Posted by : Víctor Dallos 14/8/15



Tengo una única regla con los DLC. Sólo los compro si pienso que el juego me dio todo lo que debería haberme dado y aún así quedo con ganas de más. Por lo mismo, sólo he comprado en mi vida los DLC de Mario Kart 8 y ahora el bundle de Ryu y su escenario para el Smash.

Las pistas adicionales de Mario Kart 8 fueron una compra sin ningún temor, era alargar por meses la vida del juego con pistas y más pistas y además con añadidos como partes de Karts y personajes. Cuando empezaron a salir los personajes y escenarios de Smash no me llamaron mucho la atención, al punto que se me olvidó que tenía derecho a descargar a Mew Two.

La leyenda en su castillo
Cambiando de tema, siempre he sido entusiasta de los juegos de peleas, bueno…no de Mortal Kombat ni de War of Gods...eso no me gustan, pero desde que me escapaba con mi primo a las “maquinitas” para jugar Street Fighter 2 original, el de los ocho personajes sin los jefes de Shadaloo. Le he tenido mucho gusto a darme de patadas y puñetazos con amigos en los juegos de peleas 2D principalmente los de CAPCOM.

Desafortunadamente la situación de Nintendo ha hecho que los grandes de CAPCOM o los nuevos de Arc Systems Works no llegaran a la WiiU y el último gran juego de peleas en 2D que jugué en Nintendo fue Tatsunoko vs CAPCOM.

Un grande buscando su lugar en otro universo.
Con la llegada de Smash a WiiU le puse muchas horas a su divertida mecánica y a los muchos personajes a elegir. Debo admitir que Sakurai San se debió devanar los sesos buscando mecánicas diferentes para cada “monito” con la intensión de hacerlos únicos y para lograr un juego tan extremadamente divertido y adicionalmente altamente rejugable como es Smash4…PEEERO… me van a disculpar los fanáticos si digo que “yo” no consigo ubicarlo como juego de peleas a la usanza tradicional.

Volviendo a lo de los DLC, considero que Smash es un juego que está perfectamente completo, me ha dado más de cincuenta horas de juego entre offline, online, retos con amigos, retos de los modos de juego, el “bendito” y medio inútil amiibo y las demás cositas que tiene en el disco. Ningún personaje y menos un escenario, había logrado hacerme gastar dinero adicional, esto fue hasta que anunciaron a un tal Ryu como personaje descargable.

An old Challenger
Al principio no creí los numerosos rumores que filtraban la llegada de Ryu a Smash, luego, al ver su anuncio en el “direct” fui bastante escéptico sobre su uso. No fue hasta cuando pude probarlo en persona que, por unos segundos, regresé a mi niñez en las “maquinitas” en donde todos mis sentidos estaban concentrados en el juego, con la música del castillo Suzaku, mis ojos en el rival y mis dedos tratando de marcar la secuencia para el “abuguet”, “abooken”, “adoguen”…o cualquiera de las otras variantes con las cuales tratábamos de descifrar el nombre del Kame-Hame-Ha de Ryu. Ese trocito de niñez y nostalgia me obligó a comprar este DLC.

Con el pasar de los días, sólo puedo ponerme de pié y aplaudir al equipo que llevó a este emblemático peleador al desorden del Smash, pues se siente la gran dedicación por representar sus golpes, su cadencia de juego y estilo visual. Todo un reto y con mucho respeto.

Abooooguet
Si eres fanático de Smash, este es un DLC que abre, aún más, el rango de diferenciación de personajes. Si eres fanático de Street Fighter es muy buen “cameo”. Si eres nostálgico de las “maquinitas”…sólo te quedará decir, al unísono con Ryu...Abuuuken!!!

Nota: Smash puede ser un desmadre y tal vez ni siquiera ser un juego de pelea, pero es puro amor.


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -