Posted by : flagstaad 2021-05-19

 
Antes de que se convirtiera en el icono popular de los noventas gracias a su exitoso juego de disparos en primera persona, Duke Nukem tuvo un modesto inicio como un título de acción distribuido a través de la modalidad Shareware.

CONTACTO INICIAL


A inicios de la década de los noventa un sistema de distribución de juegos bastante interesante logró algo de popularidad en los Estados Unidos, el Shareware. El modelo esencialmente ofrecía a los jugadores una porción del juego final de manera gratuita, que rondaba entre el 20% y el 33% del producto completo, a través de descargas por BBS y luego si querían adquirir el resto se transfería el pago y se recibía en disquetes lo que faltaba.


El sistema tenía algunos problemas, pero funcionó bastante bien para algunos desarrolladores y una empresa se convirtió en el líder de esta revolución. La consecuencia de su popularidad y libre distribución es que los CDs que llegaban con las revistas de PC en esas épocas estaban repletas de Shareware de Apogee y así fue como conocí el Duke Nukem original.

HISTORIA


Este es un juego de acción y disparos de inicios de los noventas, así que no esperen una trama muy profunda. En el lejano futuro de 1997, el Dr. Protón está decidido en conquistar en mundo con su ejército de robots, nuestro héroe debe detenerlo destruyendo todo lo que encuentre en su camino, ya sea en la destruida ciudad de Los Angeles, su base lunar o viajando por el tiempo; no se necesitan más excusas.


Como dato curioso algunas versiones del juego, incluida la primera edición física del mismo cambió su nombre a Duke Nukum, pues los desarrolladores se enteraron que un villano del Capitán Planeta tendría ese nombre y les preocupaban las implicaciones legales, afortunadamente para Apogee nadie había registrado oficialmente el nombre y ellos lograron hacerlo para que nuestro héroe volviera a ser Nukem.

JUGABILIDAD


A simple vista este parece ser un juego de disparos 2D al mejor estilo de Contra, pero contrario a esa primera impresión el título tiene más similitudes con otras franquicias pues solo podemos disparar en 1 dirección con nuestra confiable pistola nuclear y hay que explorar los mundos para encontrar las llaves que nos permitan abrir la salida y progresar.


Nuestro personaje tampoco es tan frágil como otros, pues contamos con una barra de vida que podemos recuperar parcialmente si encontramos gaseosas o pollo en la ruta, o de manera completa si ubicamos una molécula nuclear. Tenemos también vidas infinitas, pero si perdemos debemos iniciar todo el nivel, lo que en algunos mundos puede ser una pesadilla.

El objetivo es siempre el mismo ubicar la salida para progresar, en algunas oportunidades primero será necesario encontrar las llaves de los colores correctos, o incluso algunas mejoras como ganchos para colgarnos del techo, botas para dar saltos acrobáticos, una mano robot para activar ciertas plataformas, pero todas son obligatorias para progresar y una vez recuperadas nos acompañarán durante todo el episodio.


En total hay 3 episodios, todos cuentan con 10 áreas a explorar y tienen más o menos el mismo nivel de calidad, algo raro, pues era común en el modelo Shareware que los mejores niveles estuvieran en el primer episodio para motivar la compra. De vez en cuando nos encontraremos con mundos que son laberintos, con elementos repetidos para confundirnos, estos son verdaderamente aburridos y frustrantes.

Los diseñadores tenían una extraña obsesión con los puntos, casi todos los elementos que podemos recuperar en los mundos dan puntos, ya sean globos, balones de futbol americano, disquetes de Duke Nukem, etcétera, el problema es que no sirven para nada, pues no ganamos vidas, ni descubrimos niveles extra, simplemente nos permiten grabar nuestros nombres en la lista de mejores puntajes local que igual nadie verá.

GRÁFICOS


El juego utiliza el estándar EGA, así que solo usa 16 colores, lo que hace del diseño de escenarios y personajes algo extraño. Para empezar Duke usa una llamativa camiseta rosada y la ambientación es algo más infantil de lo que se podría esperar, pero hay que entender que la inspiración de este título fue Commander Keen, que el equipo de Apogee había ayudado a publicar previamente para Id Software.


Técnicamente no es una maravilla, pero si presenta algunos elementos interesantes, como que los mundos soportan desplazamiento de la pantalla en todas direcciones, aunque no es muy fluido; también se agregaron fondos coloridos y un efecto de paralaje que no era común en esa época, el equipo incluyó en los créditos agradecimientos a Id Software pues recibieron su colaboración para crear el motor gráfico del título.

SONIDO


El aspecto sonoro es una de las debilidades de este título pues, aunque trataron de sacar el máximo provecho de las limitadas capacidades del PC speaker los resultados fueron bastante mixtos. El juego no tiene ningún tipo de música, ni siquiera para la pantalla de introducción, así que solo se usó sonido para los efectos que acompañan la acción.


Estos efectos funcionan bien el 60% del tiempo, mientras representan cosas pulsantes, como los pasos de nuestro personaje, sus disparos o las explosiones todo va de maravilla, pero cuando se usan para elementos constantes como rayos láser o barras eléctricas se convierten en un ruido insoportable que no deja que nada más suene, es verdaderamente molesto y para algunos hasta físicamente doloroso escucharlos.

COMENTARIOS FINALES


La franquicia alcanzó el éxito cuando dio el salto a los disparos en primera persona, pero no está de más conocer los inicios de la misma, como un juego enfocado a un público más infantil, entretenido, pero que no sobresale casi en ningún aspecto frente a otros del mercado en su momento.


El juez Goomba dice... ¡Alquilable!


El título nunca salió del universo de los computadores personales, aunque si está disponible en varios sistemas operativos y ha visto varios relanzamientos en paquetes de juegos del personaje, comprarlo por separado no es imposible, pero teniendo en cuenta su nivel de calidad es mejor aprovechar dichas ofertas.

Valorado en 6/10 molestos techbots
 

 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -