[POD] CG207 Cris Tales

[NES] M.C. Kids


Este juego de plataformas fue desarrollado por Virgin Interactive en 1992 para la Nintendo NES, con la licencia de la cadena de comidas rápidas McDonalds.

CONTACTO INICIAL


Este juego lo conocí bajo el nombre "no oficial" de "MC Mario", incluido en una de las recopilaciones "no oficiales" de juegos para la Famicom. En la versión de MC Mario el personaje principal del juego (un niño llamado Mick) es reemplazado por el sprit del afamado fontanero en su versión Mario Bros 3… y listo.

Inclusive en mi inocencia infantil se reconocía claramente que algo no estaba bien y que el juego no compartía nada con los demás juegos de Mario, pero en esas épocas eso era muy poco relevante. Era un juego de plataformas nuevo, divertido y retador, así que le merecieron bastantes horas en la pantalla tratando de superarlo.


HISTORIA


El juego está ambientado en "McDonaldland", el mundo imaginario donde viven los personajes de Ronald McDonald y sus amigos. Para los más jóvenes esto sonará raro pero entre los años 70s y hasta bien entrados los 90s, McDonald había creado todo un universo de personajes alrededor de su marca y su emblemático payaso. Algunos entraron y salieron e inclusive con sus problemas de derechos de autor. Todo un universo que le dio muchos ingresos extras a la marca con comerciales en televisión, serie animada, ropa, merchandising, etc.


La trama de la historia es que el Hamburglar ha robado la bolsa mágica de Ronald McDonald y debemos recuperarla personificando a Mick o a Mack, dos niños amigos del carismático payaso. Para eso debemos superar varios niveles en diferentes escenarios, derrotando enemigos, recopilando tarjetas, arcos dorados y letras "M". A medida que avanzamos en el juego vamos conociendo a los diferentes amigos de Ronald: la pajarita Birdie, Grimace, el Profesor y CosMc, quienes solicitan recuperemos sus tarjetas para ayudarnos.

Como en la mayoría de los juegos de plataformas de la época, la historia no profundiza mucho ni se preocupa por ser demasiado coherente, sino que nos sirve de marco de acción para las actividades a realizar en cada uno de los mundos.


A pesar de ser un juego de una franquicia de comidas rápidas, los desarrolladores (por solicitud expresa de McDonalds) se aseguraron en que el juego no tuviera nada que ver con comida, ni alimentos, ni restaurantes.

JUGABILIDAD


M.C. Kids es un juego de plataformas fuertemente influenciado por éxitos de la época en NES como es Mario Bros 3. Al inicio debemos seleccionar a uno de los 2 posibles héroes: Mick o Mack, con las mismas habilidades y características, solo se diferencien en su color de piel. En la opción para 2 jugadores jugamos con ambos héroes, pero en diferentes turnos.

El juego se compone de 30 niveles distribuidos en 7 mundos o escenarios diferentes: el clubhouse de Ronald, la casita del árbol de Birdie, las llanuras de Grimace, el laboratorio del Profesor, el refugio de CosMc en la luna y el escondite del Hamburglar en un volcán. Cada uno de los mundos tiene un ambiente diferente y presenta retos y características particulares. Por ejemplo en el mundo lunar se dan saltos mucho más largos, por aquello de la menor gravedad.


A medida que vamos recopilando las tarjetas de cada personaje vamos pasando de un mundo a otro, teniendo algunas cortas escenas de diálogo interactuando con cada uno y dandonos su ayuda en la búsqueda del Hamburglar. Los niveles son bastantes grandes, con muchos secretos y retos. Es normal tener que recorrer varias veces cada nivel para poder obtener todos los ítems, con algunas zonas de gran dificultad.

Los enemigos son un poco repetitivos y no existen los populares jefes por nivel o por mundo. El mayor reto son las plataformas en sí, y la exploración de los niveles. Para derrotar a los enemigos la única opción es arrojarles cajas que vamos encontrando en los diferentes puntos del juego, pero que son limitadas


El juego introduce un par de características novedosas para juegos de plataformas, que lo diferencian de otros de la NES. Una es la posibilidad de reversar la gravedad del protagonista, de manera que se juegue de cabeza y así acceder a zonas secretas en cada nivel. La otra novedad son pequeñas cremalleras que nos permiten llegar a pequeños microniveles o a zonas inaccesibles en el mapa. Cada nivel nos ofrece retos para lograr el 100% de los ítems, que requieren ingenio y paciencia.

El juego en la NES no contaba con opciones de guardado o passwords para avanzar a los niveles superiores, por lo que superar totalmente el juego requería de muchas horas continúa de juego y mucho plataformeo.


El uso de los controles no es muy preciso y en ciertas partes es muy difícil controlar los saltos. Así mismo no es muy preciso el lanzamiento de las cajas para matar a los enemigos, lo que hace un poco frustrante el juego. La dificultad del juego en general es alta y algunas partes de los niveles son muy difíciles de sortear.

GRÁFICOS


El diseño y ambientación de cada uno de los niveles hace al juego interesante, pues dan el aspecto de ser muy grandes y llenos de secretos por descubrir. Los niños protagonistas no tienen muchas expresiones y por tanto no conectan mucho con el jugador. Los enemigos están bien caracterizados pero suelen repetirse continuamente por todo el juego.


Si bien el apartado gráfico cumple las expectativas y facilitan la exploración de los niveles, no es un aspecto que resalte de otros juegos similares de NES

SONIDO


El juego tiene varias melodías memorables y pegajosas como la introductoria del juego y la que se escucha en diferentes mundos. Sin embargo, puede llegar a ser muy repetitiva pues cada tonada no es muy larga y se repite continuamente. El autor de toda la música del juego es Charles Deenen, quien sería reconocido años después como un importante compositor para videojuegos y uno de los impulsores en Europa de la subcultura "demoscene".

COMENTARIOS FINALES


Es un juego clásico de plataformas con algunas mecánicas interesantes y únicas que vale la pena probar. Lograr terminar el juego y completar todos los ítems puede ser una tarea titánica por la gran dificultad de algunas zonas.

Se planteó como una forma de hacer publicidad a McDonalds, la marca de comidas rápidas, pero por sus modestos aspectos técnicos, las directivas no quedaron muy felices con el resultado y decidieron no incluir el juego en sus cajitas felices y redujeron drásticamente la campaña publicitaria que habían planeado para el mismo.


El juez Goomba dice... ¡Alquilable!


El juego fue encargado por McDonalds a Virgin Interactive con el objetivo inicial de distribuirlo con las cajitas felices del restaurante, como parte de una campaña publicitaria.

En el desarrollo participaron cuatro personas durante 8 meses: Darren Bartlett (arte y diseño de niveles), Gregg Iz-Tavares y Dan Chang (programadores) y Charles Deenen (audio).

Se lanzó en la NES con un lanzamiento inicial para America en 1992 y al siguiente año legó al otro lado del mundo. Por su naturaleza de elemento publicitario no se encuentra en plataformas descargables y su cartucho si bien no es del todo oscuro, no se ve con mucha frecuencia en los puestos de ventas retro.

Valorado en 6/10 cajitas felices

Comentarios