Posted by : flagstaad 6/1/21

 
Tras un par de años de bajo perfil, Double Fine Productions regresó con toda la energía metalera al desarrollo de juegos para consolas con este título.

CONTACTO INICIAL


Descubrí la existencia del juego como el resto del mundo, gracias a un artículo en la revista americana Game Informer de noviembre del 2007. En esa época seguía comprando algunas publicaciones impresas, a pesar de que el dólar estaba poniendo los precios por las nubes, porque me gusta más leer en formato físico y se me hacía que los artículos ofrecían más detalles que los disponibles en la red.

 
La información presentada fue suficiente para captar mi atención, pues me encanta el heavy metal y se notaba que a los desarrolladores también. Luego de los primeros vídeos, el juego sufrió un revés importante cuando Vivendi, quien era la empresa que lo iba a publicar, fue absorbida en su totalidad por Activision y esta última decidió abandonar el proyecto.

Afortunadamente Electronic Arts se animó a publicarlo. Las cosas igual no serían tan sencillas pues Activision decidió demandar al equipo de desarrollo para evitar que el juego saliera al mercado, y así recuperar parte del dinero que había invertido en el proyecto, Double Fine contrademandó. En agosto del 2009 se llegó a un acuerdo fuera de los tribunales y Brütal Legend logró salir a finales de ese mismo año.

HISTORIA


La acción se desarrolla en un mundo fantástico que fue inspirado por las portadas de varios álbumes de heavy metal, así que se combinan elementos como los paisajes épicos, la cultura nórdica y un montón de trajes negros; y de paso está el humor propio de la desarrolladora y muchas referencias para los amantes del género. La trama sin embargo no empieza en este lugar, sino en medio de un concierto en nuestro mundo.


Eddie Riggs es el mejor roadie del mundo, pero actualmente trabaja para una pésima banda. En medio de uno de sus conciertos mientras trata de salvar a uno de los músicos, es aplastado por el escenario y su sangre es derramada en su hebilla favorita, que en realidad es un talismán del dios Ormagöden, quien procede a matar a los miembros de la banda y a transportar al inconsciente Eddie al mundo del heavy metal.

Allí se encuentra con unos siniestros acólitos de alguna oscura presencia y aprovechando las herramientas a la mano logra huir y encontrarse con Ophelia, una rebelde que le explica que el mundo es dominado por demonios y que junto a un par de amigos está tratando de formar una resistencia para rescatar a los otros humanos, Eddie no lo duda un instante y se ofrece a ser el utilero de la rebelión.

JUGABILIDAD


Mecánicamente el juego se puede describir como un título de acción en tercera persona que se desarrolla en un mundo abierto, donde debemos cumplir misiones principales que nos permiten progresar y secundarias que nos dan el favor de los dioses del metal para mejorar nuestras herramientas. Sin embargo, hay un segundo elemento que tiene más importancia de lo que se pensaba y es la mezcla con la estrategia en tiempo real.


Eddie cuenta con 2 armas a su disposición, un hacha que le permite realizar cortes débiles y fuertes, y una guitarra eléctrica que en este mundo puede lanzar fuego, rayos o ataques especiales si ejecutamos un solo presionando los botones correctos sobre una partitura; combinando ambas podremos derrotar a las olas de enemigos que usualmente no representan mayor reto, especialmente si bloqueamos sus ataques apropiadamente.

Para navegar el extenso mundo tenemos a nuestra disposición un coche de carreras de los años treinta modificado, este puede recibir algunas armas secundarias que nos ayudan a evitar algunos combates mientras nos dirigimos a nuestro objetivo y un nitro para realizar saltos imposibles que pueden ser recompensados con tributos de fuego para hacer mejoras.


Repartidos por el mapa encontraremos misiones secundarias que consisten en carreras, eliminar grupos de enemigos o similares; también hay varios coleccionables que mejorarán nuestro personaje, dándonos más barra de vida, nuevos solos, o elementos secundarios como arte del diseño, trasfondo del mundo o nuevas canciones para escuchar en nuestro vehículo.

Una buena parte de la aventura se relacionará con elementos de juego propios de la estrategia en tiempo real, empezaremos simplemente recibiendo seguidores a los que podemos darles instrucciones muy puntuales durante algunas misiones, pero sobre la segunda mitad del juego casi todo el progreso requiere que entremos en combates de estrategia donde administramos tropas y recursos para derrotar a los oponentes.


Todos los elementos propios del género de estrategia están presentes, pero de manera simplificada. Nuestros insumos son los fans, los cuales aparecen en géiseres que debemos controlar, con estos podemos invocar nuevas tropas a las que podemos dar instrucciones sencillas, hay un par de mejoras para nuestras unidades y podemos participar directamente del combate con Eddie, todo se presenta como un concierto de rock, así que es importante defender nuestro escenario.

Este combate de estrategia en tiempo real se convirtió en el componente de multijugador en línea que era casi obligatorio en los juegos de estos años, pero aun habiéndolo comprado no más de un par de años después de su salida, ya era casi que imposible encontrar partidas así que nunca lo probé.

GRÁFICOS


El estilo gráfico del desarrollador se siente a través de toda la experiencia, modelos de personajes estilizados con proporciones más o menos similares a las de humanos normales, pero con diseños exagerados que les permiten ser muy expresivos en sus animaciones faciales.

 
Se nota, como lo esperaban, la inspiración que las portadas de los discos de heavy metal tuvieron en toda la ambientación del juego, hay paisajes épicos y llenos de referencias, las criaturas que habitan en este mundo son los demonios que muchos artistas imaginaron al crear su música, pero con ese toque de caricatura que hace que todo se mezcle bien sin ser demasiado lúgubre.

SONIDO


Los amantes del heavy metal les fascinará la banda sonora, pues los desarrolladores lograron incluir más de 100 canciones de diferentes artistas, unos más famosos que otros, pero todos con la energía propia del rock pesado que inspiró el mundo. Adicionalmente podemos elegir la música que suena en nuestro vehículo y dejar sonando solo las favoritas. Personalmente este juego me hizo descubrir un grupo que luego se convertiría en uno de mis favoritos, así que no tengo ninguna queja.

 
Cuando nos pasamos a hablar sobre las voces, el protagonista fue interpretado por Jack Black, quien hizo un gran trabajo sin exagerar demasiado, los personajes secundarios también tienen mucho carisma e incluso convencieron a músicos para que interpretaran algunos papeles, y lo hicieron muy bien a pesar de no ser su fuerte, siempre me trae una sonrisa a la boca el hecho de que Ozzy Osbourne sea el guardián del heavy metal con todo y su marcado acento británico.

COMENTARIOS FINALES


La combinación de géneros sorprendió a muchos pues el juego siempre se publicitó como pura acción y si solo contamos las misiones principales casi la mitad del tiempo predomina la estrategia en tiempo real, igual es bastante entretenido aunque algo repetitivo. Los aspectos técnicos son sobresalientes, con diálogos llenos de humor y una banda sonora espectacular para los amantes del heavy metal, quienes no lo deben dejar pasar.


El juez goomba dice...¡Comprable!


El juego se lanzó inicialmente para la PS3 y la Xbox 360 en el 2009 y rápidamente bajó de precio por lo que las ventas al final no fueron tan malas, en 2013 la desarrolladora logró publicar su juego en PC directamente, aunque es el mismo título con unas mejoras gráficas menores.

Valorado 8/10 solos de guitarra electrizantes
 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -