Posted by : Víctor Dallos 25/4/17



La mejor versión del inicio de la saga de Metal Gear Solid llegó a Gamecube en 2004, los invitamos a leer nuestro acercamiento a Metal Gear Solid: Twin Snakes, un juego hecho con el beneplácito del creador de la serie, Hideo Kojima.

CONTACTO INICIAL


Por allá a finales de los noventa me encontré, en mi PSX piratica, con un juego muy interesante en donde me mataron más de quince veces sólo en el escenario incial, todo por querer jugar a lo Rambo. Descubrí entonces un nuevo género al cual no estaba acostumbrado, que me deslumbró por su alta dosis de cinematografía y la mística de sus personajes. Estoy hablando de Metal Gear Solid de PlayStation, que se quedaría como uno de los pocos juegos que terminé en la consola, pues una de las  desventajas de tener copias piratas es que los valoras poco y al mínimo fallo de juego o frustración de tu parte ya lo cambias por otro disco desechable.

Shadow Moses


Durante la época de Gamecube me salté las consolas de sobremesa, siempre me acompañaba una Gameboy Advance que fue mi perfecta compañera durante las jornadas de universidad y el inicio de mi vida laboral. Tuve que esperar hasta poseer un Wii para descubrir joyas que la retrocompatibilidad permitía, como el caso de FZero GX, Zelda Wind Waker y el juego del que hablaremos hoy.

HISTORIA


Siempre que abordo el tema de la historia de la serie de Metal Gear escucho ronquidos en el fondo, por ese motivo me voy a limitar a dar los detalles iniciales de este juego.

A nuestro protagonista, nombre clave: Solid Snake, le enviaron a infiltrarse en una base nuclear en Alaska, nombre clave: Shadow Moses, pues un grupo terrorista, nombre clave: FOX HOUND, está amenazando con detonar una bomba usando un Mecha que puede ponerla en cualquier sitio, nombre clave: METAL GEAR, a menos que se les pague una alta suma en dinero y se les regresan los restos de un terrorista abatido en combate, nombre clave: BIG BOSS.

No voy a hablar de que te lee la mente durante el juego... la tuya.

Allí dejo la historia … no voy a hablar de temas como que los soldados de la base está genéticamente mejorados por unos experimentos previos que involucran clones de Big Boss ... porque me voy a controlar con el tema.

En general la historia es una trama de intrigas y traiciones propia de una película de espías y guerra de los años 90, Kojima pone énfasis en cinemáticas para narrar su juego de guerra y darnos el claro mensaje de que nunca hay alguien realmente bueno o malo en la batalla.

Solid Snake y Metal Gear


JUGABILIDAD.


Kojima pretenciosamente quiso hacer ver que su juego era de un género completamente nuevo que bautizó como “acción de espionaje táctico”. Pero en resumen es un juego de acción en tercera persona con altas dosis de sigilo, pues gran parte de nuestras misiones deberán completarse siguiendo las rutas de los enemigos y evitando ser detectado. Si nos detectan tendremos la posibilidad de “entrarle a los balazos”, pero normalmente estaremos en desventaja. Al final de cada nivel nos enfrentaremos contra un jefe en un duelo, uno contra uno, en donde se hace gala de inventiva en cuanto a diseños de personajes pues nos enfrentaremos a un ninja, un psíquico, una francotiradora, un tanque de guerra…en fin, tendremos variedad de situaciones complementadas con cinemáticas para explicarnos las motivaciones de cada enemigo.

Este remake del juego se basa en lo visto en Metal Gear Solid 2 en donde nuestro personaje principal se controla algunas veces en tercera persona, otras veces movemos a Snake por espacios con cámara fija y cuando debe disparar cambia la cámara a primera persona para apuntar. Esto es un gran avance del inicial en donde casi todo se debía hacer en cámara fija. Tendremos muchos tipos de armas, casi todas del tipo apropiado para un espía, como botes de gas, armas con silenciador, rifles de largo alcance o armas de electrocución.

Se mejoran los marcadores y la posibilidad de apuntar.


El juego se divide claramente en etapas de infiltración y etapas de acción, en las primeras debemos esquivar la vista de cámaras y enemigos para llegar a un punto en especial. Esta mecánica mezcla paciencia y agilidad. Paciencia para identificar los patrones de nuestros enemigos en el minimapa que tenemos y agilidad para movernos de manera precisa al punto en donde no seremos detectados. Siempre podremos facilitarnos la vida incapacitando a un guardia muy inquieto o desactivando una cámara, pero corremos el riesgo de ser detectados pues los soldados se comunican entre ellos y si hacemos mucho ruido, esto también desatará la alarma.

En las etapas de acción normalmente tendremos al frente a enemigos con poderes súper naturales o agilidad sobre humana y nuestro pobre espía debe vérselas a gatas para darlos de baja y seguir viendo las cinemáticas que nos narran su historia.

Una mecánica narrativa que se convierte en parte de la jugabilidad es el códec. Este no es más que un recurso que usó Kojima para contarnos partes de la historia como si fueran video-llamadas por allá de los 90´s en nuestro reloj inteligente. Digo que se hace parte de la jugabilidad porque estaremos horas escuchando estas conversaciones y debemos ser inteligentes para ubicarnos en un sitio que no nos ponga al descubierto, mientras esperamos encontrar alguna pista del camino por el cual debemos continuar y que puede darse en alguna llamada de un aliado, un enemigo, alguna frecuencia secreta o hasta algún admirador.

Codec

GRAFICOS


Este juego trata de ser muy realista y en 2004 era lo más alto del arte. En este momento se ve bastante bien si tienes un Wii conectado por componentes, aunque hay que ser consciente de que para gráficos realistas tenemos mucho terreno avanzado hasta la actualidad. Los colores tienden a ser muy grises pues siempre estaremos entre bases militares y la cámara puede dejar que desear algunas veces pues el control no es libre en todas partes y debemos fijarnos mucho para encontrar espacios que serán nuestros escondites o muros a derrumbar.

Se agradecen algunas mejoras en las animaciones... por ejemplo en donde vemos a Revolver Ocelot, un personaje primordial en la serie que ha servido a Big Boss y ahora nos enfrenta con su mítica arma insignia...pero no voy a profundizar más pues me voy a controlar con la historia.

Mejora radicalmente al original en gráficos

Las animaciones de este remake sufrieron un rediseño con respecto a las del juego original y tienden a ser muy criticadas pues tiene el efecto “Matrix” en donde un pequeño salto se coreografía como una voltereta a cámara lenta con varios puntos de fuga. En general se ve bien aunque se hace algo exagerado. Las cinemáticas denotan el bajo conteo poligonal para la actualidad, pero es muy pasable.

La posibilidad de cambiar la cámara a modo en primera persona abre una gran posibilidad, no solo al momento de apuntar, también nos permite ver mejor los detalles del escenario y muchos “easter eggs” que pone Kojima en sus producciones, como carteles del reino champiñón o Yoshis perdidos.

SONIDO


El juego tiene doblaje al inglés con resultado sobresaliente, siendo muy agradable y con buena actitud en la mayoría del juego, aunque si extraño la emoción y acentos que tenía la versión original y que me parece superior a la de este remake.

Hay momentos en donde las conversaciones son primordiales para entender el juego y se agradece ese cuidado en los doblajes, como por ejemplo... en donde el jefe de Snake, Cambell, nos revela una trama de intrigas entre la CIA y DARPA, una organización que va tras los Metal Gear, o en otro en donde Miller, un antiguo compañero del protagonita nos da tips de sobre-vivencia mientras recuerda eventos de Zanzibarland en donde sirvieron en conjunto...pero no voy a decir más pues me voy a controlar con la historia.

La música es icónica de la saga, con ritmos acelerados en los momentos de acción y melodías lentas para las secciones de infiltración. El equipo de Konami permitió algunas intervenciones externas y podemos escuchar ligeras variaciones en los temas originales.

Algunos eaaster eggs.


Los efectos de sonido son un punto muy importante en este juego, pues desde las pisadas que alertan a los guardias hasta los sonidos de sorpresa o explosiones ayudan a la inmersión que se logra de manera sobresaliente en este juego.

COMENTARIOS FINALES


Con historia interesante, jugabilidad adecuada y buena factura técnica, es un buen punto de inicio para quienes son ajenos a la saga Metal Gear Solid. Este es un remake que bien merece una segunda oportunidad como juego de consola virtual o como un remaster, similar a lo visto en la serie de Resident Evil.

Además, los giros en la trama son intrigantes y nos animan a terminar le juego y conocer más de la serie ... como por ejemplo cuando vemos morir a quienes tiene contacto con nuestro protagonista sin siquiera tocarlos, o cuando vemos que Cambell nos está manipulando para rescatar a alguien sin darnos todos los detalles... pero no digo más pues, como vieron, me controlé muy bien con mi emoción de hablar de la historia.


En desventaja por aventado.
Mushroom 
Juez

El juez goomba dice… Comprable!!!

Si tienes un Gamecube o un Wii con controles y memoria de Cube, no dudes en agregarlo a tu biblioteca…es la única posibilidad que hay para jugarlo. 

Valorado 8/10 llamadas de codec

Mushroom


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -