Posted by : flagstaad 24/6/20


Este fue el primer juego publicado por Interplay luego de conseguir la licencia oficial de Dungeons & Dragons (D&D) y aunque el género natural sería el rol optaron por hacerlo de estrategia.


CONTACTO INICIAL


Antes de que se pudieran bajar fácilmente títulos por Internet y mucho antes de que existieran plataformas que los vendieran a precios accesibles la mejor forma de probar títulos en PC era comprar revistas, españolas o estadounidenses, que traían consigo discos con demos de próximos lanzamientos. En una de estas publicaciones fue que descubrí Blood & Magic.


Cuando lo probé por primera vez no lo entendí, era un juego de estrategia raro comparado con otros que ya habíamos probado con mis amigos y no tenía el dinero para comprarlo así que lo dejé pasar. Muchos años después recordé su existencia y teniendo en cuenta que ahora está en categoría de producto abandonado fue muy fácil de conseguir y terminar para esta reseña.

HISTORIA


El juego está ambientado en el mundo de alta fantasía de los reinos olvidados, una famosa campaña de D&D, pero no se hace referencia a ningún evento importante de este mundo, de hecho, los eventos suceden en un área remota denominada simplemente como “el este absoluto” y aparte de compartir algunos dioses bien podría suceder en un mundo fantástico cualquiera.


La trama se divide en varios capítulos y en cada uno de estos se muestra una historia independiente de las anteriores, al empezar podemos seleccionar un bando y los eventos se cuentan desde esta perspectiva lo que da la opción de volver a jugar cada capítulo para ver qué sucede del otro lado. No son muy profundas ni sorprendentes, pero están bien contadas y son suficiente motivación como para hacernos progresar en el juego.

JUGABILIDAD


Este juego de estrategia en tiempo real simplifica muchos de los elementos del género, para empezar, solo debemos administrar nuestro maná y tenemos un único punto de creación de unidades básicas, los golems fundamentales que si los dejamos quietos son a su vez son nuestras fuentes de maná, una vez se completan 10 puntos estos lo transmiten directamente a nuestra reserva o podemos cosecharlo manualmente si tenemos afán.


Estas unidades son también nuestros guerreros y herramientas de construcción, si queremos eventualmente derrotar al bando contrario necesitamos encontrar o crear estructuras especiales que nos permiten evolucionar a nuestros golems en otros tipos de criaturas que sean más efectivas para el combate como soldados, arqueros o muertos vivientes que tienen diferentes valores de ataque, defensa y velocidad de movimiento.

Los combates son simples fórmulas matemáticas que suman nuestro poder y restan la resistencia del enemigo para definir cuánto daño hacemos con cada golpe; otro aspecto que juega en esta ecuación es el terreno en el que esté nuestra unidad pues dependiendo de su tipo podremos recibir bonificaciones al daño o a la defensa que se visualizan fácilmente en la interfaz y que pueden cambiar el balance en algunos combates.


El uso del terreno trae consigo un problema, nuestras criaturas tratarán de quedarse siempre en su posición, aunque estén atacando a sus compañeros a un cuadro de distancia simplemente mirarán impávidas mientras lo masacran; nosotros como supervisores tendremos que darles instrucciones muy precisas para forzarlas a trabajar en equipo y defenderse mejor, lo que significa que hay que micro administrarlas todo el tiempo, algo bastante desgastante.

Otro problema es el algoritmo para moverse por el mapa, el código en este género que le dice a las unidades como llegar de un punto a otro, y que en este juego es bastante deficiente, no solo son las criaturas bastante lentas, sino que en cualquier momento pueden “perderse” y empezar a usar rutas alternas que las lleven a una trágica muerte al encontrarse de frente con los enemigos.


Cada capítulo es un reinicio con una dificultad más elevada, así que no podremos crear las mejores unidades porque no tendremos la experiencia que el juego nos pide para investigarlas; igual el reto no es muy elevado, excepto al inicio de la partida donde estamos en una clara desventaja de recursos, afortunadamente la inteligencia artificial no es muy agresiva y usualmente tendremos el tiempo suficiente para crear nuestro ejército antes de ser atacados.

GRÁFICOS


Los diseños de los personajes son sencillos y claramente identificables gracias a su estilo caricaturesco, de alguna forma parecida al que encontrábamos en juegos como Warcraft, pero con el diseño más clásico de D&D que será bastante familiar para los que hayan usado alguno de los libros del juego de mesa; también tenemos pequeños retratos cuando seleccionamos una unidad que nos da una visión más detallada de la misma.


El equipo de desarrollo tomó una decisión arriesgada al requerir una resolución algo reducida para la época, afortunadamente el menú es bastante intuitivo y sencillo de seguir en todo momento. Cada escenario es único y con bastantes detalles para observar, pero el desplazamiento por la pantalla es lento, parece por ratos que tuviéramos problemas de desempeño, pero estos son permanentes sin importar las capacidades de nuestra máquina.

SONIDO


Aplausos para el encargado de elegir a los actores de voz para este título, pues a pesar de que no tiene el mejor guion del mundo se esforzaron bastante para agregar emoción a los eventos que estamos desarrollando, se entiende claramente todo lo que dicen en todo momento y eso no era tan común en esos días como lo es ahora.


La música si bien no es igual de buena tampoco desentona, cada escenario tiene su propia canción que trata de capturar el estilo de donde se desarrolla la acción, algunas lo logran muy bien como los temas del reino del fuego o el palacio de acertijos; otras no tanto. Es una lástima que las tonadas sean cortas porque las partidas se pueden alargar bastante y el ciclo sentirse repetitivo.

COMENTARIOS FINALES


El juego es mecánicamente sencillo de manejar para que los novatos del género no se sientan sobrecogidos, pero al mismo tiempo requiere demasiada micro administración y no se puede apoyar en la inteligencia artificial. A pesar de sus positivos elementos técnicos y lo entretenido que puede ser progresar en cada historia, es difícil de recomendar para el público general y los especialistas del género lo encontrarán muy básico.


El juez goomba dice… ¡Alquilable!


Solo fue lanzado para PC, en versión CD y otra que se instalaba a través de disquetes que no incluía las voces digitalizadas, actualmente no se puede comprar en plataformas digitales por temas de licenciamiento, y se considera software abandonado.

Valorado 6/10 golems fundamentales


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -