[POD] CG137 13 Sentinels: Aegis Rim

[ARC] The Combatribes

 
Al creador de Double Dragon se le asignó la misión de crear otro título de acción para 3 jugadores y decidió iniciar una nueva franquicia.

CONTACTO INICIAL


En mi ciudad natal existía un local de alquiler de juegos con un surtido impresionante, lo conocí cuando aún no tenía mi SNES, pero me afilié sin dudarlo pues mi situación económica no daba para estar comprando títulos con frecuencia. Me hice amigo de la persona que atendía el local y todos los fines de semana me llevaba un juego para la casa, a veces uno en particular y a veces solo iba a mirar que había disponible.


En una de esas oportunidades alquilé The Combatribes, un beat’m up bastante entretenido, con unos personajes vistosos con proporciones algo extrañas, años después descubrí que el título era la versión en consola de un juego original de Arcade desarrollado por Technos y lo busqué para terminarlo, hoy escribo esta reseña.

HISTORIA


Usualmente este tipo de juegos son ligeros en cuanto a su trama, pero este se me hace que se pasó para el otro lado, no tiene introducción, no sabemos de donde salieron los protagonistas, no sabemos porque pelean, nada de nada. Como es un título de Arcade tampoco tenemos un manual para guiarnos, y la publicidad del título en América tampoco nos ayuda. Así que me tocó investigar un montón.


Los combatribes son vigilantes que luchan contra diferentes pandillas para recuperar la paz de las ciudades, uno de sus miembros (o la líder) Martha Splatterhead desapareció en la ciudad de Nueva York y el grupo se dirige a buscarla. Vale mencionar que la edición de SNES hizo un montón de cambios a la trama, pero teniendo en cuenta lo poco que cuentan de la misma en la versión original, digamos que tenían justificación y hasta se agradece.

JUGABILIDAD


Este es un título donde debemos golpear a todos los enemigos que se nos aparezcan en pantalla, con uno de los 3 protagonistas que siguen arquetipos del género, tenemos a Berserker que es balanceado, Bullova es nuestro hombre fuerte, pero algo lento y por último está Blitz quien es rápido, pero hace menos daño que los demás.


Contamos con solo dos botones, uno para patadas y otro para puñetazos, pero la cantidad de movimientos que podemos realizar es bastante robusta porque son afectados por nuestra posición con respecto a los oponentes, si estos quedan mareados se pueden agarrar, si están en el suelo podemos rematarlos o tomarlos de los tobillos para lanzarlos contra sus amigos, y un gran etcétera.

En lugar de tener una barra de vida nuestra energía se registra con un valor numérico, por lo que tenemos información precisa a nuestra disposición, pero se siente algo raro cuando estamos tan acostumbrados al método tradicional. A pesar de que algunos enemigos usan armas, nuestros protagonistas no pueden recogerlas, así solo dependemos de nuestros puños para progresar.


Las áreas de combate son bastante pequeñas, a diferencia de otros títulos como Double Dragon o Final Fight donde se avanzaba por niveles extensos antes de llegar al jefe de turno, acá todo ocurre en espacios más cerrados, pero al menos cada mundo es bastante variado en cuanto a su ambientación y tipos de enemigos, empezando por motociclistas y pasando por payasos, patinadores, entre otros.

Se produjeron dos máquinas diferentes, con soporte para 2 o 3 jugadores, en las primeras cada control podía elegir personaje, mientras que en las segundas cada palanca tenía asignada un protagonista diferente, así que era importante usar escoger la correcta, y es algo importante a la hora de usar emuladores. La acción empieza con una dificultad razonable, pero luego del tercer nivel se dispara para hacernos gastar monedas extra.

GRÁFICOS


El estilo visual es bastante llamativo, con personajes de proporciones poco realistas y con muchos colores vivos que resaltan. En ese momento estábamos acostumbrados a que nuestros protagonistas eran relativamente pequeños, pero en este juego somos usualmente más grandes que todos los enemigos, incluyendo los jefes, y nuestros movimientos son bastante fluidos.


Las arenas y los enemigos también son bastante vistosos, cada uno de los 6 mundos que componen la aventura tiene una ambientación muy particular y hay bastantes detalles en el fondo, es una lástima que no haya mucho que explorar y sus dimensiones sean bastante reducidas, los enemigos comparten muchos patrones de ataque, pero cada mundo usa diferentes diseños, muy acordes al escenario.

SONIDO


Los efectos sonoros son bastante satisfactorios, se siente como cada golpe conecta, y si bien muchos fueron reciclados de otros juegos desarrollados por el mismo estudio siguen funcionando bastante bien, también se aprecian algunas voces digitalizadas extra por aquí y allá.


La música si está por debajo de la media, el Rock de sintetizador que la compone era común en el género, pero no hay ninguna tonada que sobresalga o que nos ayude a reconocer el juego por encima de otros. Este punto mejoró bastante en la edición de SNES, donde a pesar de haber sido creada por la misma persona, el tiempo extra se nota en la melodía de las canciones.

COMENTARIOS FINALES


Este juego de acción y golpes fue bastante superior a la tercera entrega de Double Dragon que salió a las carreras ese mismo año, pero está lejos de ser uno de los mejores del género. Técnicamente palidece frente a juegos que salieron en ese mismo momento, le falta algo de trama y sin embargo es bastante satisfactorio para jugar con un par de amigos, pero hay pocas razones para repetir la experiencia.

El juez goomba dice… ¡Alquilable!


El título solo fue lanzado para Arcade y SNES, cada una de estas ediciones tienen sus puntos fuertes y sus debilidades, así que es difícil recomendar una sobre la otra, pero hay que tener en cuenta que un cartucho en buen estado de este juego no es particularmente barato, y no ha sido relanzado en ninguna compilación hasta la fecha.

Valorado 7/10 mega vigilantes
 

Comentarios