Posted by : AndValen 6/6/18

  
Con la octava parte de esta saga Square Soft tenía estándares altos por superar después de una obra tan épica como Final Fantasy VII. No es el sucesor espiritual que se esperaba, y sin embargo, es un RPG que logrará atraerte a su propio mundo y que se destaca por sus propios méritos.
 

CONTACTO INICIAL

 
FF VII fue la razón por la que adquirí un PlayStation y fue una grata experiencia aún con las complicaciones de jugar discos piratas de esa época, porque conseguirlo original era una odisea muy costosa. Estaba listo para explorar algo de similar calibre y la expectativa fue enorme cuando jugué el demo de FF VIII en un disco de Brave Fencer Musashi del local de juegos de mi barrio. Un RPG con entornos y personajes más realistas, y que mezcla elementos de ciencia ficción y fantasía, definitivamente debía pasar a la siguiente entrega.
 

HISTORIA

 
Squall Leonhart es un estudiante taciturno del Jardín de Balamb que aspira a convertirse en SeeD, una clase especial de mercenario que realiza trabajos para esta escuela. La historia comienza con una pelea de entrenamiento entre Squall y su rival Seifer Almasy con ánimos calentados y en la que ambos resultan heridos.
 
 
La República de Galbadia invade el ducado de Dollet, obligando a esta nación a contratar los servicios de Balamb, quien aprovecha este evento como un examen final para sus cadetes enviando un grupo liderado por Squall y supervisado por su maestra Quistis Trepe, y acompañados por Selphie Tilmitt, una experta en nunchaku de espíritu alegre, y Zell Dincht, un energético artista marcial. Posteriormente se une Rinoa Heartilly una joven apasionada que sigue su corazón e interés romántico de Squall; e Irvine Kinneas, un don juan famoso por su habilidad como francotirador. Así inicia una historia con giros constantes en su trama hacia el enfrentamiento contra la hechicera Edea y su agenda oculta para liberar un gran poder que puede afectar el estado natural del planeta.
 
 
En realidad, la historia de FF VIII no es su principal fortaleza. Es una aventura de adolescentes ambientado con elementos modernos y fantásticos. La trama es impactante al principio, pero se percibe una falta de desarrollo de personajes, un romance forzado entre Squall y Rinoa, y el final de la aventura nos deja la sensación de que muchas cosas no tienen sentido al enfrentar a un villano sin propósito que solo existe porque era necesario que hubiera uno.
 

JUGABILIDAD

 
Hay juegos que pueden ser buenos aunque algunos factores principales no encajan, y este es un claro ejemplo. Elementos clásicos de los títulos de esta franquicia regresan como el Active Time Battle y Chocobos, y las novedades se encuentran en su sistema de combate: tres personajes realizan sus respectivas acciones después de llenar una barra de tiempo, como atacar - usar un ítem - realizar un hechizo - y convocar criaturas llamadas Guardian Forces. Esto parece normal en un RPG, aunque Square integra un sistema muy diferente…ya no necesitas comprar objetos para aumentar los stats de tus personajes y no existen puntos de magia…entonces, ¿Cómo puedo hacer más fuertes a mis protagonistas?
 
 
La respuesta es el sistema Junction, esta original mecánica consiste en la forma en que usas un Guardian Force (GF), Más allá de usarlos para combatir con ataques devastadores, el Junction es una asignación de GF a cada personaje que permite crear comandos básicos y adicionales, como el Draw que absorbe hechizos de diferentes enemigos para poderlos usar en batalla o asignarlos a los stats para incrementar su potencia y efectos. A su vez, cada GF desarrolla afinidad con cada personaje y el aprendizaje de puntos de habilidad asignados a acciones individuales y que después pueden ser usados.
 
 
En cuanto a las armas, cada personaje posee una que puede ser modificada cambiando su apariencia, poder y sus Limit Breaks, que regresan de FF VII pero que aquí solo se pueden usar cuando los puntos de vida estén bajos y con algo de suerte. Los Limit Break tienen elementos interactivos para ejecutarlos y funcionan como habilidades que van desde poderosos ataques y hechizos de soporte, por lo tanto, el completar exitosamente la interacción incrementa la potencia del Limit Break.
 
 
Un aspecto de este juego que te dará buenas recompensas si le dedicas el tiempo necesario es el Triple Triad: un mini juego de cartas que se puede volver bastante adictivo y que incorpora reglas dependiendo de la región en donde juegas, además de que puedes convertir las cartas que ganas en diversos objetos. FF VIII no sería tan entretenido sin Triple Triad, se los aseguro.
 
Sobre el sistema de experiencia, FF VIII mantiene la ganancia de niveles al derrotar enemigos que se encuentran aleatoriamente en diferentes ambientes o secciones del mundo. Lo relevante es que los enemigos también incrementan sus niveles de acuerdo al promedio general de todo el grupo, por lo que tienen más vida, sus ataques pueden evolucionar e infligir más daño, y pueden poseer mejores magias para el sistema Junction.
 


 
El sistema es algo complicado de manejar, pero le brinda al juego una amplia gama de opciones para modelar a los combatientes y refinar sus cualidades básicas. En teoría, con grinding se podría llegar al nivel 100 desde el principio, aunque esto deviene en peleas más complicadas, y se podría sumar a otros aspectos negativos, entre ellos, que la mayoría de batallas son con tus GF mientras aguantas largas secuencias de invocaciones para ganar puntos de habilidad y mejorar la afinidad, y Draw es una habilidad tan tediosa ya que deberás entrar en muchas batallas para absorber el máximo de hechizos para fortalecer stats, y para mantenerlos debes hacer lo posible para no usarlos y mantener lo ganado.
 

GRÁFICOS

 
Siendo un juego de Square, el aspecto gráfico es magnifico: el diseño de personajes y escenarios son de los más realistas que he visto en juegos de su generación, la dinámica es constante con estupendas secuencias de ataques, Limit Breaks y animaciones de los Guardian Forces.
 


 
La gran cantidad de FMV que contiene son muy cinematográficos en comparación con juegos del género y manejan una fluida transición entre video y jugabilidad contribuyendo al ritmo de la acción. Los programadores y directores artísticos se esforzaron en crear un mundo que tiene diferentes estilos en su arquitectura, fauna y flora, encontramos pueblos sencillos o grandes urbes que parecen construidas por culturas de otro mundo. Felicidades Square, una vez más me quito el sombrero ante ustedes ante el aspecto visual.
 

SONIDO

 
La música y los efectos sonoros de FF VIII no se quedan para nada atrás, en especial si el maestro Nobuo Uematsu estuvo detrás de su desarrollo. Pistas como Liberi Fatali sacuden los sentidos y la música de las batallas te sumergen completamente en las situaciones que enfrentas en el transcurso de la historia del juego.
 
 
La falta de doblaje es normal para su época, y hay canciones y pistas más memorables que otras, pero no duden del poder que tiene su banda sonora, la que considero como una de las mejores de esta serie.
 

COMENTARIOS FINALES

 
Final Fantasy VIII es un juego divertido, pero no por las intenciones que Square tendría en mente al desarrollarlo. La historia trata de ser madura y profunda pero presenta giros muy extraños. Las mecánicas básicas pueden volver este juego muy fácil o extraordinariamente difícil. El nivel de creatividad que se encuentra es inmenso y resalta gracias a su espectacular aspecto visual y banda sonora, pero la experiencia puede ser apabullante por tantas batallas, formas de mejorar armas, y la complicada aplicación del sistema Junction y los Guardian Forces.

 

El Juez Goomba dice…¡Comprable!

 
¿Es este juego una obra maestra o un completo desastre? Las partes novedosas despertaron mi interés e hicieron que lo jugara sin parar a pesar del aburrimiento del tedioso sistema Draw y una historia romántica sin pies ni cabeza, pero así es este título: un buen RPG lleno de ideas originales pero con resultados mezclados, digno de ser llamado un Final Fantasy.
 
Valorado en 8/10 Gunblades!


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -