Posted by : AndValen 11/9/19


Es bueno que Drácula no pueda ser derrotado fácilmente, si fuera así, no tendríamos la oportunidad de jugar Castlevania, que en esta entrega demuestra como la saga puede ser tan inmortal como el señor de la oscuridad.

CONTACTO INICIAL


Después de jugar vergonzosamente Pokemon con emuladores de Game Boy Advance hace varios años, estaba tan metido con esos programas que comencé a buscar alguna otra joya que probar y encontré la trilogía de Castlevania para esta consola.


Aria of Sorrow es el que recuerdo con mayor cariño, y eso que el protagonista no es un miembro del clan Belmont. Comparado con Circle of The Moon y Harmony of Dissonance, este juego de verdad revitalizó mi amor por la franquicia.

HISTORIA


En el siglo XX, Drácula es derrotado una vez más por un miembro del clan Belmont y sus poderes son sellados dentro de un eclipse.

Es el año 2035 D.C.; Soma Cruz es un estudiante de intercambio que se encuentra en Japón de visita en el Templo Hakuba junto con su amiga Mina Hakuba para observar un eclipse, cuando éste ocurre ambos son transportados a un lugar extraño donde se encuentran con Genya Arikado, un agente del gobierno que les informa que se encuentran en el castillo de Drácula.


De repente son atacados por unos monstruos que son derrotados por Arikado, y Soma manifiesta un extraño poder que absorbe las almas de los monstruos llamado "Poder de la Dominación". Intrigado por esto Soma, aconsejado por Arikado, ingresa al castillo para encontrar la habitación del amo para descifrar el misterio de sus habilidades y proteger a su amiga.

JUGABILIDAD


Aria of Sorrow es un juego de plataformas en 2D donde controlas a Soma para que pueda interactuar con personas, objetos y enemigos. Siguiendo la aplicación de mecánicas similares a Symphony of The Night, Soma puede aumentar de nivel al derrotar enemigos gracias a los puntos de experiencia que ganas por derrotarlos, de esta forma puedes incrementar su fuerza, el daño que puede recibir y el nivel de magia para realizar ataques.


Soma puede atacar a los enemigos usando una variedad de armas, aunque pensando que la historia se desarrolla en el siglo XXI se pensaría que nuestro héroe contaría en un arsenal más moderno, pero en su lugar tenemos hachas, espadas y lanzas con diferencias en su fuerza, alcance y velocidad (lo sé, siguen haciendo falta los látigos). Aparte puedes encontrar objetos que pueden mejorar tus estadísticas o darte bonificaciones y habilidades adicionales, los cuales encuentras derrotando enemigos o comprándolos en una tienda.

Toda la acción se desarrolla en el castillo de Drácula, el cual se encuentra dividido en una gran cantidad de áreas que presentan diferentes enemigos, cambios en estructuras y terrenos, y la progresión en estas áreas está determinada por las habilidades que el jugador posea. Así que aunque se sienta linear a primera vista, en realidad las opciones del jugador se vuelven más diversas mientras obtengas más habilidades para Soma.


La verdadera joya de Aria of Sorrow es el Tactical Soul System, una habilidad para absorber las almas de oponentes y tener acceso a nuevas acciones; salvo contadas excepciones, los enemigos pueden dejar atrás su alma para ser absorbida, pero la frecuencia con la que esto ocurre depende de la dificultad de la criatura y tu nivel de suerte. Tienes la alternativa de intercambiar almas con otra persona que tenga el juego mediante un cable link para conseguir almas que aún no tengas. Si la meta se vuelve conseguir todas las almas hay que repetir muchas veces algunas secciones.

Las almas están clasificadas en Bullet, Guardian, Enchant y Ability. Los Bullet reemplazan las sub armas que se encuentran en otros títulos, los Guardian otorgan efectos que incluyen transformaciones o invocación de familiares y que usan magia mientras se usan, los Enchant otorgan efectos y habilidades permanentes mientras estén equipados como incrementos de ataque o caminar sobre el agua, y por último, los Ability se consiguen de un solo enemigo en todo el juego, no consumen magia, y permanecerán activos a menos que los deshabilites.


El juego tiene diferentes finales dependiendo de los jefes que enfrentes y como los derrotas, así que encontramos un elemento de rejugabilidad para que pruebes lo necesario y conocer las diferentes rutas hacia el final. Para mejorar tu experiencia, puedes acceder a otros modos de juego como New Game+ para jugar con las almas que ya conseguiste, un modo de dificultad más alto, o pasarlo como otro personaje, que obviamente no les diré quien es.

GRÁFICOS


Para una historia que ocurre en el futuro, el ambiente sigue siendo el mismo de versiones anteriores del castillo de Drácula, pero el diseño quedó tan bien implementado que zonas tan comunes como la torre del reloj o catacumbas se ven tan distintos favoreciendo la variedad de los niveles. Los enemigos son retocados de otros títulos pero son de buen tamaño y nunca me aburrí de volverlos a ver. Algunos de los jefes son muy imponentes, gráficamente sorprendentes y coloridos ayudando al factor climático de esas batallas.


La animación es muy fluida y pulida con elementos muy detallados, por ejemplo, Soma corre y puedes ver como su abrigo se mueve con todas las acciones que realizas. Efectivamente el juego logra equilibrar sus elementos técnicos y que todo esto se aplique en una consola portátil tiene su mérito. Hay que destacar el diseño de personajes realizados por la artista Ayami Kojima, quien trabajó en Symphony of The Night y Harmony of Dissonance, y que en esta ocasión se salió un poco de su zona de confort al dibujar personajes con un estilo más contemporáneo, pero sin duda fue un gran trabajo.

SONIDO


La música es un elemento espectacular para este episodio de Castlevania; Michiru Yamane, compositora de muchos juegos de la saga, regresa con una obra maestra y logra establecer un ambiente moderno dentro del castillo, usando melodías con una perspectiva diferente a lo escuchado en juegos anteriores o adaptadas de éstos, haciendo de esta banda sonora todo un deleite.


En cuanto a los efectos, teniendo en cuenta el poder de una cónsola como la GBA, son un mundo de distancia comparados con sus antecesores. En una palabra, perfectos. Aunque no hay voces en los diálogos, durante algunas peleas se escuchan gruñidos y algunas palabras o frases en japonés que aportan su grano de arena a la acción de los combates.

COMENTARIOS FINALES


Lo diré sin tapujos: Aria of Sorrow es el mejor Castlevania para la Gameboy Advance. Es considerado una evolución de otros juegos pero tiene pocos elementos que le den una identidad propia y evita que se le pueda dar una nota perfecta. Aun así tiene una jugabilidad consistente, una historia interesante y grandes detalles técnicos que revitalizan la esencia de la franquicia.


El Juez Goomba dice...¡Comprable!


Este excelente título incluso ameritó una secuela de la cual les hablaré en una próxima ocasión. Eso sí, es algo difícil de encontrar en su versión original y tampoco es sencillo conseguir la versión lanzada junto con Harmony of Dissonance. Pero que esto no los detenga de probar este gran juego.

Valorado en 9/10 Almas absorbidas!!!


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -