Posted by : Víctor Dallos 19/1/14


Los personajes de Disney han recorrido un largo trecho desde las películas y merchandising, pasando lógicamente por videojuegos. Hoy hablaremos de uno de los personajes secundarios más longevos, en un juego para SNES…Goofy.

CONTACTO INICIAL


Goofy siempre me cayó bien, cuando era niño me causaba mucha gracia verlo en diferentes caricaturas en donde pretendía educar al televidente haciendo las mayores tonterías para practicar un deporte, aprender a conducir o construir una casa.

Luego salió un programa que compartía con Pedro en donde ambos tenían hijos y vivían en un típico barrio americano. Esta serie no fue tanto de mi agrado, pero dio pie al juego del que hablaré hoy.
Goofy y su hijo Max
El juego lo conocí en un cassette multijuegos, no muy original…pero casi original, según decía el vendedor, ya que salvaba partidas de algunos juegos. Los juegos que lo acompañaban tenían mayor nombre (Aladdin, Sunset riders, Contra…) por tanto este lo tuve en reserva durante mucho tiempo.

Cuando decidí jugarlo, me dio buena espina que dijera "Capcom" en la pantalla inicial, pues mi bien querido Megaman es de ellos. Después de probarlo me gustó bastante, tanto, que lo jugué hasta terminarlo y luego, cuando lo probé con un primo, le tomé mayor aprecio.

HISTORIA

Goofy lleva a su hijo Max de pesca, de pronto, se da cuenta de que a Pete (o “Pedro el malo” para los amigos) lo raptaron unos piratas y lo llevaron a una isla. Goofy sale a rescatarlo como buen amigo que es, y ya en la isla se da cuenta de que en realidad los piratas piensan que Pete es su capitán y tratarán de detener nuestro intento de rescatarlo. 

Una historia de caricatura de sábado en la mañana, pero con suficiente consistencia para mantenernos entretenidos.



Historia de caricatura matutina

JUGABILIDAD.

Aquí radica lo atractivo del juego, pues la isla está dividida en pantallas y cada una de ellas tiene algún acertijo a resolver, bien sea con algún ítem para pasar sobre un abismo o pateando rocas para ponerlas sobre interruptores. Es una mezcla de aventura y puzles que sirvió en su momento para engancharme con este tipo de juegos, preparándome para un Zelda…ojo que no digo que esté a su nivel, sólo que es una versión muy ligera de los acertijos de los templos en Zelda.

El control es adecuado y nuestro personaje camina cómodamente en pantallas isométricas, lanza jarrones o barriles y puede cargar dos ítems por pantalla que luego pierde en la siguiente. 

Si jugamos en el modo a dos jugadores, cada uno puede tomar un solo ítem y esto le añade variedad a los puzzles, pues obliga a trabajar en equipo. Así por ejemplo, recuerdo que jugábamos mucho a que el personaje que llevaba a Max hacía sonar la campana, para que los enemigos lo persiguieran, mientras el otro resolvía el acertijo o recolectaba tesoros. (Max era más rápido que Goofy).

Al final de cada tipo de escenarios había un "enemigo jefe" que normalmente debíamos derrotar a macetazos.



Juego en equipo para resolver los acertijos o despistar a los enemigos

GRÁFICOS.

Al ser uno de los juegos de primera generación de SNES, no encontramos nada descrestante, pero los escenarios son coloridos y medianamente variados, con lava, cavernas, barcos y playas. Las animaciones son básicas.

SONIDO.

No recuerdo prácticamente nada de la música…bueno, tal vez el tema de la playa, por que se repite mucho…esto habla de que no es de lo más importante…pero tampoco me hacía bajar el volumen…luego no debía ser fastidioso.

Los efectos especiales son mínimos, como el disparar la pistola elástica, patear una roca o hacer sonar la campana.
Goofy equilibrista.

COMENTARIOS FINALES

Quizás no es el juego más destellante, entre la multitud de buenos juegos de SNES, pero sin duda que es un juego entretenido y que se puede jugar con un amigo para pasar un buen rato con puzzles sencillos.

Desafortunadamente, por cuestiones de licencias, sólo se consigue en la consola original o en alguno de los nuevos inventos para poner cartuchos originales como el SUPABOY.

Un saludo a quienes les guste Goofy y a una amiga mía que se ríe como él. (Ho Jo Joy)








El juez Goomba dice... Alquilable!!!

El factor nostalgia, coleccionismo o fanatismo de Goofy puede aumentar su valor. No es para lanzar cohetes, pero sí para pasar un buen rato.



Valorado en 7/10 campanas piratas. 



Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Crónicas Goomba - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -