del primer Mortal Kombat, y cuenta los sucesos de Sub-Zero, el ninja Lin Kuei que ejecuta misiones para su clan. El hechicero Quan Chi contrata los servicios del clan para robar un mapa de los elementos de un templo shaolin, lo que lo lleva a enfrentar y derrotar a su rival Scorpion del clan Shirai Ryu.


Quan Chi, impresionado por los resultados cumple su parte del trato destruyendo por completo al clan Shirai Ryu, y decide enviar a Sub-Zero, para que con el mapa entre al templo de los elementos y recupere un amuleto que para el hechicero tiene un "valor sentimental".

JUGABILIDAD


Así como yo me confundí, aquellos que prueben este título se darán cuenta que, aunque es un título de Mortal Kombat, no es un juego de peleas sino de acción y plataformas, que tiene un control similar al de otros episodios de la franquicia. 
 
Controlas a Sub-Zero con un esquema de cuatro botones junto con un botón para bloquear y uno para correr, avanzando por diferentes escenarios, pero usando comandos para atacar y realizar movimientos especiales, con el detalle curioso de que como el control está hecho para una jugabilidad en 2D también tienes un botón que te ayuda a cambiar de sentido de dirección, y un botón de acción para recoger o usar ítems…y si debo admitir que fue muy incómodo controlar a Sub Zero usando tantos botones para realizar acciones sencillas.


El juego tiene elementos de plataformas donde corres por pasillos, laberintos o saltas a diferentes niveles para poder recorrer los niveles del templo de los elementos. El control es terrible e inconsistente, ya que por ejemplo algunos caminos son tan largos que terminas corriendo y sin darte cuenta puedes caer en una trampa que te mata instantáneamente y de esas hay bastantes, o también puedes estar frente a un abismo, pero no se alcanza a ver donde puedes saltar, por lo que lo harás a ciegas y el resultado claramente es una linda cinemática de nuestro "héroe" cayendo a las profundidades.

MKM:SZ tiene elementos de jugabilidad RPG, lo cual se ilustra con el acceso a una pantalla de estado que mantiene registros del inventario de Sub-Zero, los puntos de experiencia y movimientos especiales que "aprende" en el transcurso del juego. Comienzas con un número limitado de vidas y mientras vayas progresando ganarás puntos de experiencia derrotando enemigos, los cuales incrementarán la fuerza de nuestro "heroico" ninja y te darán acceso a tus movimientos adquiridos.


Al aprender movimientos de hielo característicos de Sub Zero, tendrás un medidor de hielo que es necesario para realizar esos ataques especiales, los cuales pueden ser recuperados mediante objetos que encuentras en tu exploración de los diferentes niveles. También es muy importante la localizar objetos especiales que necesitas para avanzar en la historia del juego. Para guardar el progreso usarás contraseñas en vez de archivos de memoria como solía ocurrir con la mayoría de los títulos de Playstation de la época.

GRÁFICOS


Un aspecto notorio es que se aprecia un uso de diferentes técnicas para la creación de los gráficos. Mientras Sub-Zero y la mayoría de los personajes relevantes fueron creados con la tradicional técnica de digitalizar actores en carne y hueso, como ocurría con los anteriores de juegos de pelea de Mortal Kombat, la mayoría de los enemigos y los escenarios fueron creados usando poligonos, lo que supuestamente permite una apariencia más realista en comparación con títulos anteriores.


Otra adición para el universo de Mortal Kombat es la aplicación de secuencias cinemáticas que ayudan a contar la historia mientras progresas en el juego, combinando actores reales con elementos digitales, con la técnica de pantalla de fondo verde, lo cual le da una sensación de como si estuvieras viendo una película, aunque a primera vista puedes ver que el trabajo actoral no fue el mejor de todos, y más bien se nota como una película experimental de bajo presupuesto.

SONIDO


Se que había una banda sonora, pero los sonidos y melodías eran tan bajos y poco notorios que la verdad no recuerdo nada de lo que escuché en mi experiencia, lo que en un juego de acción no ayuda mucho a la ambientación, pero se salva un poco con la buena calidad de los sonidos al ejecutar tus golpes y movimientos especiales.


En el caso de las cinemáticas, los diálogos son bien tontos en realidad, pero por lo menos los personajes tratan de parecer malotes aunque sin gran calidad actoral.

COMENTARIOS FINALES


Es admirable lo que quiso llegar a ser, contar una historia que ayudara a enlazar los eventos del primer Mortal Kombat con el pasado de Sub-Zero, mezclando factores de rol con acción y aventura. Lamentablemente el resultado final es muy pobre con problemas que arruinan la experiencia, como sus horrendos controles, problemas de diseño de niveles, efectos sonoros poco impresionantes y rejugabilidad inexistente.


El Juez Goomba dice...¡Solo regalado!


Aunque disfruté al jugarlo y conocer un poco más de la historia de Mortal Kombat, es precisamente a los fanáticos de la franquicia a quienes recomendaría este título. Es decepcionante que debido a la regular recepción que tuvo este título, se cancelaran otros proyectos similares. Este juego también se puede encontrar para la Nintendo 64, pero sin sus cinemáticas.

Valorado en 4/10 Fighters Plataformeros!!!
 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -