Posted by : flagstaad 15/4/20


Travis Touchdown está de regreso, lo que incluye como siempre mucha acción, jefes ridículos y locuras por montones.


CONTACTO INICIAL


No More Heroes fue uno de los primeros juegos que realmente demostraron lo que la Wii podía ofrecer, utilizando un estilo gráfico que escondía las limitantes de la consola, con una trama completamente ridícula pero impresionantemente buena y una jugabilidad envidiable. Fue un poco sorprendente que recibiera una secuela a pesar de que las ventas no fueron particularmente buenas, ni recibió la promoción que merecía por parte del distribuidor.


De manera que cuando Suda 51 anunció en el Tokio Game Show de 2008 que la franquicia recibiría una segunda entrega empecé de inmediato a preguntarme si llegaría a nuestro continente. Al principio parecía que lo haría de la mano de otro distribuidor, uno más pequeño al que no le importara tomar el riesgo pues puede producir menos unidades del juego, pero finalmente Ubisoft anunció que serían ellos nuevamente los encargados del título en América.

HISTORIA


Travis tras obtener el primer puesto en el escalafón de asesinos hace tres años, se retira y deja la ciudad de Santa Destroy. De repente recibe una invitación de alguien que parece conocerlo y quiere venganza. Durante la primera pelea/tutorial nos enteramos que nuestro oponente es el hermano del primer sujeto que matamos en el juego anterior y que todo era una trampa del rey del hampa de la ciudad para distraernos y así poder asesinar a nuestro único amigo, el dueño de la tienda donde comprábamos nuestros videojuegos.


Para poder tomar venganza hay que ascender por el escalafón de asesinos, esta vez desde el puesto 50, para enfrentarnos con el autor intelectual del asesinato de nuestro amigo, patrocinador del torneo y líder del bajo mundo de la ciudad.

La historia se desarrolla en términos más normales que en el juego anterior y le falta algo de la chispa que ten
íia, hay menos momentos locos y giros inesperados. Aun así, es muy entretenida y algo más seria tratando temas menos infantiles. El ambiente se siente un poco más cargado y lúgubre, pero los valores de producción y la forma de contarla están mejor desarrollados.

JUGABILIDAD


La jugabilidad se mantuvo en su mayoría intacta, así que estamos hablando de un título de acción en tercera persona donde nuestro protagonista usa una espada laser con batería recargable y movimientos de lucha libre para acabar con una gran cantidad de enemigos en su camino a enfrentarse al jefe del escenario.


Algunos ataques fueron ajustados para balancear un poco el juego, pero en términos generales sigue teniendo un excelente uso del control, con la suficiente cantidad de movimientos y estrategia para que no se convierta un batir incesante del mando. Un cambio importante a destacar es que ahora se puede cambiar la espada en medio del combate y cada una es radicalmente diferente, por lo que se agrega un poco de estrategia a las batallas.

En este juego agregaron una nueva modalidad del control, al permitir el uso del mando clásico. Personalmente no lo use, pues desde el primer juego me parece que el modo de control es el indicado, pero igual se removieron algunas pequeñas cosas como el uso del parlante del control pues no todos van a estar usando el Wiimote en esta oportunidad.


Atendiendo las quejas del juego anterior, en esta oportunidad no hay que navegar una ciudad vacía y sin casi ninguna actividad disponible, simplemente cuando se sale de un edificio muestran todo el mapa y los puntos que se pueden visitar. Esto le quita el factor de exploración, pero también lo hace fluir mejor de un combate al siguiente.

Aún hay algunos mini-juegos, estos poseen ese estilo retro y controles sencillos que los hacen divertidos, lo que es algo positivo pues hay que pasarlos varias veces para conseguir el dinero extra para comprar las armas, pagar por los entrenamientos que aumentan la vitalidad y el daño del personaje, o simplemente para adquirir la absurda cantidad de ropa que hay. Lamentablemente no sacan provecho al Wiimote como en el primer juego, lo que les quita algo de originalidad y encanto.



La habitación del personaje es la misma que en el título anterior y si se tiene un archivo salvado en la consola, todos los ítems recogidos aparecen en esta nuevamente (incluyendo el arma final). Adicionalmente hay una mayor variedad de actividades a realizar en la misma, no son demasiadas, pero hay un mini-juego de naves y la posibilidad de jugar con el gato, que está muy gordo porque antes solo se le podía dar de comer.

También hay algunas misiones que se realizan con personajes diferentes a Travis, lo que cambia un poco las mecánicas y agrega algo de variedad al juego, pero no son modificaciones drásticas que transformen el género del mismo ni nada por el estilo. Los enemigos siguen siendo bastante imaginativos y es entretenido ver con que locura saldrán en la siguiente batalla.

GRÁFICOS


El número de polígonos de los personajes y enemigos creció considerablemente, la calidad de los efectos cell-shading también es mucho mayor y los colores son más vivos. Los ambientes siguen teniendo espacio para mejorar, pero ahora hay muchos más objetos destruibles en los mundos lo que permite descubrir algunos ítems escondidos y recuperar algo de la exploración que se quitó al eliminar los paseos por la ciudad.


El diseño de los enemigos básicos mejoró y ya no solo se diferencian por tres o cuatro rasgos; igual las diferencias físicas podrían ser mucho mayores dentro del mismo tipo y después de un rato se pueden sentir repetitivos. Los jefes siguen llevándose todas las palmas, cada uno es más extraño que el anterior, pero todos con un look específico, creativo e interesante, con bastantes detalles en los modelos y muy bien animados.

SONIDO


Un elemento extraño del trabajo de voces es que la mayoría se repiten, como si solo hubieran podido contratar a un solo actor para que interpretara varios personajes, pero con este juego no se sabe si lo hicieron a propósito o por falta de presupuesto. Igual los actores hicieron un buen trabajo, algo importante por el sentido un poco más oscuro de la historia y la mayor cantidad de diálogos frente a la entrega anterior.


Además de los sonidos propios de un juego que mezcla la acción con algo de ciencia ficción (¡espadas láser!). Un elemento que regresa y que se agradece, es que hay muchos efectos de la era de los 8 bits repartidos por el juego: al finalizar un combate importante, durante los mini-juegos, en los entrenamientos en el gimnasio, etc.

El tema principal del juego es genial, pero tienden a abusar un poco del mismo al usarlo en muchas partes, lo que puede llegar a cansar a algunos. El resto de la música es bastante buena, variada y memorable. En particular me gusto la canción pesada que suena en la tienda de ropa y la de un combate en particular.

COMENTARIOS FINALES


Esta segunda entrega mejora muchos de los aspectos que se sentían apresurados o burdos en el juego inicial, en particular los relacionados con la parte técnica, y busca que los jugadores no interrumpan la acción en ningún momento y optando por una trama algo más seria. Es un excelente título y uno de los mejores juegos de acción de la Wii.


El juez Goomba dice... ¡Comprable!


A diferencia de la entrega anterior este juego se mantuvo como una exclusiva de la consola y en el momento de esta publicación se ha vuelto algo complicado de conseguir, igual vale la pena que lo busquen y jueguen.

Valorado en 9/10 porristas asesinas
















































Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -