Posted by : flagstaad 7/8/19


Un título visualmente impresionante para su época que tal vez ya pocos recuerden por el gran éxito del siguiente juego de este mismo desarrollador.


CONTACTO INICIAL


Tener un computador en la década de los 80s era un lujo muy raro, las máquinas divertidas y que tenían todos los juegos eran los míticos Appe II que casi no estaban presentes en el mercado por las restricciones a las importaciones, los computadores de IBM en su lugar eran máquinas destinadas a la creación de facturas, resultados contables y eran usualmente usados en empresas con fines productivos.


Justo en el medio estaba la sala de informática de mi colegio, que tenía un único Apple II que estaba fuera del alcance de los estudiantes pero que usaba una flamante pantalla de 256 colores, mientras tanto nosotros jugábamos a programar con unos equipos IBM que funcionaban a 16 colores y de vez en cuando nos permitían jugar alguno de los títulos disponibles, entre los que se encontraba Karateka.

HISTORIA


El juego fue lanzado inicialmente en 1984 para Apple II y Commodore 64, así que la trama era toda una novela si se compara con otros juegos del momento. Nuestro protagonista sin nombre está tratando de rescatar a su novia la princesa Mariko de la fortaleza de Akuma, el villano de turno, lo interesante es que se mostraban pequeñas animaciones que mostraban como los enemigos se dirigían a enfrentarnos y la tristeza de la cautiva.


Como datos adicionales vale la pena destacar que este fue el primer título comercial desarrollado por Jordan Mercher y lo creó mientras estudiaba en la universidad de Yale, usando una técnica de rotoscopia que era algo conocida en el cine pero poco usada en el mundo de los videojuegos, el resultado fue sorprendente para su época.

JUGABILIDAD


Se puede considerar este título como uno de los precursores de los juegos de peleas y beat’m up en 2D de la siguiente generación pues mezcla elementos de ambos géneros de una forma rustica para contar una historia, y aunque los combates son 1 a 1 de manea similar a un título de peleas, debemos vencer varios enemigos con la misma barra de energía



El protagonista tiene dos posturas, la neutral le permite correr para avanzar más rápido entre pantallas pero si es golpeado en la misma es eliminado de manera automática, luego de hacer una reverencia pasa a su postura de combate donde puede lanzar patadas y puños a diferentes alturas al oponente para derrotarlo, al inicio los enemigos no son muy agresivos pero a medida que avanzamos se vuelven más ofensivos y resisten más golpes.

A diferencia de otros juegos del momento el protagonista puede resistir varios golpes pero solo tiene una vida, lo que significa que si somos derrotados debemos empezar nuevamente desde el inicio, en está versión la energía se recupera lentamente durante los combates si evitamos ser golpeados lo que facilitaba un poco el progreso, pero este no era el caso en otras ediciones.


Lo que sí está presente en todas las versiones son formas de morir de manera instantánea, incluso en la pantalla inicial si retrocedemos lo suficiente caeremos al acantilado, pueden ser algo frustrantes pero ayudaban a alargar un poco la vida de un juego relativamente corto, y el halcón del jefe final seguro que nos atrapará en más de una oportunidad con la guardia abajo, lo que es una muerte inmediata.

GRÁFICOS


A pesar de la muy limitada paleta de colores disponible el trabajo visual del juego es algo para destacar, estamos hablando de un juego bastante antiguo pero que esta maravillosamente animado gracias al uso de la rotoscopia, esta es una técnica que consiste en filmar la acción con actores reales y luego pintar sobre los cuadros de animación uno a uno para lograr un movimiento más realista.


Aunque los personajes lucen muy bien para la época la variedad no es su punto fuerte, todos los enemigos son iguales y se diferencian solo por su casco, excepto los 2 jefes finales que lucen otros diseños. Los tres fondos disponibles son también bastante básicos y son meramente decorativos para mostrar que nos estamos adentrando en la guarida del villano.

SONIDO


Es muy difícil hablar de música en esta versión del juego, aunque no aparece en los créditos de la edición de Apple II o esta, las tonadas que trataba de producir el altavoz de nuestro PC fueron compuestas por Francis Mercher el padre del desarrollador, la extensión de su colaboración solo se puede apreciar realmente en la versión de Commodore 64 donde si había un chip de sonido presente.


Aun con todas sus limitaciones otros efectos estaban presentes y eran satisfactorios, los pasos de nuestro personaje cuando corría o los sonidos cuando conectábamos un golpe eran fenomenales, aunque en esta edición se sacrificó la única voz digitalizada del juego que daba inicio a la batalla y se reemplazó por un Kiai que muchos practicantes de artes marciales reconocerán.

COMENTARIOS FINALES


Es un juego corto y algo repetitivo pero fue todo un logro tecnológico y visual en el momento de su lanzamiento, a pesar de sus limitaciones vale la pena probarlo por el impacto que tuvo en la industria y aun con sus básicas mecánicas nos dará algunos minutos de diversión.


El juez goomba dice… ¡Alquilable!


El título como muchos otros de su tiempo fue llevado a una gran cantidad de plataformas, algunas respetan de mejor manera el original pero todas funcionan de forma adecuada, se destaca la edición de Commodore 64 por la calidad de su música.

Valorado 7/10 halcones asesinos


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -