Posted by : AndValen 22/8/17

 
Bandai llevó Dragon Ball a la tercera dimensión en este juego para la consola PlayStation. ¿Podrá su ejecución y su enfoque hacia sus fanáticos convertirlo en un juego memorable? Lo veremos en el próximo capítulo de Dragon B…que digo, Crónicas Goomba.
 

CONTACTO INICIAL

 
En 1997, PlayStation era la moda por sus juegos y lo fácil que era conseguirlos en forma de copias. Después de probar varios títulos en el local de juegos del barrio, decidí vender mi N64 y conseguir un PlayStation en un combo de 2 controles y 10 juegos.
 
 
Uno era una versión japonesa de Dragon Ball GT: Final Bout, el cual llamó mi atención por ser un juego de mis animes favoritos y por lo espectaculares que se veían las peleas…para la época claro está
 

HISTORIA

 
El juego está basado en Dragon Ball GT, la tercera encarnación de esta franquicia cuya historia no se considera canónica dentro de su universo. Para los que no la vieron o recuerdan, Goku se vuelve un niño por las esferas del dragón de la estrella negra, y para regresar a la normalidad viaja con su nieta Pan y Trunks a través del universo para encontrarlas.
 
 
En este título no hay nada que ver con esa trama, solo peleas contra otros oponentes hasta enfrentar al gigante Super Baby, esa pobre excusa de villano de esa temporada. De ahí no más…sin importar que peleador escojas no hay diferencias en la historia o su final.
 

JUGABILIDAD

 
Este es un juego de pelea con gráficas en 3D, y jugabilidad en 2D basado en los juegos de Dragon Ball Z de consolas de 16 bits. En esencia, el sistema de pelea son batallas en grandes escenarios en los que puedes caminar, desplazarte o flotar en el aire, cargar tu barra de ki, y derrotar a tu rival con golpes, esferas de energía y técnicas especiales. Hay un elemento pseudo-3D ya que puedes desplazarte hacia el fondo o hacia el frente para esquivar algunos ataques.
 
 
El esquema de control es parecido a los juegos de SNES, es decir que aparte de las flechas direccionales para moverte y saltar, hay un botón específico para golpear, disparar, desplazarte y flotar en el aire. Las diferencias son que ahora te defiendes con uno de esos botones en vez de usar el pad y se agrega un botón que inicia una habilidad llamada “Meteo Smash” para ataques en cadena.
 
Cada personaje tiene movimientos que se hacen con secuencias de control y 2 o 3 técnicas especiales que al activarlas la acción se detiene para mostrar la animación de la técnica en la que por un breve momento aparecerá un letrero de “Counter” en donde debes presionar rápidamente un botón especifico para repeler o bloquear el ataque reduciendo la cantidad de daño que recibes, o contraatacar con una técnica especial ocasionando un “enfrentamiento de poderes” donde la cámara empezará a girar en torno a los personajes mientras los rayos chocan y en el que prevalecerá quien pueda presionar con mayor rapidez los botones… puro mashing con estilo.
 
 
Lamentablemente el sistema de pelea es desastroso por muchas razones: el control no es nada responsivo y es muy lento al tratar de hacer los movimientos que desees, cuando saltas sobre el oponente debes primero girar tu personaje hacia el lado opuesto para poder atacarlo, los combos son inexistentes, cuando vuelas realizas las mismas acciones que en el suelo por lo que flotar no es muy útil, las técnicas no son muy variadas, los peleadores se mueven como zombis por lo que la acción depende de volar y los desplazamientos, la defensa es muy lenta y es muy complicado contraatacar, cuando eres derribado el tiempo de recuperación es tan lento dándole al oponente la oportunidad de que te arrincone con ciertos ataques, cargar energía o realizar una técnica. Así que aunque el juego en sí es sencillo y fácil de dominar, debes acostumbrarte mucho a estas complicaciones para disfrutar las peleas.
 
 
Sobre los personajes, encontramos que aparte de los mencionados en la sección de historia, podemos jugar con personajes y villanos de Dragon Ball Z, 10 para comenzar y 7 de ellos se obtienen con claves que te dan al terminar el juego. Una buena cantidad, pero incomprensible que hayan tantas versiones de Goku y Trunks teniendo en cuenta la gran variedad de personajes que hay en el anime, es una sobrexposición resultado de la pereza de los desarrolladores.
 
Por último, tiene varios modos de juego: el de historia, modo versus contra otro jugador o la computadora, el clásico torneo de artes marciales y el Build-Up en el que puedes luchar para aumentar los stats de tu personaje para usarlo en un modo especial llamado Build-Up Battle.
 
 

GRÁFICAS

 
El juego comienza con un espectacular intro animado que te deja emocionado con lo que vas a experimentar. La selección de personajes es muy interesante porque los modelos fueron dibujados por el creador de DB, Akira Toriyama, y antes de iniciar la pelea los personajes entablan un diálogo dependiendo del oponente, donde incluso mueven sus labios dándole un toque más dinámico a la acción de escoger tu personaje.
 
 
La recreación de este juego en 3D no quedó nada mal; usan gráficos poligonales y los modelos de cada personaje son parecidos a los de la serie, aunque no son tan detallados en materia de articulaciones, proporciones o expresiones, son nítidos, de buen tamaño y con una buena gama de colores. Los efectos de luces usados en la carga de Ki, los disparos y las técnicas especiales son brillantes y permiten ambientar las peleas como si fueran las del programa de tv.
 
 
Los escenarios, aunque basados en ubicaciones de la serie, son muy parecidos, no son interactivos y no presentan gran detalle en materia de iluminación y efectos de fondo. Por último, el trabajo de cámara es muy torpe ya que un momento se enfoca en tu personaje para luego pasar al otro sin saber cómo responder a lo que estás viendo y se traduce en pura frustración dentro de la experiencia del juego.
 

SONIDO

 
Sorprendentemente la música va acorde con la acción y los escenarios, comenzando lenta y luego acelerando mientras transcurre el combate. Varias de las canciones son versiones remasterizadas de juegos anteriores de DB, y se destaca que “The Biggest Fight” es un tema que complementa la excelente animación del intro del juego.
 
 
Los efectos son geniales y parecidos a los del anime, cada acción que realizas produce un sonido desde un salto o la carga de un Kamehameha. El departamento de voces también se destaca por hacer uso del talento de los actores originales de la serie.
 

COMENTARIOS FINALES

 
Dragon Ball GT: Final Bout es un título que a pesar de sus múltiples defectos, llegó al corazón de muchos jugadores al ofrecer lo más cercano a una inmersión del anime en esos días. Quizás esta concepción sea de un adepto de DB que de un crítico imparcial, así que definitivamente lo disfrutarán mucho más los fanáticos de esta obra que cualquier otro jugador, aunque puede ser divertido jugarlo de vez en cuando solo o con tus amigos y revivir esas batallas que nos emocionaron en gran manera.
 
 

El Juez Goomba dice…¡¡¡Alquilable!!

 
Aunque fue re-publicado por Atari en el 2004 este título es muy difícil de encontrar en su versión original ya que no salieron muchas copias al mercado. Es un artículo de colección que a pesar de todo puede brindar ratos de diversión con la obra de Akira Toriyama para la consola de Sony.
 
Valorado en 6/10 Kamehamehas!!!
 

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -