Posted by : vdallos 13/5/20


Cuando el universo está en peligro, la mejor agente secreto llega al rescate. Cosmic Star Heroine. 

Contacto Inicial


Este juego lo conocí por su campaña en Kicksater de sus desarrolladores, Zeboyd Games, por allá en 2014. Me fue muy llamativo pues algunos medios hicieron eco de su campaña en donde lo comparaban con Chrono Trigger, un gran exponente de los juegos clásicos del JRPG.






Le perdí la pista pues su lanzamiento fue por 2017 en PC, pero retomó mi atención cuando lo anunciaron para Nintendo Switch en 2018, justo cuando un podcast que escucho, específicamente sobre RPGs,  empezó a hacer un diario de juego de una de las presentadoras. Lo puse en mi lista de deseados de modo que una vez salí de algunos pendientes y entró en promoción, decidí comprarlo.



Historia

Empezamos con una misión de rescate de rehenes, nos ponen en la piel de la Agente L'Salle. Una súper agente secreta que trabaja para API (Agency of Peace & Intelligence). Al cumplir su misión vuelve a su base, pero ni bien regresa le informan que debe ir a un mundo salvaje a recuperar unas piezas de tecnología antigua. En el planeta se encuentra con unas máquinas que se meten a cuerpos muertos y le regresan la vida como monstruos, además todos están integradas a una AI y de la que al parecer nuestro líderes ya sabían. Y esta es sólo la primera misión.






Se agradece que desde un principio nos vayan dando historia y que esta cambie rápidamente manteniendo al jugador enganchado a los giros. Los personajes son algo unidimensionales, pero aportan a tema futurista de agentes, hackers y caza recompensas.  Además hay mucho humor en las conversaciones y todos los NPC tienen sus líneas para dar contexto al mundo.


Parte de la historia se cuenta con animaciones sencillas hechas con sprites y algo de prerenderización. Tiene pocos cuadros de animación, pero se agradecen las escenas cortas para dar vistosidad y variedad. También hay muchos guiños y situaciones inspiradas en eventos de otros juegos clásicos, como Chrono Trigger, Suikoden o Phantasy Star.


Jugabilidad 

En este punto tenemos un juego claramente inspirado en los JRPG de los 90’s. Debemos conversar con todos los personajes que veamos y ellos nos darán pistas para avanzar por los mapas, lo que implica tener llaves, desbloquear computadoras o vencer a algún personaje. Desafortunadamente la exploración del mapa no pasa de cumplir acertijos simples y repetitivos para enfrentar a los malos.



Precisamente hablando del combate, se desbloquean habilidades que se pueden usar una vez por combate, a menos de que descanses. Además de que cada personaje puede pasar el turno defendiéndose, eso pone escudos diferentes para cada personaje. Algunos son campos de fuerza, otros son distractores y otros poses especiales que aparte de disminuir el daño de posibles ataques enemigos mejora alguna estadística del personaje. Otra opción es usar items que son compartidos por toda la plantilla.




Cada ataque tiene una opción de estilo, que se va acumulando como un porcentaje y potencia los ataques futuros, algunos ataques permiten pasar del 100%. A esto le sumamos una barra de adicional que se llama Hyper que se van alumbrando en puntos. Entre mas puntos tenga el ataque gana habilidades especiales indicadas. 

Si juntamos la barra hyper y el porcentaje de Estilo se generan estrategias muy interesantes pues como sólo puedo usar una vez un poder por turno debemos escalar el porcentaje de Estilo para que los siguientes ataques sean más poderosos o guardar un poder que da estilo hasta que la barra hyper le desbloquee efectos especiales. Pero los enemigos también cuentan con las mismas herramientas, obligándonos a buscar un equilibrio entre atacar rápido o acumular poder.

Las habilidades tienen nombres raros como hachability o gunmancy, pero se pueden asimilar a las vistas en juegos clásicos, como la posibilidad de usar magias, aumentar ataque o la posibilidad de activar efectos secundarios como veneno o parálisis, pero hay otros efectos  más raros como Oxidar, que funcionan sobre enemigos especiales como robots o una raza o tipo de enemigo en especial.


Cada personaje tiene su clase propia y no podremos cambiarla, como una pistolera espiritual, un hacker, un peleador mejorado cibernéticamente o un robot bailarín entre un total de 11 personajes que cubren varios roles. 

Al combatir se gana experiencia que hace que suban de nivel y aumenten las estadísticas. No se necesita hacer grind pues los enemigos derrotados no reaparecen. Si quieres subir de nivel cuando te atores,  puede ir al menú y buscar un reto con algún enemigo que te pone el sistema con este fin. 
  

Gráficos

El estilo gráfico recuerda lo visto en los clásicos juegos diseñados con pixel-art en los 90’s. Con ambientación del futuro imaginado en los 80's con tubos pesados y oxidados, maquinaria neumática. 


Utiliza el motor Unity altamente personalizado por los desarrolladores que usa sprites para los personajes y enemigos. Los escenarios tienen imágenes prerederizadas decorados con muchos ítems en pixel art. Desafortunadamente algunos puntos de interacción se confunden con el fondo, como algunas computadoras que activan puertas y otras que son decoración. 

Los nostálgicos apreciarán mucho el esfuerzo en asemejarse a los clásicos, pero le falta algo más para conquistar a nuevos jugadores. Las escenas en donde se cuenta la historia no pasan de ser imágenes casi fijas con pocos cuadros para dar animación y aunque se agradecen les falta algo más para llevar el juego a otro nivel.

Sonido 

La banda sonora es responsabilidad de Hyperduck, responsable de otros juegos como Dust: An Elysian Tail o Precipice of Darkness 4 y sin duda que está inspirada por grandes juegos del género y de la época del SNES o el PlayStation. 


Tenemos algunas piezas cantadas y toca géneros como el Tecno o el pop. Suficientemente variadas y entretenidas como para mantenerte tarareando mientras juegas. 

No hay voces pues todas las conversaciones se dan con textos. Los efectos sonoros son algo básicos. Se echa en falta algo más de contenido en este aspecto.

Comentarios finales

Cosmic Star Heroine tiene una ambientación espacial muy lograda, humor en las conversaciones, homenajes a juegos anteriores, alta rotación de los personajes que nos permite probar diferentes estilos de juego y muchos cambios en el combate. Parece complicado pero se aprende rápido y le permite diferenciarse algo de otros juegos del género.

Se siente como un homenaje a los juegos clásicos de JRPG y mezcla cosas nuevas, aunque no se siente que resalte o mejore a sus musas. Además está plagado de pequeños errores de diseño o técnicos que lastran su resultado final.



El juez Goomba dice... ¡Comprable!

Se encuentra en múltiples formato físico para Switch y PS4 aunque algo costoso. Es mucho más accesible en sus versiones digitales de Switch, PS4, PC, Mac y Vita

Calificado con 8/10 hackeos con estilo.

 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -