Posted by : AndValen 13/6/17


El Nintendo 64 tuvo un gran impacto con su aparición y los juegos en 2D se consideraron obsoletos. Treasure desafió la tendencia poligonal con Mischief Makers, un título que revivió el género de plataformas de otras épocas combinando la tecnología del N64 con efectos visuales basados en el animé y una extraña pero atractiva jugabilidad.
 

CONTACTO INICIAL

 
Cuando tenía mi N64 la pasaba muy bien por mi cuenta y con mis amigos con Mario 64, Star Fox 64, Mario Kart y Goldeneye. Aun así quería algo diferente, y un día mientras veía una emisión de Nintendomanía, un programa mexicano que transmitían por el Canal Azteca 7, hablaban de Mischief Makers, un juego en 2D con secuencias animadas llenas de acción y comedia que podía pasar por cualquier serie de anime, me llamó mucho la atención y se volvió mi adquisición navideña en 1997.
 

HISTORIA

 
En Mischief Makers asumimos el rol de Marina Liteyears, una “Cybot G Ultra Intergalactica” creada por el viejo y pervertido Profesor Theo, y que le sirve como su asistente/mucama. Durante su estadía en el planeta Clancer que es habitado por unos extraterrestres con rostros que parecen tomados de la máscara del asesino de la película Scream y que también se llaman Clancers, el profesor Theo es secuestrado por el “Imperio Malvado”, un grupo que ha lavado las mentes de estos seres para sus fines, y le corresponde a Marina la tarea de recorrer el planeta en búsqueda de su creador.


Se puede notar que es una motivación que raya en el cliché de las historias en videojuegos, y aunque aparecen algunas situaciones secundarias que poco o nada contribuyen al desarrollo de la trama, como sucedía en animés de mala calidad argumentativa, la situación da para comenzar a jugar.
 

JUGABILIDAD

 
Mischief Makers fue el primer título de plataformas en 2D para N64. Su estilo de juego combina mecánicas de plataformas con algunos aspectos de acción y puzzles para avanzar a través de 5 mundos divididos en 52 niveles. El diseño de niveles es variado, con diferentes formas de jugar y superarlos, algunos son muy cortos y sencillos, otros pueden ser considerablemente largos y complicados, siendo un juego más exploratorio en comparación con otros de Treasure como Gunstar Heroes, Ikaruga y Bangai-O.


La meta al final de cada nivel es encontrar una estrella que te llevará al siguiente nivel, a la mitad y al final de cada mundo pelearás contra los generales del Imperio, destacando que los enfrentamientos finales usan efectos especiales de escala y rotación para que se vean más impresionantes y llenos de acción. Es lamentable que no incluyeran más peleas de este tipo porque de verdad son espectaculares.


Sobre nuestra protagonista, ella puede desplazarse a gran velocidad, agarrar y lanzar objetos, saltar grandes distancias, rodar por el suelo y flotar con sus propulsores; su cualidad especial es su sistema de combate que consiste en poder agarrar cualquier cosa incluyendo los habitantes del planeta y agitarlos dando como resultado varios efectos como usarlos como medio de transporte, obtener tesoros, modificar armas para atacar o convertirlos en proyectiles.


Los tesoros que puedes encontrar son gemas azules, verdes y rojas para recuperar energía e incrementar tu barra de vida, también puedes encontrar gemas doradas ocultas en cada nivel, nada sencillas de conseguir ya que mientras más obtengas podrás extender la reproducción del final de juego. Esto podría contribuir a su rejugabilidad ya que al terminarlo puedes volver a los niveles en los que no hayas encontrado estas gemas, pero para los jugadores que quieran ir directo al grano, les puede resultar decepcionante no ser adecuadamente premiados después de superar todo el juego.


El aspecto más preocupante en cuanto a jugabilidad son los controles; por ejemplo, para correr siempre debes presionar repetidamente la dirección a donde quieras ir, algo que resulta agotador. La intensidad de los saltos depende de que tanto mantengas presionado el botón, y aunque en el papel pareciera buena la idea de manejar los propulsores con los botones C, demanda un esfuerzo adicional de coordinación al combinarlo con un pad que no siempre responde a los movimientos que deseas hacer. 
 

GRÁFICAS

 
Al iniciar el juego, me animé bastante cuando mostraban la introducción con algunas escenas dibujadas al estilo de animé, y llegué a pensar que para ser un título de N64 sería divertido que el juego se vea así. No me equivoqué pero también encontré factores preocupantes.


Los jugadores verán que Mischief Makers posee un aspecto gráfico diferente a lo visto en el N64, los personajes y fondos están bien dibujados y usan un efecto 3D pre-rendered parecido a lo hecho con Donkey Kong Country, y sería acertado decir que es un juego de plataformas de 2.5 dimensiones.


Lo más decepcionante son los Clancers: todos se ven iguales con cambios mínimos en su paleta de colores y un ocasional casco o sombrero. Como todo en el planeta trata de sus rostros bizarros, la mayoría de las estructuras están decoradas con ellos, algo tan aburrido como aterrador. Los enemigos más grandes se ven algo borrosos cuando se usan efectos de zoom out y pierden detalle, y como mencioné antes, aunque las batallas climáticas se ven muy bien, son detalles que le restan al impacto que debería producir.
 

SONIDO

 
Los efectos de sonido son a falta de otra palabra, extraños. La música es muy monótona y nada memorable ya que las melodías solo cambian entre mundos, no entre niveles y sus variaciones casi no se perciben, de su música solo destacaría las pistas usadas en las peleas contra los jefes: son muy movidas e impresionantes.


Aunque hay algo de voice acting, no hay diálogos en el juego. Una vez más los Clancer se hacen odiar con los sonidos que hacen cuando son golpeados o empiezan a llorar. Eso sí, siempre me pareció chistoso que Marina diga “shake, shake” cuando agitaba las cosas, y los jefes con sus parlamentos denotaban algo de personalidad.
 

COMENTARIOS FINALES

 
Con su encanto “bizarro” lo disfruté mucho a pesar de sus defectos técnicos. Es un juego decente en su clase, tiene un buen diseño y variedad en sus niveles, e incluye retos ingeniosos, y espectaculares peleas de jefes en un juego que desafío los esquemas de lo conocido en N64 al retomar el género de plataformas en 2D.


Mischief Makers fue un producto innovador para su tiempo, que te motiva a experimentar y descubrir lo interesante que es. Se nota que Treasure le puso corazón y empeño en su etapa de desarrollo y los jugadores sentirán que querrán más de las aventuras de Marina.


 

El Juez Goomba dice…¡¡¡Alquilable!!

 
Lamentablemente Mischief Makers pasó muy desapercibido en su tiempo, pero quienes lo hayan jugado podrán dar fe de su potencial, ya que pudo ser explotado como título descargable o en una secuela/reboot de la franquicia. Es un juego que puede ser algo complicado de encontrar, pero en caso de que puedan conseguirlo, los conmino a que lo prueben y den sus opiniones.

Valorado en 7/10 shakes shakes!!!


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -