Posted by : AndValen 14/4/21


Con el periférico NES Zapper tuvimos oportunidad de ser invencibles con la pistola, ya sea como un vaquero en el viejo oeste, o en este caso, como un cazador de patos acompañado de un perro malicioso.

CONTACTO INICIAL


Mi hermana y yo disfrutábamos la consola NES que nuestros padres, digo el Niño Dios, nos habían dado para navidad, que era el que venía con Super Mario Bros y Duck Hunt. Era un paquete muy completo que venía con la consola, dos controles, el juego y una pistola llamada NES Zapper, y que no dudamos en conectar a la televisión de una vez.


Solo que dentro de nuestra inocente ignorancia no sabíamos cómo se usaba y cuando mi padre leyó el manual, donde descubrió que era para un juego de patos, y que se podía seleccionar con esa arma con cable. Normalmente molestamos mucho a nuestros padres respecto a como usar la tecnología, pero gracias a ellos pudimos competir mucho frente a la TV.

HISTORIA


Este entretenido, pero sencillo título no tiene historia, aparentemente eres un aficionado que está cazando patos, si fallas sale tu fiel perro y mejor amigo…pero para reírse de ti. Esto te hace preguntarte porque el cazador trajo a ese mugroso en primer lugar si solo se burla de su amo. Aprovechando que no hay nada más de trama, vamos a explicar como funcionaba el períferico.


Cuando se presiona el gatillo, el juego hace que la pantalla se vuelva negra durante un cuadro. En el siguiente fotograma, todos los objetivos válidos que están en la pantalla se dibujan en blanco. La Zapper detecta el cambio en el nivel de luz y determina si alguno de los objetivos está en su zona de impacto en función de la duración del destello, ya que cada uno parpadea durante una duración diferente. Luego el juego vuelve a dibujar gráficos como de costumbre, pero lo hace tan rápido que no se alcanza a percibir.

JUGABILIDAD


Este es un juego de disparos con el objetivo de atinarle a objetivos móviles desde una perspectiva de primera persona y que requiere el uso de una NES Zapper, un periférico en forma de pistola que se conectaba a la consola. Se avanza en rondas para dispararle a diez blancos en total, y dependiendo del modo de juego seleccionado, uno o dos patos aparecerán a la vez y en cualquier momento, donde cuentas con tres intentos para derribarlos.


En cada ronda se requiere que le dispares a un número mínimo de objetivos para avanzar a la siguiente, por lo que fallar resultará en un fin del juego automático. Naturalmente la dificultad se incrementa con cada ronda, donde los patos se moverán más rápido y el número de blancos requeridos para seguir a la siguiente ronda se incrementará.

Sobre los modos de juego, existen "Game A" y "Game B" donde los patos volarán en un área aparentemente ubicada en un bosque donde saldrán de a uno o dos patos, y el "Game C" donde le disparas a discos de arcilla que son lanzados desde la perspectiva del jugador hacia el fondo de la pantalla. Con el "Game A", un jugador con el segundo control puede controlar el movimiento de vuelo del pato.


Aunque el contexto y la jugabilidad es divertido, el juego tiene una perversión en que puedes avanzar hasta el round 99, y si lo vences el juego se comporta erráticamente, así que final no tiene…la mayor motivación es ser el mejor cazador de patos por tu cuenta o compitiendo contra otros jugadores.

GRÁFICOS


A pesar de su sencillez en los gráficos, el juego usa una paleta apropiada de colores con mucho detalle en los escenarios, y los patos se ven grandes y bien definidos, detalles probablemente pensados para jugadores novatos o los mas pequeñines.


En lo que hay que destacar por parte de Nintendo es por haber creado uno de los personajes más fastidiosos y es ese perro, quien no deja de burlarse y reiterar tu fracaso al fallar en tus intentos, y sin embargo, hay un aspecto adorable en esa malicia que hace que no puedas odiarlo por completo.

El juego cuenta con muy pocas melodías para destacar el inicio de cada ronda, cuando aciertas a los patos, cuando fallas o cuando el juego se termina.


Los efectos son bastante normales y escuchas los disparos de tu Zapper, el aleteo de los patos, cuando caen al piso y sobre todo, ¡¡la risa perversa de ese perro!!

COMENTARIOS FINALES


Aunque su misión principal fue promocionar la consola NES y el uso de la Zapper, Duck Hunt es un juego que, si toleras su carencia de final y juego repetitivo, puede darte horas de diversión adictiva para probar tu puntería, obtener puntajes altos en las altas dificultades o competir con amigos o tu familia. Hubiera sido agradable poder dispararle al perro, claro está.


El Juez Goomba dice...¡Alquilable!


Aunque fue un juego que en nada podía competir contra Super Mario Bros., con quien iba acompañado en el mismo cartucho, sigue siendo un título que con el tiempo no ha perdido su toque y seguirá siendo atractivo para los jugadores que disfruten de esos productos bien clásicos, en especial donde podías jugar con tu fiel pistola.

Valorado en 7/10 perros que se creen graciosos!!!

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -