Posted by : flagstaad 13/11/20

 
Juegos de Batman hay por montones, pero hasta este lanzamiento del 2009 pocos nos habían hecho sentir que estábamos encarnando al caballero de la noche.

CONTACTO INICIAL


Soy un gran fanático de los cómics, en particular del universo DC, pero mi personaje favorito es Superman, el cual no ha tenido mucha suerte cuando se trata de videojuegos. Aunque había disfrutado varios títulos de Batman en el pasado pocos habían sido tan recomendados como Arkham Asylum por expertos y novatos, solo que cuando fue lanzado no tenía una consola donde pudiera probarlo.



Cuando finalmente me hice con mi PS3, una de mis primeras adquisiciones fue la edición Game of the Year de Batman Arkham Asylum, esta versión del juego traía algo de contenido adicional precisamente porque durante estos años Sony estaba empleando una estrategia agresiva para asegurarse de que los juegos en su plataforma tuvieran algo extra, aunque fuera de manera temporal.

HISTORIA


La trama empieza con algo cotidiano, Batman luego de arrestar por enésima vez al guasón lo lleva al asilo Arkham, lugar de detención de los criminales desquiciados de ciudad gótica; usualmente es una tarea que deja a la policía, pero fue tan fácil capturarlo que parece sospechoso. El mejor detective del mundo tenía razón pues apenas entran en las salas del asilo, Harley Quinn y los otros secuaces toman control de las instalaciones.


Todo es parte de un plan que llevan meses tramando, que involucra el uso de una nueva droga experimental conocida como el suero titán, una evolución del veneno usado por Bane para hacerse más fuerte. A medida que progresamos descubrimos más elementos de la conspiración y algo del origen alterado de los villanos de este nuevo universo.

En lugar de ceñirse de manera precisa a alguna de las tramas que hemos visto en comics o películas, simplemente crea un nuevo universo inspirado por algunas de las historias que le precedieron lo cual es una de las fortalezas de la franquicia. La trama está bien desarrollada usando el motor del juego y muchos diálogos de actores conocidos, lo que le da un nivel de autenticidad sobresaliente.

JUGABILIDAD


Arkham Asylum es un título de acción y aventura en tercera persona con cámara al hombro, donde interpretamos una de las versiones más completas del personaje de los cómics, pues no solo nos enfrentamos a golpes a los enemigos, si no que debemos investigar, ser sigilosos y resolver sencillo acertijos ambientales. Es uno de esos títulos que nos hacen sentir que estamos encarnando a una versión completa de Batman y no solo un aspecto del mismo.


El combate es el primer punto a destacar pues se implementó algo que hasta el momento no habíamos visto, un sistema llamado como flujo libre donde con solo un par de botones atacamos, esquivamos y contra-atacamos, el mismo está diseñado para que nos veamos genial sin mucho esfuerzo parece una experta coreografía, elegante e impactante. Es una lástima que nunca debamos salir de lo básico, pues no debemos cambiar la estrategia por la poca variedad de enemigos.

De vez en cuando nos enfrentaremos con algunos jefes, villanos importantes del caballero de la noche, pero los mismos carecen de imaginación y son algo decepcionantes pues la mayoría se resuelven lanzando algunos batarangs y esquivando, hago mención especial la batalla final que es considerada por muchos como una de las peores en la historia de los videojuegos y fue muy anti-climática por donde se le mire.


Otro elemento importante es la necesidad de ser sigilosos en ciertas situaciones, habitaciones donde hay varios villanos armados y que si nos descubren pueden representar nuestra perdición así que debemos buscar posiciones ventajosas y eliminarlos uno a uno, para esto tenemos una herramienta muy valiosa, la visión detective que funciona como una especie de rayos equis mejorados y que nos permite planear nuestro ataque y encontrar algunas pistas.

A medida que vamos avanzando en la trama recibimos algunos de los objetos que son tan característicos del personaje, estos nos permiten llegar a nuevos lugares, descifrar comunicaciones y romper muros o pisos débiles. Algunos también son útiles para eliminar a los enemigos de manera silenciosa o durante el combate, pero como mencioné antes no es necesario usarlos.


El juego se explora de manera lineal, aunque el asilo como tal es una especie de mundo abierto. Para progresar requerimos algunas de estas herramientas especiales, pero si lo deseamos podemos regresar a buscar coleccionables como trofeos del acertijo o las entrevistas de los pacientes, que proporcionan algo de experiencia para desbloquear nuevos movimientos o mejoras y que le dan una capa extra de contenido al juego.

Además de la trama principal hay una serie de retos relacionados con nuestra capacidad de limpiar mapas de enemigos de manera silenciosa y eficiente, o derrotar hordas de enemigos, tratando de mantener nuestro combo activo lo más alto posible. La versión de PS3 permitía además acceder a algunos retos usando al guasón como personaje con movimientos propios y reemplazando los villanos por policías y guardias de la institución.

GRÁFICOS


El juego utilizó una versión personalizada del Unreal Engine 3, que era tan popular en ese momento, apuntando al realismo y con resultados bastante sólidos, el modelado de personajes es sobresaliente ya que como no se usaron los diseños clásicos de los villanos trataron de sacar lo mejor posible de las capacidades técnicas de las consolas, los maleantes de relleno también tienen muchos detalles, pero se repiten con alguna frecuencia.


La ambientación está muy bien lograda, el diseño del asilo es interesante, con algunas libertades creativas explicadas precisamente porque el mismo no fue creado pensando en servir como una institución de cuidado mental. La calidad de las texturas es un poco inestable, pero igual logran meternos en este oscuro mundo de pesadilla con un buen manejo de los efectos de luz y sombras.

SONIDO


Una de las razones por las cuales esté título se sentía como una excelente representación del personaje es porque los desarrolladores lograron contar con los varios de los actores de voz de la famosa serie de animación de los años 90. Para muchos Kevin Conroy es Batman y Mark Hamil es Guasón, y ambos repiten sus papeles acompañados de otros profesionales que hacen un excelente trabajo.


La música fue compuesta por Nick Arundel y Ron Fish, quienes hicieron un trabajo bastante bueno creando una banda sonora que parece salida de una película de súper héroes, llena de tonadas épicas y orquestadas que, aunque logra meternos sin problemas en la situación, no tiene canciones que podamos destacar, algo que podamos definir como el nuevo tema del personaje.

COMENTARIOS FINALES


El impacto de este juego en la industria es innegable, el sistema de combate ha sido reutilizado o mejorado por otros títulos, la visión de detective se encuentra con frecuencia en títulos de aventura y la idea de no hacer títulos de súper héroes que sigan la trama de una película o comic es algo que ya es común. Aunque varias cosas fueron mejoradas en la siguiente entrega vale la pena experimentar este juego.


El juez goomba dice...¡Comprable!


Inicialmente el juego fue lanzado para la PS3, Xbox 360 y PC, con su respectiva versión de juego del año, en 2016 recibió una reedición para la siguiente generación junto con su secuela en un paquete que se llama Return to Arkham, lamentablemente algunas decisiones visuales lo hacen sentir como un producto inferior.

Valorado 8/10 batimejoras de personaje
 

 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -