Posted by : Víctor Dallos 4/10/15

Kirby y sus amigos se hacen poligonales en el N64


La bola rosa más macabra de todos los tiempos llegaba a las 3D de al mano del N64. ¿Logrará que sus curvas salgan redonditas o tendrán alguno que otro pico?

CONTACTO INICIAL


La época del N64 y PSX fue de lo más triste para muchos géneros, entre ellos los plataformas en 2D con sprites. La mayoría de jugadores de la época buscábamos los últimos juegos en 3D que salieran, dejando de lado los juegos que se parecieran a los típicos juegos de plataforma de la era del SNES, por considerarlos inferiores o anticuados. (Que equivocados estábamos)

Un jueguito esquivo en su momento

Nunca probé este juego directamente en mi N64. En su lugar debí esperar a una compilación de Wii con varios títulos clásicos de la bola rosada, pero ni aún así lo jugué. Fue con la llegada del juego a la consola virtual de WiiU que decidí probar de una vez por todas este capítulo que me había sido esquivo.

HISTORIA


Ripple Star es hogar de unas haditas de lo más coquetas. Esto hasta que el malvado Dark Matter aparece y toma los cristales que son la fuente de los poderes mágicos de las haditas. Una hadita lucha contra el malvado, pero el cristal se divide en cientos de pedacitos y caen en diferentes rincones de la galaxia.

Kirby y sus amigos...al rescate

Kirby, nuestro “héroe”, debe llegar a salvar el día, pues los poderes de Dark Matter están controlando a sus amigos por medio de las piezas del cristal de poder. Uniendo fuerzas con la hadita y sus amigos, deben combatir a este espíritu maligno y proteger Ripple Star.

MECANICAS DE JUEGO Y CONTROLES


Kirby, como ente del mal que es, debe tragar enemigos en busca de ganar sus poderes, pero en este juego se agregó la posibilidad de combinar habilidades, para lo cual, después de tener un poder, debes “escupirlo”  y mezclarlo con otro enemigo para obtener resultados mayores. 

Esta mecánica de mezclar poderes hace que el juego se sienta fresco y otorga al jugador un grado de exploración y experimentación que no tenía la serie, pues permite probar desde lo más lógico, que sería mezclar dos veces cada uno de los siete poderes principales para hacerlo mayor, o invita a inventar combinaciones que resultan de lo más variopintas y divertidas, pudiendo convertir a Kirby en un volcán, un refrigerador que ataca con los envases que contiene, un patinador olímpico o hasta en un guerrero Jedi con sables de luz y todo.

Kirby, la nevera.

El juego nos presenta niveles de típico plataformeo en 2D, pero embellecidos con movimientos de cámara que le otorgan profundidad al escenario, pero en su esencia no hay nada diferente a un típico juego de Kirby en donde corres, saltas y destruyes vidas enemigas con tus fauces. Al final de cada nivel nos enfrentaremos a un enemigo gigantesco que generalmente estará en el fondo de la pantalla y nos lanzará esbirros, cohetes, rocas, proyectiles...etc, y deberemos esperar el momento en que asome su cabeza en nuestro plano de movimiento para golpearle.

Jefes finales que aprovechan el mundo poligonal del N64

Debo resaltar que el control algunas veces no responde de manera instantánea y esto ocasiona que los saltos no sean del todo precisos o que la habilidad de flotar de Kirby llegue a traicionarnos y terminemos en algún abismo. Además Kirby se mueve bastante despacio, por lo cual algunas partes del juego pueden hacerse tediosas. 

El juego cuenta con un modo multijugador, pero desafortunadamente el mismo es bastante simple, pues reune algunos minijuegos sencillos, más propios de un Mario Party pero con menos gracia.

SONIDO Y GRAFICOS


Al ser de los últimos juegos de la N64, se nota el cariño en la presentación y los detalles sobre el escenario y los personajes, con cinemáticas cortas que nos presentan el nivel o los jefes finales.

Los poderes de Kirby cubren un espectro visual amplio que va desde sacar un pico genérico y soso para atacar, hasta darnos efectos especiales muy llamativos como el de fuegos artificiales, taladros voladores y hombres de nieve explosivos. De igual manera, los enemigos finales son muy coloridos y detallados, pero algunos esbirros no pasan de ser más que unos cuantos polígonos mal coloreados.

Gráficos bonitos y colores vivos en el N64


Aparte de los adorables soniditos que emite Kirby, los efectos de sonido no pasan de ser explosiones o golpes secos que hacen sentir un poco “desértico” el juego en este apartado. La música, sin ser mala, no es tan pegajosa o compleja como en otros juegos de la serie.


COMENTARIOS FINALES


No es el juego definitivo de Kirby, no es el juego que le presentaría a un novato en la bolita rosa, pero es un juego interesante y bonito que acusa el paso del tiempo. Con mecánicas interesantes, gráficos coloridos y bien presentados, pero con algunos problemas de ritmo y control, que lo hacen un juego más de Kirby, sin lograr destacar como el único de su generación.


No es tan bonito, pero no deja de ser una bolita asesina adorable.



El juez Goomba dice: ¡Que te lo presten!


Recomendado para los fanáticos de Kirby, pero sin duda que algunos juegos contemporáneos tiene mayores méritos. Bonito, pero no vale la compra a menos que seas fanático de Kirby o del N64.

Calificado con 6/10 haditas en apuros salvadas por 6/10 galanes rotundos.


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -