[POD] CG222 Afterimage

[ARC] Samurai Shodown II


Una época de revueltas y peligros, una sociedad que tiene la inestabilidad como lo único seguro; desigualdad y riesgos ocultos a la luz del día… es decir, un día normal de hoy; pero esta vez hablaremos de un juego ambientado en el Japón que estaba saliendo del feudalismo y se enfrenta a un nuevo mundo.

CONTACTO INICIAL


Con la llegada de The King of Fighters en los 90’s, los Arcades se llenaron de nuevos jugadores que estaban entusiasmados; con muchos personajes, juego en equipos y valores técnicos muy altos. Yo mismo empecé a buscar las maquinitas que tuvieran el KOF y así conocí un juego al que le puse más horas.


Samurai Shodown era un juego de peleas que traía personajes y música con ambientación japonesa, algo de poderes sobrenaturales en la historia y un ritmo diferente a otros juegos de peleas que había visto. Era más lento, pero al mismo tiempo más tenso, eso depuró los grupos de jugadores y agregó variedad a las sesiones de juegos. Cuando vi que existía un Samurai Shodown para SNES no dudé en comprarla para tenerla en casa, pero estaba lejos de parecerse a lo visto en los arcades.

La segunda entrega fue aun mejor recibida, pues tenía más personajes, más escenarios, mejor ambientación japonesa medieval, poderes más vistosos. Seguí la serie y agradecí mucho su reciente regreso como lo conversamos en nuestro podcast sobre Samurai Shodown (2019).

HISTORIA


En el juego anterior nos enfrentamos a un alma con sed de venganza que hizo un trato con un espíritu maligno y lograron traer el caos, hambruna y muerte al Japón de finales de los 1700’s, en el periodo Tenmei. En esa precuela los heroes lo derrotamos con mucho sacrificio, pero dicho espíritu no se quedó tranquilo tras perder y desesperado por alimentarse de dolor y sufrimiento, se aprovecha de una doncella que  convierte en un alma con sed de justicia que vuelve a poner el futuro del país en riesgo.


Los guerreros del juego anterior reconocen los signos del peligro y junto a nuevos peleadores se disponen a averiguar lo sucedido para traer paz o aprovechar la guerra en su beneficio. La historia se cuenta nuevamente con una narración corta en perfecto japonés e imperfecto "engrish" junto a escenas cortas con mucho gusto artístico.

JUGABILIDAD


Estamos ante un juego de peleas de 1v1 en donde debemos derrotar al contrario al reducir su vida en el mejor de tres rounds. Tenemos quince personajes de los cuales repiten casi todos los del juego anterior y se incorporan media docena de nuevos peleadores. Todos los debutantes ganaron mucha popularidad más adelante y Genjuro, un samurái vengativo y grosero, se hizo mi favorito.

Cada personaje es bastante diferente entre sí, estaremos peleando con diferentes armas que van desde cuchillos, katanas, lanzas, estoques y hasta un brazo metálico gigante. Esto hace que el alcance, velocidad y salud de cada guerrero sea diferente, y las técnicas y esquemas de juego varíen.


En este juego la presión y el botonazo pueden no ser la mejor ruta a la victoria pues los golpes bajan mucha energía, un espadazo normal puede quitar un cuarto de la vida, por eso la defensa y esquive se hacen vitales. Se agradece que en esta entrega se agregaron varias maniobras para defender sin perder vida, saltos rápido para acercarnos o alejarnos, agacharnos para evitar golpes altos y hasta piruetas de esquiva. Acá es mejor mantenerse controlando la distancia y evitando los saltos. Tampoco hay combos muy largos de golpes.

Controlaremos el juego con cuatro botones, tres para usos del arma y otro para patadas y para dar más opciones de ataque, aparte de los golpes básicos y los poderes especiales que se marcan con comandos y botones tendremos una barra especial, la barra de POW, que se va llenando al recibir daño y sirve como una herramienta para recuperarnos si estamos abajo en vida pues por un tiempo esta barra brillará y nos dejará hacer un super ataque que es devastador que le quitará temporalmente el arma al contrario dejándolo en desventaja.


Según lo que se acostumbraba en la época tendremos un modo de un solo jugador en donde veremos el avance de su historia y un modo multijugador. Este podría ser un punto débil pues si bien la dificultad es ajustable puede no resultar tan divertido como contra otra persona.

GRÁFICOS


Como los buenos vinos, el pixel art de Samurai Shodown II ha envejecido con mucha gracia. Con estilo animé muy colorido, cada personaje tiene una estética diferenciada entre samuráis, asesinos, monjes, esgrimistas, ninjas y artistas marciales menos ortodoxos. Varios de los diseños de estos peleadores se inspiran en personajes históricos que tienen poses de combate y de victoria que acentúan su personalidad. Los movimientos especiales derrochan efectos visuales y algunos de los poderes cambiarán el fondo o terminarán al enemigo con algo de gore, desmembramiento o hasta transformaciones.


Cada peleador tiene su escenario que complementa su trasfondo y lucen espectaculares incluso hoy. Tenemos espacios cerrados en palacios, templos o dojos, paisajes urbanos llenos de vida y movimiento, o parajes desolados en bosques o planicies que además tienen algunas partes que se ven afectadas por los combates como estatuas que se destruyen o espectadores se caen con los golpes de la pelea. Además, tienen efectos de zoom que no eran muy comunes en su época.

SONIDO


Mezclando instrumentos musicales del folclor japonés y melodías que tienden al rock, la banda sonora también resalta. Cada personaje tiene su propia canción que va acorde a su espíritu y ambienta muy correctamente su escenario. Algunos de los niveles apenas si tienen música, pero el sonido ambiental, con notas de instrumentos graves o algo de percusión que completan el paquete. No en vano se ve a Yuzo Koshiro como compositor, el mismo de Streets of Rage.


Hay algunas voces de los personajes cuando lanzan sus poderes o hacen su pose de inicio o final del asalto. El anunciador también hace aparición con su infame "Engrish" con el cual palabras como "Victoly" dan un sabor especial a la ambientación.

COMENTARIOS FINALES


Con personajes icónicos, escenarios muy llamativos, ambiente sonoro de alto nivel, y un ritmo de combate único y divertido, Samurai Showdown II está siempre en la parte más alta de las listas de los mejores juegos de pelea de la historia.

Su temática ambientada en un Japón saliendo de la época feudal también es especial y resulta muy atractiva. Si bien la historia no se desarrolla, más allá de lo que es común en el género, puede resultar muy interesante. Es un juego de peleas que agrega variedad en todos sus aspecto y que se mantiene vigente aún décadas después de su lanzamiento.


El juez Goomba dice... Indispensable


Se lanzó originalmente en NeoGeo para Arcade y consola casera en 1994. Tuvo ports a las consolas de su época y se ha relanzado en múltiples compilaciones a lo largo de la historia. Actualmente se encuentra disponible en colecciones de la saga y en las miniconsola que ha sacado SNK.

Valorado en 9/10 manzanas para cortar con katana

Comentarios